Inicio > Administracion local, Gestión pública, Gobernanza, Uncategorized > 2019: el momento de planificar para la rendición de cuentas

2019: el momento de planificar para la rendición de cuentas


Planificar y rendir cuentas: dos ruedas que giran al unísono

Planificar y rendir cuentas: dos ruedas que giran al unísono

En el día después de las elecciones municipales, forales y, en muchos casos, autonómicas, toca prepararse para el gran reto de gobierno abierto de estos cuatro años: generalizar la rendición de cuentas de los planes de mandato.

El plan de mandato es el documento que recoge las actuaciones que el equipo de gobierno considera estratégicas para avanzar hacia su visión del municipio. Se estructura en torno a sus grandes ejes de actuación y se concreta en objetivos estratégicos, objetivos operativos y actuaciones para lograrlos, durante los cuatro años del mandato. El plan de mandato hace visible la correspondencia entre los grandes objetivos que persigue el equipo de Gobierno y las actuaciones concretas que se programan.

Aunque parezca mentira, los Gobiernos de nuestros Ayuntamientos y Diputaciones -con algunas señaladas excepciones- no han tenido la costumbre de planificar las actuaciones de su mandato. Por lo tanto, no han adquirido compromisos de actuación claros con su ciudadanía. Esta es la piedra de toque de la transparencia efectiva, la referencia indispensable para el buen gobierno, la puerta de entrada a una participación ciudadana que mejore las políticas públicas.

La rendición de cuentas no es patrimonio de ninguna opción política. Es consecuencia de una manera de gestionar: ordenada, responsable, orientada a objetivos, abierta.

A los gobiernos que la han practicado en esta pasada legislatura les ha ido bien. No me atrevo a  decir que sea un factor determinante para ganar votos, pero al menos no ha influido negativamente y parece que ayuda a asentar la imagen de partido que gestiona bien. Así ha sido el caso de la Junta de Extremadura (cerrada por la JEC)Vitoria-Gasteiz, San Sebastián, Erandio o Gavà, todos ellos instituciones con las que he tenido el honor de participar en proyectos de rendición de cuentas.

¿Cómo hay que redactar un plan de mandato para poder rendir cuentas ? Aunque habría mucho que decir, baste con una idea mínima. Debe contener tres componentes:

1. Componente discursivo:

El plan de mandato comienza con una descripción de la estrategia en lenguaje natural, orientada a la comprensión de qué metas se persiguen, para resolver qué problemas, mediante qué estrategias y acciones. Este componente discursivo bebe en gran medida del programa electoral -o del acuerdo de gobierno-, pero no es una mera copia. El discurso sobre el plan de mandato se construye mediante compromisos; esto es, hay que expresar las estrategias y acciones como compromisos que adquiere el equipo de Gobierno con la ciudadanía.

2. Componente estratégico:

Debe incluir:

  • Definición estratégica (misión, visión y valores)
  • Ejes estratégicos que ordenan el conjunto de actuaciones
  • Objetivos estratégicos que se persiguen

3. Componente programático:

Elementos mínimos que se recomienda incluir:

  • Objetivos operativos: definición de lo que se pretende alcanzar,
  • Indicadores de resultado: criterio de éxito de cada objetivo.
  • Acciones: las actuaciones a desarrollar para alcanzar los objetivos operativos.
  • Indicadores de avance: hitos que señalan el grado de avance de la acciones.
  • Responsabilidad política: persona/cargo que lidera.
  • Responsabilidad técnica: persona/puesto responsable.
  • Presupuesto: previsión de asignación presupuestaria.
  • Calendario: fechas durante las que se va a desarrollar la acción.

En la medida en que estos componentes estén presentes, las posibilidad de suministrar información de uso de recursos, avance de proyectos y resultados alcanzados aumenta. Incluso puede fundar un sistema de información inteligente, como el que estamos explorando en algunos proyectos en la actualidad. Igualmente, será importante entender qué demandan distintos tipos de consumidores de esta información.

Como decía, este es el momento de dar un buen salto adelante. En muchos casos, las normas de transparencia ya obligan a programar y dar seguimiento a la acción de gobierno. En todos los casos, la madurez de la gestión pública dicta que quien no lo haga queda anclado en un pasado opaco e ineficiente. Ya sea como mero espectador u ojalá como colaborador desde desideDatum, llega un tiempo emocionante para quienes sentimos pasión por la gestión pública.

  1. Maximo
    27/05/2019 de 22:59

    Hay amigo Alberto, que salvo alguna honrosa excepción, como Extremadura, los tiempos de las mayorias absolutas se han acabado = ¡Aun no sabemos cual va a ser el m¡plan de mandato, se tiene que negociar!
    Pero en lo que si te doy toda la razon, y espero poner todo mi apoyo como ciudadano, en que de na futura negociación y busqueda de un plan de mandato comun se de toda la luz y taquigrafos………..tambie por el bien de los socios de gobierno, para ir dejando claro que aporta cada uno, y que se va cumpliendo.
    Una etapa muy bonita que seguro ayudaras a enriquecer con tu buen hacer
    Un saludo

    • 28/05/2019 de 09:06

      La redacción de un plan de mandato es aún más necesaria en los gobiernos de coalición, ya que no les vale con pasar a limpio el programa electoral. En ese proceso, no olvidemos la fase de consulta al equipo técnico, que será quien concrete los detalles operativos y que incluso puede añadir algunos objetivos operativos al conjunto del plan.

  1. 30/05/2019 de 06:42
  2. 27/05/2019 de 12:30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: