Inicio > Gobernanza, Innovacion, Valores > De qué trata la innovación social

De qué trata la innovación social

17/03/2008

innovación socialMañana martes 18 de marzo se va a reunir el Consejo de Innovación Social de Innobasque en el que participan dos compañeros de blogosfera: Julen Iturbe y Pablo Aretxabala.

Julen pide una ayudita: “¿qué iniciativas tendríamos que poner en marcha para innovar socialmente?“. Dice que, en lugar de aportar ideas para conceptualizar, a él le interesa más la acción. Y me parece bien. Me encantaría poder ayudarle, pero no tengo claro qué significa eso de innovar socialmente. Ni siquiera sé de qué trata la innovación social. Aunque intuyo que el concepto es interesante. Si hay una innovación empresarial orientada a generar valor (beneficios) para los negocios, ¿por qué no va a haber también una innovación social que genere valor para la sociedad (beneficio social)?. La idea es atractiva, ¿no?. Merece la pena enterarse un poco mejor de qué va esto.

La foto es de Luis Echánove.

Menos mal que Pablo nos da más pistas. Los ejes y programas definidos en el Plan a Corto Plazo de Innobasque (08-09) para el Consejo de Innovación Social son los siguientes:

Eje 1: Educación y Formación (como derecho básico): en el que se desarrollarán cuatro programas:

  • Implantación de valores innovadores en la educación primaria y secundaria.
  • Centros de formación profesional como agentes de innovación en su entorno de influencia.
  • Mejora en indicador IES asociado a formación continua.
  • Promoción de I+D/docencia universitaria. Activación de valores innovadores.

Eje 2: Procesos Sociales: que desarrollará dos programas:

  • Valores.
  • Gobernanza: participación y territorio.

Eje 3: Protección Social: con dos programas también:

  • Análisis/propuesta de políticas activas de acogida/integración étnica/cultural.
  • Formación/titulación de inmigrantes en origen. Acreditación de competencias.

Eje 4: Ocio: con un programa por el momento:

  • Cultura.

Eje 5: Derechos básicos: también con un programa:

  • Mejora de la calidad y la seguridad en el empleo.

Estos ejes y programas nos dan bastante idea sobre lo que tiene Innobasque en la cabeza cuando habla de Innovación Social.

Por otra parte, en el documento Órganos de gobierno (pdf) de Innobasque se define así el cometido del Consejo de Innovación Social:

  • profundizar en la tarea emprendida para construir una sociedad innovadora en todos los ámbitos, en la que todas las personas vivan los valores asociados a la innovación.
  • para ello es necesario sensibilizarnos y mentalizarnos, toda la sociedad, sobre la relevancia de la innovación para la mejora de la calidad de vida.
  • se trata de fomentar un cambio cultural que potencie valores vinculados, por ejemplo, a la educación y la formación, a la igualdad de género, a la diversidad, a la participación, a la calidad del empleo, a la responsabilidad social de las organizaciones, al envejecimiento activo, y otros como la creatividad, la audacia, el compromiso sensato con el riesgo, la curiosidad, el espíritu explorador de nuevas y mejores alternativas, la valoración social de quien fracasa en un noble intento, etc.

Ya vamos teniendo más datos sobre lo que pretende conseguir Innobasque a través de este área de Innovación Social.

A partir de aquí, he seguido investigando un poco en Internet, para saber qué se entiende por ahí como Innovación Social:

  • El British Council de China tiene una página web que se titula “Discover Social Innovation“, donde he leído que la innovación social tiene que ver con nuevas ideas que funcionan para alcanzar objetivos sociales y que la innovación social trata de satisfacer necesidades sociales desarrollando nuevos productos, servicios y organizaciones. Citan entre los agentes de la innovación social a las ciudades, los gobiernos y las empresas, y entre los retos sociales de nuestro tiempo, el crecimiento urbano, la congestión del tráfico, el envejecimiento de la población, las enfermedades crónicas y el desempleo. Es curioso que se olviden, por ejemplo, de la pobreza y el cambio climático.

A través de esta página he descubierto un documento titulado “Social Innovation: what is it, why it matters, how it can be accelerated” (pdf), al que algunos se refieren como “Manifiesto para la innovación social“. Este documento fue elaborado en 2006 por un grupo de personas pertenecientes a The Young Foundation. El fundador de esta organización es Michael Young, un sociólogo, activista social y político del Reino Unido. Durante su vida fundó o ayudó a fundar un número importante de organizaciones sociales. Entre ellas, la Open University.

En este documento, la innovación social se define así: “actividades y servicios innovadores orientados a satisfacer alguna necesidad social, desarrolladas y difundidas principalmente por organizaciones cuyos fines básicos son sociales“. Entre las áreas de actuación de la innovación social se citan las siguientes:

  • Envejecimiento de la población – que requiere nuevas formas de organizar las pensiones, el cuidado, el apoyo mutuo, el alojamiento, el diseño urbano, la movilidad y nuevos métodos para contrarrestar el aislamiento.
  • Aumento de la diversidad de países y ciudades – que exige formas innovadoras de organizar la escolaridad, la enseñanza de los idiomas y la vivienda.
  • Incidencia creciente de enfermedades crónicas como artritis, depresión, diabetes, cánceres y enfermedades de corazón. Esto demanda soluciones sociales originales así como nuevos modelos de asistencia médica.
  • Problemas de comportamiento (hábitos) – incluyendo obesidad, malas dietas e inactividad así como adicciones a alcohol, drogas|medicamentos y juego. Ninguno de estos problemas encuentra fácil respuesta por los modelos tradicionales.
  • Transiciones difíciles a la edad adulta – lo que exige nuevas formas de ayudar a los adolescentes para acceder con éxito a carreras profesionales, relaciones y estilos de vida más estables.
  • Delincuencia y condenas (castigos) – que exige formas innovadoras para evitar la reincidencia y la creación de nuevos servicios correccionales.
  • Felicidad – la discordancia entre PIB creciente y el bienestar real, estancado o en declive según algunos indicadores, requiere nuevas ideas sobre política pública y acción cívica.
  • Cambio climático – que exige nuevas ideas sobre cómo reorganizar las ciudades, los sistemas de transporte, la energía y la vivienda para reducir radicalmente las emisiones a la atmósfera.
  • La organización internacional Ashoka promueve el emprendimiento social:

“La visión de Ashoka es que todo el mundo puede cambiar el mundo. Para ello estamos promoviendo una sociedad que responda de manera rápida y eficaz a los problemas y retos sociales, en la que cualquier persona tenga la libertad, la confianza y el apoyo para resolver necesidades sociales. Una sociedad en la que se fomente la innovación y el deseo de cambio, de manera que las personas encuentren en ellas mismas la fuerza y el poder necesarios para generar esta transformación”.

El concepto de emprendimiento social que maneja Ashoka resulta muy próximo al de innovación social. Definen así a los emprendedores sociales:

“Los emprendedores sociales poseen dos atributos sobresalientes: una idea innovadora que produzca un cambio social significativo y una visión emprendedora a la hora de realizar sus proyectos. Son individuos que poseen la visión, la creatividad y la determinación tradicionalmente asociada a los emprendedores de negocios pero su motivación es la de generar un cambio social profundo y duradero y no el beneficio económico”.

Me parecen interesantes las siguientes reflexiones de Ashoka sobre innovación social:

“La innovación social es posiblemente la característica principal que distingue la definición del Emprendedor Social de Ashoka de otras. Para definirla hay que pensar previamente en la sociedad como el resultado de un conjunto de comportamientos y motivaciones complejas, fuerzas económicas, políticas, creencias religiosas…etc. En este sentido entendemos pues cualquier problema social como producto de la relación de estas fuerzas entre sí, que se da en el marco de un sistema que tiene ciertas pautas establecidas y que sigue unos patrones más o menos definidos.

Ashoka busca las ideas que tienen el potencial de cambiar esas pautas y patrones desde sus bases fundacionales, esas relaciones e incluso las fuerzas impulsoras de las mismas. Una idea que al ser llevada a la realidad resulte sencilla, flexible, versátil y atractiva, aunque siempre fundamentada en principios y valores significativos, ya que debe ser capaz de cambiar la forma en la que una sociedad percibe y define un tema en particular, a la vez que cambia sus creencias acerca de qué tipo de soluciones y estrategias resolverán el problema. La persona emprendedora es capaz entonces de fijar nuevas metas y de movilizar nuevos recursos para lograr dichas metas”.

Una nueva idea es aquella que es capaz de cambiar pautas
Una nueva idea tiene potencial de transformación social
Una nueva idea es fácilmente imitable

  • Continuando en el hemisferio norte del continente Americano, en Canada también hay un Centro para la Innovación Social, fundado y sostenido por diversas organizaciones públicas y privadas.

Algunas ideas interesantes publicadas en su web:

“La Innovación Social se refiere a nuevas ideas que resuelven retos sociales, culturales, económicos y de medio ambiente en beneficio de la gente y del planeta. Una verdadera innovación social altera las percepciones, comportamientos y estructuras que previamente daban lugar a estos retos.

Las innovaciones sociales provienen de individuos, grupos u organizaciones, y pueden tener lugar en el sector lucrativo, en el no-lucrativo o en el sector público. Cada vez más, las innovaciones sociales se están produciendo en los espacios entre estos tres sectores por la interacción entre diferentes enfoques que dan lugar a nuevas formas de pensar en los retos a los cuales nos enfrentamos todos nosotros.

El Centro para la Innovación Social está creando nuevos espacios para fomentar innovación social uniendo una mezcla de gente, servicios, estrategias e ideas”.

Es interesante el concepto de hibridación que subyace en estas reflexiones. Como también lo es la siguiente, sobre todo para los enganchados a la Web 2.0:

“Inspirado por la cultura participativa del movimiento del software libre (open source) y la flexibilidad de la Web 2.0, el Centro para la Innovación Social está creando un Espacio 2.0, donde se encienden la creatividad y la conciencia social. Donde las nuevas ideas encuentran a la gente que puede hacerlas realidad, hacerlas crecer, hacerlas cambiar. ¡Y al hacerlo, cambiar el mundo!”.

También nos puede interesar a los efectos de la innovación social, tal y como parece que la entiende este Consejo de Innobasque (incluye un programa sobre Gobernanza), el grupo sobre “e-Gobernanza: Administración y democracia electrónica“.

En la UOC he encontrado la conferencia de Fernando Villalonga, Director general de la Fundación Telefónica, sobre “Innovación tecnológica e innovación social: aplicaciones sociales de las TIC“.

“La misión del Instituto de Innovación de ESADE es desarrollar las capacidades de las personas y organizaciones de los sectores empresarial y no lucrativo para fortalecer, en sus actividades propias, su contribución a un mundo justo y sostenible. Para ello el Instituto genera y divulga conocimiento y aporta formación en los ámbitos de la responsabilidad social empresarial, la ética de las organizaciones, la gestión de las ONG y la colaboración entre éstas y las empresas”.

Por lo que he visto en su web, este Instituto tiene una marcada orientación hacia la Responsabilidad Social de la Empresa.

Después de navegar por todas estas referencias, creo que la visión del primer Plan Euskadi en la Sociedad de la Información nos puede ayudar a centrarnos:

“Una Euskadi activa, emprendedora y protagonista, que se vertebra en torno a redes de personas que colaboran, que manteniendo su identidad se proyecta al mundo, que hace del conocimiento el motor de su desarrollo, que se muestra tolerante y capaz de atraer y retener talento, integrando a todos en un proyecto común de convivencia.

En nuestra visión, el papel de los diferentes agentes sociales será:

  • Ciudadanos: protagonistas, integrados, formados y motivados.
  • Empresas: motores y ejemplo para el desarrollo de la Sociedad de la Información.
  • Administración: facilitadora, dinamizadora, referente y garante del equilibrio necesario”.

Hacer realidad la visión del Plan Euskadi en la Sociedad de la Información me parece un buen reto para el Consejo de Innovación Social de Innobasque.

Soy consciente de que, con esta recopilación de referencias sobre Innovación Social, no he respondido a la pregunta de Julen. Él pedía iniciativas concretas a poner en marcha para innovar socialmente. Quería acción, no ideas. Vale, no he contestado directamente a lo que él quería. Pero, a partir de estas referencias, me resulta más fácil ponerme en situación de concretar líneas de acción. Eso sí, lo de concretar quedará para otro día. Por hoy ya he tenido bastante. Sé que la reunión es mañana, pero seguro que después también habrá tiempo para seguir conversando y trabajando sobre estos temas. Me temo que esto de la innovación social no es cuestión que se pueda despachar de un día para otro.

Anuncios
  1. 17/03/2008 en 22:05

    Humm, el típico post ligero para el período vacacional 😉
    Si alguien quería marco, ya tiene marco. Me pasaba como a ti, que estaba lleno de preguntas. Ahora, tengo aún más preguntas, pero un poco más interesantes.

  2. 18/03/2008 en 12:31

    Hola Inaki. Mi sugerencia: ir a ver el social innovation barcamp en londres 4/6 avril.
    http://www.sicamp.org
    estoy muy interesado en el tema, estamos empiezando un proyecto de investigacion sobre esto.

  3. 18/03/2008 en 13:47

    Vaya pedazo de post Iñaki: muy completo y excelente marco para situar el concepto de Innovación Social. Realmente es algo que se está poniendo muy de moda; no sé si la moda será en beneficio de algunos, pero lo que sí sé es que en al ámbito de las necesidades sociales hay que hacer cosas porque los canales habituales públicos, privados o del tercer sector se están agotando.

  4. birasuegi
    18/03/2008 en 15:18

    Muy buen post! Mucha lectura para esta semana santa lluviosa, a ver si la aprovechamos para enterarnos de una vez de lo que es la innovacion social.

  5. Morgana
    18/03/2008 en 17:29

    Me has hundido Iñaki. Quizás es porque estoy con la alergía primaveral que en mi caso se traduce en un cansancio letal, pero necesito varias horas para leerme tu post. Y el título no puede ser más sugestivo. Me gusta eso de que Julen pida más acción que palabras.
    Me he quedado además atascada justo al principio. ¿que es el indicador IES?
    No se lo que son los valores innovadores en la educación. Bueno, se que entiendo yo por valores innovadores, pero supongo que no hay acuerdo objetivo al respecto…
    Seguiré leyedo

  6. 19/03/2008 en 07:03

    Tremendo, Iñaki. Ya me dirás, pero quienes nos reunimos ayer tenemos la capacidad de proponer nuevos miembros para el trabajo que comienza y que se organiza en i-taldeak. Son grupos de trabajo que abordan temáticas concretas en cada una de las áreas de trabajo de Innobasque. Como bien sabes por lo que escribió Pablo, hay un i-talde que va a trabajar Gobernanza, participación y territorio. Si te apetece incluirte en él, sólo tienes que decírmelo y lo comentamos allí. Creo que estarán encantados.
    Por otra parte, una matización. La reunión de ayer 18 de marzo tenía como objetivo aportar ideas para conceptualizar la innovación social. Estaba compuesto por personas que procedemos del campo académico sobre todo (UPV, Deusto, Mondragon). Entre ellas, gente tan conocida como Daniel Innerarity, Imanol Zurbano, Javier Echeverría… Quiero decir con esto que no era una reunión del consejo de innovación social, sino de un equipo concreto, el de conceptualización.
    No sé si hoy mismo, pero en breve publicaré mi punto de vista tras la reunión de ayer.
    Morgana, supongo que con IES quieren referirse a los indicadores que se utilizan actualmente para medir la innovación de acuerdo con la última edición del Manual de Oslo (2006). En realidad no es IES sino EIS: Europen Innovation Scoreboard. La lista completa de los 25 indicadores la puedes consultar aquí:
    http://www.eustat.es/document/datos/PI_metod/INNO-ESI2006_c.pdf
    Saludos.

  7. David
    22/03/2008 en 12:33

    Pues, se podría empezar por aplicar las mejoras que en otras comunidades ya se han adoptado. Soy estudiando universitario, he vivido toda mi vida en el Pais Vasco y empecé mis estudios de Ingeniería Informática en la Casilla en el año 2001… es la facultad peor preparada de toda la Universidad Española. Mis compañeros que habían entrado antes me dijeron que había aulas en las que las paredes estaban tan agrietadas que podías meter la mano desde la calle.
    El Wifi funciona mal y las únicas cafeterías decentes de toda la UPV (es bien sabido por todos los estudiantes) son las de Sarriko y la sede central en Leioa. Aunque, para todo universitario que venga de fuera… recuerdo que un amigo que vino de intercambio desde USA describió así el campus de Leios: “Looks like a prision”.
    Al segundo año me marché a Alicante por razones personales pero continué mis estudios allí. No hay color. Alli el campus es muy diferente hay muchos horarios diferentes para todas las clases de teoría, hay un campus virtual que funciona de verdad no como el de aquí lo acaban de implantar y no conozco ningún compañero que lo use. Allí la comunicación entre alumnos y profesores es directa y bilateral. Si envias un e-mail a un profesor… te contesta, éso es en la facultad de la Casilla, simplemente… nunca pasa. Además el campus virtual tiene servicio gratuito de SMS. Los profesores son personas entregadas y muy bien cualificadas. Yo tenía un profesor francés y otro alemán, ambos nos daban clase en perfecto español pero nos transmitían una visión global que nos capacitaba de una forma diferente.
    Además los planes de estudio estaban adaptados a las necesidades de las empresas. Habrir Infojobs y mirar lo que piden las empresas… para empezar experiencia en lenguajes de programación como C/C++… en la facultad de la Casilla se estudia ADA, un lenguaje que nadie utiliza desde hace 30 años y completamente inutil. Además se enfoca la dificultad en las asignaturas que menos tienen que ver con la carrera. Aqui los huesos son Análisis Matemático y Estadística… allí los huesos son programación y bases de datos… las asignturas que de verdad vamos a usar, en ellas se nos exige mucho. Como debe ser.
    Ahora he vuelto a Bilbao, y sé que al salir de mi titulación estaré peor preparado y menos en contacto con el mundo real de la empresa que mis compañeros alicantinos.
    La realidad es ésta y yo no me la esperaba. Si se quiere innovación hay que empezar por la universidad.

  8. 24/03/2008 en 22:52

    Gracias por vuestros comentarios. En realidad este post no es más que una recopilación de referencias sobre innovación social. A partir de estas referencias me he podido hacer una idea de qué se quiere decir, generalmente, cuando se habla de innovación social. Y también he sacado la impresión de que el concepto que maneja Innobasque cuando emplea este término no coincide exactamente con el que se maneja habitualmente. Pero es sólo una impresión. Tampoco el concepto de innovación social tiene por qué ser unívoco y monolítico. Pero si es bueno que sepamos de que estamos hablando. Más que nada, porque si queremos dar ideas para la acción tendremos que saber lo que se pretende, cuál es el objetivo. No sea que nos pase como al que no sabe adónde va, que todos los vientos le son favorables.
    Gracias por la invitación, Julen. ¡Qué más quisiera yo! Pero vivo del erario público y me exigen cumplir un horario. De lunes a jueves de 8:30 a 5:30 (aprox.) y los viernes de 8:00 a 15:00. Fuera de ese horario, estoy a vuestra disposición. Eso sí, en el blog tengo más flexibilidad de horarios. O menos, según se mire. Entre las 22:00 y las 24:00 horas no es difícil encontrarme por aquí. Creo que, de momento, seguiré aportando lo que pueda a través del blog.
    Coincido contigo, David, en que la Universidad es una pieza clave en esto de la innovación social. Doy fe de que cuando yo estudié la Universidad que conocí era lamentable, pero de eso hace ya mucho tiempo. Acabé Ingeniería Industrial en la “prestigiosa” Escuela de Bilbao allá por el año 1981. Después, casualmente, fui profe de “Economía y organización de empresas” durante dos cursos en la Escuela de Ingeniería Técnica de La Casilla que tu has conocido unos 20 años después.
    No tengo ni idea de cómo estará la Escuela ahora (ni la de San Mamés, ni la de La Casilla), pero no me sorprende lo que cuentas. Si quieres que te diga la verdad, me sorprende más lo que cuentas de Alicante. Me alegro de que funcionen así de bien. Y siento que la Universidad que has conocido en el País Vasco te haya decepcionado tanto. Desde luego, el comentario sobre la Universidad en este post sobre Innovación Social me parece muy pertinente. Creo que la Universidad debería ser un laboratorio privilegiado de innovación social.
    Pero tu comentario me sugiere, además, otras reflexiones. Es verdad que a veces tengo la sensación de que hablamos de conceptos, en este blog normalmente referidos a la Administración pública, que se encuentran años luz de la realidad. Es como si estuviéramos hablando de técnicas avanzadas de entrenamiento para atletas olímpicos y pretendiéramos aplicarlos a un sujeto que se pasa el día sentado sin hacer ni pizca de ejercicio. Seguramente, habría que empezar por caminar un poco cada día y con eso el sujeto tendría bastante por un buen tiempo. Hablamos de innovación social y, seguramente, antes de innovar socialmente ya sería bastante con hacer las cosas bien, con hacer que la administración funcione al servicio de la ciudadanía, con servicios públicos sencillos y eficaces, con conseguir que la educación y, en particular, la Universidad respondan a las necesidades de la sociedad, que tengan los medios adecuados, que cuenten con unos profesionales tan motivados como esos que cuentas de Alicante y que sean capaces, a su vez, de motivar a los alumnos. En fin, que a lo mejor de momento sólo se trata de caminar media hora cada día y ya saltaremos vallas cuando vayamos cogiendo el tono suficiente para intentarlo.
    En cualquier caso, imaginar horizontes nos puede servir para trazar los rumbos adecuados, por aquello que decíamos de los vientos favorables.

  9. 25/03/2008 en 18:09

    Gracias por la recopilación, Iñaki. Un apunte nada más. Por lo que puedo ver en varias de las referencias que has colgado hablar de innovación social es hablar, entre otras cosas, de interrelación entre organizaciones, sean éstas públicas o privadas. La definición del Centro de Innovación Social de Canada me ha encantado. Y estoy persuadido de que en esa conjunción entre público y privado es donde se pueden obtener los mejores resultados.
    Y aunque no sé si entiendo bien el enfoque que se plantea en Innobasque me da la sensación de que algo no encaja (no sé si te refieres a esto en tu comentario): supongo que si hay un Consejo de Innovación Social es que hay otro consejo de innovación empresarial o sectoriales de un tipo u otro (le voy a preguntar a Pablo Aretxabala por esto ya que está metido en el ajo). Tengo la sensación de que sería mejor organizar la cosa por funciones, porque entonces sí se podrían encontrar personas de ámbitos diferentes y poner en común, de modo enriquecedor, sus respectivas experiencias. Por ejemplo, ¿diferirá tanto el modo en que deban enfocar la relación con el usuario/cliente una entidad privada y una pública? O, en todo caso, ¿no será posible aprovechar las respectivas experiencias en ese campo para innovar juntos?
    Y añado algo más. Considerando a las empresas privadas como instrumentos de los que nos hemos dotado para progresar en sociedad, qué mejor motivo que el de la innovación para aunar esfuerzos.

  10. 25/03/2008 en 23:59

    A mi también me gusta la reflexión del Centro de Innovación Social de Canadá. En una sociedad red es fundamental la coordinación entre los diferentes sectores, el público y el privado, y dentro de éste, el lucrativo y el no lucrativo.
    ¿En qué ámbitos actúa Innobasque? Los ámbitos funcionales en que inicialmente se estructura Innobasque son los siguientes:
    * Innovación Tecnológica
    * Innovación Social
    * Transformación Empresarial
    * Internacionalización del Sistema Vasco de Innovación
    * Emprendizaje
    * Promoción y Comunicación
    En cada uno de estos ámbitos se ha constituido un Consejo Social con objeto de tomar decisiones, orientar la actuación del equipo ejecutivo de la Asociación y asesorar a la Junta Directiva.
    No sabemos en qué va a quedar lo de la Innovación Social en Innobasque, como tampoco sabemos en qué van a quedar los otros ámbitos. Entre otras cosas, porque ahora mismo se está llevando a cabo la reflexión para conceptualizar la innovación social, según nos cuenta Julen en su blog.
    Creo que cualquiera de los otros ámbitos funcionales está mucho más claro que el de la innovación social, porque se lleva trabajando en ellos desde hace bastante tiempo (mucho antes de crearse Innobasque). Sin embargo, hasta lo que yo sé, esto de la innovación social es una cuestión bastante nueva. Al menos, para mí lo era. Por eso he investigado en interner a ver de qué iba la cosa, de que hablan los que se dedican a este tema. Y lo que he leído me suena distinto de lo que leo en la web de Innobasque (que todavía es poco). Cuando digo distinto no digo ni mejor ni peor, simplemente distinto. A mí me suena que la prioridad y el propio origen de Innobasque está en la Innovación empresarial, en la innovación económica, en lo del emprendizaje, en la creación de un ambiente social favorable a la innovación y al emprendizaje y, en general, en cosas que tienen mucho que ver con la economía y la competitividad. Luego, en los ejes de actuación con respecto a la innovación social se han incluido temas tan dispersos como la gobernanza o la seguridad en el empleo. Bueno, veremos en que queda. Pero antes de ver en que queda, seguiremos reflexionando sobre este concepto de la innovación social porque me parece muy potente.
    Para mí la clave está en generar valor para la sociedad. Ese debe ser el objeto de la innovación social. En los ejes de Innobasque se han incluido programas que van en ese sentido: acodida/integración de inmigrantes, calidad y seguridad en el empleo, valores (según cuáles), etc. Creo que esa parte es la que más se parece a lo que leo en las referencias que he encontrado en Internet.
    Por la parte que me toca, me interesa bastante el eje de la gobernanza. Si se enfoca bien puede ser un estímulo importante para contribuir a la transformación de la administración pública que, como bien sabes, Bengoetxe, buena falta hace.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: