Inicio > Gestión pública > Ya no me dedico a la modernización administrativa anymore

Ya no me dedico a la modernización administrativa anymore

14/09/2009

Playa de BarayoA partir de ahora me dedico a la innovación y a la administración electrónica. Es lo que tiene irse de vacaciones ;-).

El lunes pasado, mientras cargaba pilas en alguna playa asturiana, el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) publicaba lo que en la jerga administrativa se denomina el Decreto de Estructura del Departamento de Justicia y Administración Pública.

¿Eso qué es? Pues como su nombre indica, el Decreto de Estructura establece la estructura organizativa del Departamento y asigna a cada órgano sus funciones. A nadie se le escapará que la cosa tiene su trascendencia.

Con la aprobación del Decreto de Estructura de nuestro Departamento, hemos dejado de llamarnos Dirección de la Oficina para la Modernización Administrativa para convertirnos en la Dirección de Innovación y Administración Electrónica.

¿Qué supone este cambio de etiqueta? Intento explicarlo a continuación.

Nuestra principal misión sigue siendo la misma: ayudar a los Departamentos del Gobierno Vasco a mejorar las políticas y los servicios públicos que ofrecen a la ciudadanía y, también, impulsar la mejora de la organización interna.

¿Cómo se hace esto? A través de los siguientes instrumentos:

  • la innovación y la mejora de calidad en los servicios públicos
  • la simplificación de los procedimientos administrativos
  • el desarrollo de la administración electrónica
  • la evaluación de las políticas públicas

Aunque el Decreto de Estructura no lo dice expresamente, estas funciones nos marcan tres líneas de actuación. Una continuista con los proyectos que teníamos en marcha: el pleno desarrollo de la administración electrónica.

Y las otras dos, más novedosas con respecto a lo que veníamos haciendo:

  • una hacia fuera, de compromiso con la ciudadanía, con el objetivo de profundizar en la legitimación democrática de la Administración pública, a través de la apertura de los datos, la transparencia y la participación.
  • otra hacia adentro, de cambio organizativo y cultural hacia un funcionamiento más abierto y colaborativo, hacia una Administración en red.

Según escribo estas líneas me doy cuenta de la dificultad de la tarea y supongo que vosotros también lo estaréis pensando. No hace falta decir que esta es una misión a largo plazo. Pero hay que empezar ya mismo a generar dinámicas en ese sentido. Y, desde luego, con independencia de la mayor o menor dificultad, tengo la convicción de que esto es lo que nos toca hacer y, además, esto es lo que me apetece hacer. Contribuir a esta transformación de la Administración es lo que da sentido al compromiso que he asumido.

En cuanto a la letra del Decreto, ¿cuál es el principal cambio en las funciones de la Dirección? Seguramente, la modificación más explícita es que ahora hemos asumido la gestión de los servicios comunes de tramitación telemática (letra “e” de la lista de funciones que pego más abajo), función que antes tenía asumida la Dirección de Administración Electrónica y Atención a la Ciudadanía (que ahora pierde la Administración Electrónica también de su nombre).

¿Esto que supone? De entrada más trabajo ;-), porque algo que tenían que hacer otros, ahora lo tenemos que hacer nosotros. No me parece el momento de entrar en detalles, pero creo que está mejor así. Si os interesa mucho, lo explico otro día.

En fin, a lo mejor todo esto es un poco rollo para el común de los mortales, pero creo que ahora ya tenéis una idea más exacta de sobre qué me podéis pedir cuentas. Y si todavía no ha quedado claro, no os cortéis de preguntar lo que os parezca. Que para eso estamos ;-).


A modo de anexo:

Traducido al lenguaje administrativo, el Decreto de Estructura lo dice así:

Artículo 17.– Dirección de Innovación y Administración Electrónica.

La Dirección de Innovación y Administración Electrónica ejercerá, además de las funciones señaladas en el artículo 6 del presente Decreto, las siguientes:

a) La elaboración, coordinación e impulso de planes interdepartamentales de innovación y mejora de calidad en los servicios públicos y efectiva implementación en las administraciones públicas de la Administración electrónica en los procedimientos administrativos y la gestión de los asuntos públicos.

b) La elaboración y propuesta de proyectos de disposiciones de carácter general, iniciativas y directrices normativas en materia de organización y procedimientos procurando su simplificación y la mejora de su calidad y eficiencia para la sociedad.

c) El análisis y evaluación de las actuaciones departamentales en materia de estructuración interna, organización y creación de entes institucionales y de los proyectos de disposiciones de carácter general que las establezcan así como el asesoramiento y apoyo técnico a los departamentos y entes que la integran en materia de organización y procedimientos.

d) El diseño y desarrollo de los modelos e instrumentos de innovación y mejora de la calidad de los servicios, evaluación de las políticas públicas e introducción de sistemas de gobernanza, en colaboración con la Dirección de Coordinación.

e) La declaración y gestión de los servicios comunes de tramitación telemática de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Euskadi como el registro de documentos, la notificación telemática o las autorizaciones para el intercambio automatizado de datos tendentes a eliminar los certificados en papel, entre otros.

Anuncios
Categorías:Gestión pública Etiquetas:
  1. 15/09/2009 en 00:25

    Desde luego que tiene mucha mejor pinta ahora. A mi me suena muy bien ;o)

  2. 15/09/2009 en 00:46

    Iñaki, por qué los abogados no han querido poner lo de la apertura, la transparencia o la colaboración en el decreto? Con lo que habría molado!!

  3. 15/09/2009 en 01:09

    @Agorante: a la mayoría le suena bien. Y me parece curioso, porque después de casi 15 años “modernizando” me costaba imaginar que “mi trabajo” se pudiera llamar de otra manera. Supongo que cambiar los términos o las etiquetas puede ser una forma de empezar a superar esquemas mentales. La verdad es que me ha sorprendido comprobar que a la mayor parte de las personas con las que lo he comentado les suena mejor. Me alegro. Pero lo que realmente me gustaría es que les suene mejor lo que hacemos ;-).
    @jose del moral: la participación está expresamente en la Dirección de Alberto (artículo 19): “La implantación y gestión de procesos que faciliten el acceso de la ciudadanía a los servicios públicos y la información, así como a facilitar la participación ciudadana”. Y, efectivamente, la apertura, la transparencia o la colaboración no están como tales. Pero aunque no figuren en la letra haremos todo lo posible para que estén muy presentes en la música. Tiene que ser así, para ser coherentes con el discurso que hemos mantenido en este blog durante casi cuatro años.

  4. 15/09/2009 en 07:49

    Bueno, además de todo lo que has comentado en el artículo, algo de marketing también hay en el cambio de nombre de vuestro departamento… si ya no se llama ‘modernización de la administración’ es porque ya se considera modernizada, ¿no?. Además, ‘innovar’ mola más que ‘modernizar’ 😉
    Un abrazo y ánimo con la tarea.

  5. 15/09/2009 en 09:22

    Ánimo, Iñaki, tú puedes.

  6. inigorobredo
    15/09/2009 en 13:56

    Ánimo Iñaki.
    Por cierto, que creo que hemos estado en la misma playa Asturiana este verano, por la foto con la que acompañas tu artículo.

  7. 15/09/2009 en 16:18

    Pues me gusta más el nombre de ahora. Eso sí, trabajo sí que tienes sí. Sólo con el cambio cultural y organizativo, tienes para rato… 🙂

  8. 15/09/2009 en 19:13

    Me parece impecable el planteamiento de la misión, los instrumentos y las líneas de actuación.
    El hecho de poner en negro soble blanco los principios de transparencia, participación y colaboración (y la intención real de promoverlos) es un gran reto para el que estoy seguro que estaréis a la altura.
    Yo que soy muy práctico, espero que la “vieja modernización” también siga estando presente entre vuestras prioridades. A mi entender la administración 2.0 se construye sobre una administración 1.0 eficaz y eficiente, y no está para disimular los agujeros de ésta.
    ¡Mucho ánimo!

  9. 15/09/2009 en 21:13

    @balhisay: ojalá la Administración estuviera ya modernizada! El cambio de nombre puede reflejar también un cambio de ciclo. La Oficina de la Modernización se creó al calor de un informe de hace más de 15 años. Ya tocaba modernizar siquiera el nombre ;-). Pero la realidad es tozuda. Con esto pasa como con las teorías de gestión, que van cambiando las formas y los discursos, pero los problemas y las soluciones de la buena gestión pasan siempre por los mismos factores comunes. Al final, y simplificando mucho, se trata de aplicar metodología al sentido común. Gracias por los ánimos.
    @M@k: gracias. Está bien que por lo menos los amigos tengan confianza.
    @inigorobredo: la playa de la foto es la de Barayo, un auténtico paraíso natural, pero mejor no le hacemos mucha propaganda, que luego se peta.
    @sonia: ya te digo que tenemos trabajo… pero de todas formas lo del cambio cultural y organizativo es una carrera de fondo: ni nosotros somos capaces de llevar a la organización en volandas, ni ella se deja. La cuestión es generar dinámicas para comenzar a dar pasos en el buen camino. O sea, como aquello de la lluvia fina, que apenas se nota pero al final cala.
    @Emilio R: me alegro de que corrobores nuestro planteamiento. Claro que todavía el enunciado es demasiado general, pero ya iremos compartiendo los detalles para que podáis seguir opinando y colaborando con vuestras aportaciones. La intención de promover los principios de transparencia, participación y colaboración es real, y no sólo por nuestra parte. Aunque también surgirán reticencias por aquello de la cultura organizativa. Es inevitable cuando se pretenden llevar a cabo cambios de cierta trascendencia.
    Me ha gustado eso de que la Administración 2.0 no está para disimular los agujeros de la 1.0. Creo que lo voy a repetir más de una vez ;-). Pero, como le decía a balhisay, los principios de la buena gestión no varían tanto, por mucho que se les cambie la envoltura. Al final, se trata de hacer una Administración que aporte más valor a la ciudadanía, gestionando los recursos con eficiencia (o sea, no a cualquier precio) y respetando los principios democráticos de la transparencia y la participación.
    Gracias, también, por los ánimos. Con vosotros da gusto ;-).

  10. 17/09/2009 en 17:48

    Me intersa especialmente la tercera línea de actuación: otra hacia adentro, de cambio organizativo y cultural hacia un funcionamiento más abierto y colaborativo, hacia una Administración en red. Por las difciultades que conlleva y porque acaba dejándose de lado. Confío que nos tengas informados de lo que hacéis en esta dirección

  11. 17/09/2009 en 20:50

    No sólo os tendré informados, sino que estoy deseando de tener algo que contar ;-).
    Ya te puedes imaginar que el cambio organizativo y cultural en una organización como la Administración pública, que tú conoces bien, es un miura con los cuernos bien puestos. La idea es “generar dinámicas” que agiten o movilicen la organización en esa dirección, pero a cortísimo plazo tenemos tenemos otras patatas más calientes. Por ejemplo, ahí están los plazos de la Ley 11/2007, a la vuelta de la esquina. No digo que los vayamos a cumplir, pero habrá que intentar aproximarse todo lo posible.

  12. 29/09/2009 en 00:29

    nunca se deja de modernizar, y mas cuando es sinonimo de mejorar y avanzar!
    Suerte con todo, incluso con la nueva denominación y nuevas funciones
    Saludos!

  1. 01/02/2012 en 08:46
  2. 05/04/2013 en 09:50
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: