Inicio > Buenas practicas, Gestion del conocimiento, Innovacion > ¿Red de innovadores de Euskadi?

¿Red de innovadores de Euskadi?


Ya se sabe: los blogs son conversación, entre otras cosas.

Así que esta semana he conversado con David Bartolomé, a través de los comentarios de su blog, sobre el modelo de Infonomia y la posibilidad de poner en marcha alguna iniciativa similar en Euskadi.

Me parece que el tema es interesante y puede dar de sí. Por eso le quiero dedicar este post, y seguramente no será el último. Todos los comentarios serán bienvenidos.

Entre paréntesis, perdonad por la longitud del post. Se me ha ido la pluma. Espero que los que tengan interés en el tema hagan el esfuerzo de leerlo (y a los otros les da igual).

Sobre el modelo de Infonomia

Vaya por delante que estoy inscrito en la red de innovadores de Infonomia desde cuando era de pago y le sigo a Alfons Cornella desde la época de Extra!-Net, en la que te apuntabas a una lista de distribución y te enviaba, completamente gratis, un artículo semanal. He disfrutado leyendo sus artículos y me ha encendido muchas bombillas. Le considero mi guru de cabecera, dicho sea con todos los respetos.

Infonomia ofrece, básicamente, tres cosas:

  • Ideas sobre innovación, en forma de artículos (ahora, blogs), la revista if…, libros, y actos presenciales.
  • Una red de innovadores para el intercambio de conocimiento y para el contacto con potenciales socios en iniciativas innovadoras o de negocio.
  • Proyectos de innovación para llevar a la práctica las ideas y para generar nuevo conocimiento.

Para ello estructuran la web según el esquema siguiente:

  • ¿De qué hablamos?: Personas, Ideas, Organizaciones y Herramientas.
  • ¿Qué hacemos?: Prensa, Revista, Aula, Actos, Libros y Proyectos

El modelo de negocio podría resumirse así:

  • “no cobramos por lo que hablamos”: regalamos las ideas (a pesar de que muchas de ellas son brillantes y, como dice Alfons, procuran ser los primeros en hablar de las cosas de las que después hablarán todos los demás), damos a conocer personas y organizaciones (sirviendo de escaparate y contribuyendo así a “crear red”) e informamos sobre herramientas (que me parece la parte menos diferenciadora de Infonomia).
  • “cobramos por algunas de las cosas que hacemos”: la revista if… es de pago, el aula también, algunos actos, y supongo que también los proyectos (o la mayoría de ellos).

En resumen: “Con lo que hablamos nos damos a conocer y nos vendemos, y vivimos de lo que hacemos”. Me parece un buen esquema. Muy razonable.

Supongo que Infonomia es un negocio rentable. Pero quiero destacar algo que suele decir Alfons Cornella: “para mí detrás de todo emprendedor, además del lógico y lícito afán de lucro, hay algo más profundo que es la vocación de crear algo innovador”. Estoy convencido de que para Alfons éste es el aspecto más importante de Infonomia, “lo que más le pone”, porque así se refleja en la intensidad que transmite en lo que hace.

Algunas características que vislumbro desde mi subjetividad en el proyecto de Infonomia son las siguientes:

  • Un proyecto personal: creo que la aportación de Alfons Cornella tiene mucho peso en Infonomia, sin menospreciar otras colaboraciones interesantes, que las hay.
  • Poca actividad de la red de innovadores: mi impresión es que el intercambio que se produce entre los miembros de la red es mínimo. Y si se produce será presencial, en los foros y jornadas organizados por Infonomia, porque en la web no se refleja. Por ejemplo, el blog público no pasa de ser prácticamente un tablón de anuncios.

Me parece aconsejable tener en cuenta estas dos circunstancias a la hora de plantearse la posible importación del modelo de Infonomia.

Sobre la red de innovadores de Euskadi

Como le decía a David Bartolomé: “Todo lo que sean iniciativas desde Euskadi para fomentar el conocimiento, la calidad, la innovación y, en general, el hacer bien las cosas, me parece positivo”.

La idea de crear una red de innovadores en Euskadi, en abstracto, me parece atractiva. Pero todo depende de cómo se plantee. Parto de mi escepticismo con respecto al funcionamiento espontáneo de las redes sociales. Un proyecto de este tipo cuenta, de entrada, con las dos dificultades siguientes:

  • La cultura del conocimiento y de la innovación no está arraigada en nuestras organizaciones, ni en nuestra sociedad. Leer un libro (o un artículo de Infonomia) en el trabajo se considera una pérdida de tiempo, mientras que “celebrar” largas comidas de trabajo está bien visto.
  • La cultura de compartir y de colaborar es muy escasa. Cada uno está a lo suyo y que no le hagan perder el tiempo. Y lo que se hace suele tener (salvo honrosas excepciones) una motivación económica muy clara y muy directa, que es muy respetable, pero que no facilita crear una red de innovadores dispuestos a compartir su conocimiento y a dedicar tiempo a una iniciativa de este tipo.

Pese a todo, no está de más reflexionar sobre las características que podría tener la red de innovadores de Euskadi. ¿Quién sabe? A lo mejor, bien pensado…

Para ordenar la reflexión puede ser útil responder a estas preguntas: ¿para qué?, ¿qué?, ¿cómo? y ¿quién?

Lo hago de forma telegráfica a continuación.

La red de innovadores de Euskadi, ¿para qué?

A bote pronto, se me ocurre que podría tener los siguientes objetivos:

  • Promover la cultura de la innovación en las empresas y en las administraciones vascas.
  • Difundir una cultura emprendedora e innovadora en la sociedad vasca.
  • Dar a conocer las personas, organizaciones y experiencias innovadoras que existen en Euskadi.
  • Facilitar el intercambio de conocimiento y propiciar la colaboración en proyectos innovadores.

La red de innovadores de Euskadi, ¿qué?

En cuanto a los contenidos, y partiendo de la referencia de Infonomia, los conceptos y las ideas a manejar serían similares, ya que son bastante universales.

Lo específico de los contenidos sería el protagonismo de las personas, organizaciones y experiencias innovadoras de aquí, sin excluir tampoco las referencias externas.

Igualmente, también tendrían carácter local, en cuanto al lugar de celebración, los eventos, jornadas, encuentros, etc. organizados por la red de innovadores de Euskadi.

Otra aportación local sería que los contactos y las posibles iniciativas que surgieran también tendrían su origen geográfico en Euskadi.

La red de innovadores de Euskadi, ¿cómo?
Hay experiencias que pueden orientar la configuración de la red. Por ejemplo, creo que Euskalit ha funcionado razonablemente bien en el mundo de la calidad. Hoy en día Euskadi es puntera en la implantación y certificación de sistemas de calidad. También el Cluster del Conocimiento puede ser un referente a tener en cuenta a la hora de promover una iniciativa de este tipo.

En cualquier caso, habría que hacer un esfuerzo por evitar la tendencia habitual de partir de cero, como si el mundo comenzara cada vez que tenemos una ocurrencia genial, y aprovechar lo que hay, teniendo en cuenta a las personas que ya han recorrido caminos similares.

En cuanto a la forma de funcionamiento, me parece obligado combinar lo presencial con lo virtual, pero en los tiempos que corren me atrevería a decir que hay que poner el énfasis en la presencia y utilización de Internet por las inmensas posibilidades que ofrece para difundir y compartir conocimiento y para interactuar de una forma cómoda entre un número elevado de agentes.

La red de innovadores de Euskadi, ¿quienes?

Es la hora del poder cooperativo. Una iniciativa de este tipo tendría que aglutinar a personas y entidades del ámbito público y del privado, del mundo académico y del empresarial, del entorno tecnológico y productivo y de la gestión, del sector industrial, del agropecuario y de los servicios, etc.

Estoy pensando en voz alta, no les he dado ni cuatro vueltas a las cosas que estoy escribiendo, pero me parece que la red de innovadores en Euskadi difícilmente va a ser una iniciativa personal como la de Infonomia. Me parece más factible que sea impulsada desde el ámbito público y cuente con la participación de los agentes públicos y privados relacionados con el mundo del conocimiento y de la innovación.

El Libro Blanco del Sistema Vasco de Innovación, sin ir más lejos, propone directrices estratégicas que se alinean perfectamente con una iniciativa de este tipo.

Además de las organizaciones mencionadas (Euskalit y el Cluster del Conocimiento), tenemos una Universidad (habría que hablar de Universidades) que debe implicarse en proyectos de calado empresarial y social, un sistema de formación profesional puntero, una red de centros tecnológicos que tienen mucho que aportar en estos temas, y un tejido empresarial con tradición en la gestión de la calidad y en disposición de dar el salto a la gestión del conocimiento y de la innovación. Los que faltan que levanten el dedo.

Sé que todo esto no es sino un mero apunte telegráfico, pero siento que me estoy alargando demasiado para el formato de este medio. Sirva, al menos, lo dicho para encender la chispa del debate.

El conocimiento y la innovación deben ser la apuesta estratégica de este País.

Technorati tags >

  1. 25/08/2006 de 11:01

    Me alegro, David, de que coincidamos en los objetivos, los contenidos y la forma de actuación (a grandes rasgos) de una posible red de innovadores de Euskadi.Pienso que la diferencia de opinión sobre quién deba impulsarla se debe a que nos estamos refiriendo a cosas distintas. Me explico.Yo planteo la iniciativa pública pensando en una red que pueda aglutinar o interconectar a todos los sectores relacionados con la innovación, desde la Universidad, hasta las empresas, pasando por los centros tecnológicos, etc.Como indico en el post, pienso que la creación de esta red estaría en linea con las directrices estratégicas del Libro Blanco del Sistema Vasco de Innovación, y podría tener la forma de una Fundación en la que participaran los principales agentes que actuan en el ámbito de la innovación en Euskadi.Pienso que una red de iniciativa privada, al estilo de Infonomia, sería otra cosa. Seguramente, en esta red participarían algunas empresas \”cercanas\” a los promotores de la red o que tuvieran algo que obtener (a cambio de la prestación de algún servicio coherente con los objetivos y filosofía de la red) y participarían, también, bastantes personas interesadas o relacionadas con la innovación, que lo harían, sobre todo, a título individual y sin mucha implicación (más bien, pasivamente), o sea, como nosotros participamos en Infonomia.Ambos modelos me parecen válidos. Y, además, compatibles.Lógicamente, es más factible crear una red de iniciativa privada, en el supuesto de que haya personas dispuestas a ello. Y sería interesante hacerlo, como lo es Infonomia, porque podría hacer aflorar mucha \”energia contenida\” que seguro hay por aquí.Y cuando se creara la red de iniciativa pública, si es que llega a crearse, la red privada podría incorporarse a ella como un agente más, aportando el conocimiento, la experiencia e, incluso, el prestigio que hubiera ido acumulando.Así que no creo que haya discrepancia entre un modelo y otro, sino que son cosas distintas y compatibles.Espero que sigamos reflexionando y conversando sobre ello.¡A ver si en septiembre se suman más voces a la conversación!

  2. 25/08/2006 de 11:01

    Hola Iñaki:Pues a mi el post se me ha hecho muy corto, la verdad´;-) Será pq es un tema que me apasiona, claro…La verdad es que has puesto sobre la mesa (o sobre el blog) muchas preguntas que debemos hacernos antes de montar una Red de Innovadores, y coincido contigo en prácticamente todas tus reflexiones.El único punto en el que quizá no comparta del todo tu visión (y creeme que ojalá pudiera decir lo contrario) es el quién debe impulsarlo. Me da la impresión que en tus reflexiones abogas por que sea la administración pública quien tome las riendas de montar el reto (evidentemente, contando con universidades, empresas, sociedad, etc.). La pregunta es: ¿es eso factible?Sinceramente, yo QUIERO que sea la administración quien tire de este bonito carro, pero temas como presupuestos publicos, competencias, etc. pueden ralentizar mucho una iniciativa que debe empezar a moverse YA. Eso si, si consigues que alguien de Lakua lea nuestras reflexiones y se interese por la iniciativa, allá que nos vamos para llamar a cualquier puerta que sea necesaria.A día de hoy, veo más factible que una iniciativa privada pueda lanzar esta red de innovadores (al estilo Infonomia, con sus cosas buenas y no tan buenas) y que poco a poco la admin se vaya acercando a la propuesta (hasta conseguir una colaboración total entre todos los agentes de la sociedad).Seguimos pensando en cómo hacer esto posible.¡Un abrazo!

  1. No trackbacks yet.

Responder a Iñaki Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s