Archivo

Archive for the ‘Gestión pública’ Category

Burocracia profesional en el sector público: breve nota

13/09/2018 1 comentario

MintzbergEn estos momentos de escándalo en la Universidad pública viene bien recordar las peculiaridades de la gestión en instituciones como estas. Sigue una breve nota.

La universidad, ya sea pública o privada, se configura organizacionalmente como una burocracia profesional. La burocracia profesional es una de las tipologías organizativas estudiadas por Mintzberg. Se caracteriza porque el poder reside en los productores, en el núcleo operativo. Por lo tanto, los mandos intermedios y el ápice estratégico funcionan como gestores a su servicio, para conseguir que desempeñen su trabajo de la mejor manera posible.

En una burocracia profesional, los profesionales son todos como Messi: el club está a su servicio para que juegue a gusto. Este sería un objetivo devotamente apetecible y existen instituciones que lo incorporan a su ideario, por ejemplo en torno a un nuevo estilo de relaciones. Sin embargo, lo característico de la burocracia profesional es que concede el poder a cada profesional de manera individual, mientras que formulaciones democratizadoras del entorno laboral descienden el poder a los colectivos, al equipo.

Leer más…

Anuncios

Buen gobierno: piezas, fases y relaciones

24/10/2017 6 comentarios

Cuando fundé Alorza.net decidí que íbamos a dedicarnos a dos materias: el gobierno abierto y la innovación pública. Intuimos que el gobierno abierto es un horizonte hipnótico que nunca se alcanza totalmente, pero hacia el que se debe avanzar constantemente. Por otra parte, la innovación pública, como marco de puesta en valor del talento, la entendemos como un camino para avanzar. De esa manera, apertura e innovación se ponen en relación: la primera es la meta y la segunda el camino.

Sin embargo, esta dialéctica entre dos términos resulta demasiado simple para orientar estrategias a los retos que se plantean a gobiernos y administraciones hoy en día. Los principios del gobierno abierto, sumados a las prácticas de la innovación no bastan para alcanzar el valor que se pretende en términos de integridad, buena gestión, transformación digital, profundización democrática, corresponsabilidad ciudadana.

En un post anterior, explicaba que es el momento de pasar del gobierno abierto al buen gobierno, como esquema más inclusivo orientado a “hacer bien la cosas buenas“. Hoy vamos a dibujar el campo del buen gobierno, tratando de entender:

  • De qué piezas se compone
  • Qué fases hay que seguir en cada una de esas piezas
  • Qué relaciones existen entre las piezas.

Leer más…

Buen gobierno: hacer bien las cosas buenas

18/10/2017 4 comentarios

Compañeras y compañeros de la cosa pública, el gobierno abierto ha muerto, viva el buen gobierno.

Captura de pantalla 2017-10-18 a las 12.55.28

Áreas de buen gobierno

No os sobresaltéis. Con este eslogan pretendo reírme de mí mismo y de la tendencia que tenemos algunos a lo que Quevedo llamaría remudar vocablos. Y, sin embargo, “remudar vocablos es limpieza“. Cada tanto, merece la pena revisar nuestra visión y  redibujarla. A veces, incluso rebautizarla. Renovemos la pasión, que la vida es corta.

Los que llevamos un tiempo trabajando en materia de gobierno abierto, sentimos cierta preocupación al ver con qué frecuencia se toman sus tres ejes –transparencia, participación y colaboración– como productos que hay que fabricar, sin entender el por qué ni el para qué. Las administraciones avanzan a golpe de imperativo legal y de programa electoral más que de celebraciones del valor público alcanzado.

Leer más…

Simplificación administrativa: retorno al futuro

01/03/2017 12 comentarios

El 24 de febrero, la mañana previa a la elección de la Reina del Carnaval, tuve la oportunidad de impartir una conferencia en Las Palmas de Gran Canaria ante una representación de los Gobiernos de Canarias, Azores, Madeira, Cabo Verde, Mauritania y Senegal, en el marco del proyecto Simplimac.

Ya habréis intuido que la materia a abordar era una de las clásicas en la Administración pública: la simplificación. Piedra de toque de todas las reformas hace un tiempo, se ha visto un tanto obscurecida con la llegada de paradigmas más potentes como la calidad, la modernización, la Administración electrónica o la innovación pública. Sin embargo, parece que reverdece con la puesta en marcha de la Ley 39/2015.

En todo caso, simplificar sigue siendo uno de los retos eternamente pendientes. Antes, en un entorno de papel y, ahora, en otro que quiere convertirse en digital. Simplificar para ganar en eficiencia, en eficacia, en inteligibilidad de la administración. Un eslogan: nunca digitalizar sin antes simplificar.

Pablo Javier Hernández Bolaños, Director General de Modernización y Calidad de los Servicios, nos recordó que la simplificación ya no puede referirse exclusivamente a la simplificación de procedimientos o a la reducción de cargas administrativas: la propia Administración, como institución, y su cultura deben redefinirse a la luz de unos servicios radicalmente orientados a sus destinatarios.

gov-football-team-2Por mi parte, traté de actualizar este venerable concepto a la luz de los debates más actuales, para lo cual me serví de la pizarra de Marcelo Bielsa (no sé si usaba pizarra, pero me apetecía nombrar a este sabio), en la que coloqué jugadores estratégicamente repartidos por la cancha para ganar el partido.

Leer más…

Jornada sobre intraemprendizaje público en Bilbao: ¡apúntate!

27/10/2015 1 comentario

semana calidadComo cada año, llega la Semana Europea de la Calidad Gestión Avanzada, plena de jornadas interesantes. Este año Bilbao Ekintza tiene reservado un espacio, que ha decidido dedicar a un asunto del máximo interés: el intraemprendizaje público.

Datos de la jornada:

Cuando hablamos de intraemprendizaje público, hablamos de una realidad: la de tantas personas al servicio de lo público que intentan transformar sus organizaciones para generar mayor valor. Hablamos también de una posibilidad: la de estructurar las organizaciones de manera que se potencia la libre búsqueda del valor por parte de las personas.

Leer más…

Novagob 2015: Técnicas y tecnologías para transformar la administración

05/10/2015 2 comentarios

Y, por fin, ha llegado Novagob 2015 | II Congreso Iberoamericano de Innovación Pública. Me ha tocado agitar la mesa sobre “Técnicas y tecnologías para transformar la administración” (ver programa). Hemos tenido una nutrida audiencia, participativa y atenta, en consonancia con el brillante debate que se ha producido en la mesa.

A continuación, comparto mis apuntes:

Ponentes:

______

2015-10-05 13.23.24

(grafismo de Pernan Goñi)

Leer más…

Gobernar es lidiar con problemas retorcidos y enredados

20/09/2014 10 comentarios

Hacía mucho que no juntaba ganas para escribir un post, y el de hoy es básicamente un cortapega de la Wikipedia, que el hombrecito de mi estómago me urge a compartir. La cosa va de problemas realmente jodidos, de su gestión y de su imposible solución.

Periódicamente me meto en discusiones contra dos argumentos bastante extendidos. El primero es el que defienden los tecnoutópicos que creen que en un futuro la toma de decisiones podrá llevarse a cabo -o, al menos, orientarse con ciertas garantías- mediante sistemas automáticos de procesamiento de la información. La corriente del big data ha devuelto aliento a estos ingenieros sociales, que ahora defienden que todo es cuestión de recolectar los suficientes datos en tiempo suficientemente corto y con una enorme capacidad de procesamiento. Borges relativizaría sus argumentos con un par de educadas ironías

El segundo grupo es el de la Academia, o al menos, el del sector que propone una gestión pública basada en la evidencia. Desde luego, conocer e interpretar la evidencia existente es una buena idea. Sin embargo, algunas eminencias van más allá  y sostienen que la evidencia existente debe guiar férreamente la toma de decisiones. La frase más frecuente es esta: “no deberías intentar esto: la evidencia dice que ha fracasado en un 80% de los casos”. Yo les digo “OK, trataré de entender cómo ha hecho el 20% que obtuvo éxito”.

En ambos casos, lo que no toma en cuenta la ingeniería y la Academia es que los Gobiernos tratan con asuntos no computables. O, para ser más precisos, con problemas retorcidos y enredados –messy and wicked problems. Con nudos gordianos que no hay buena forma de desatar con la premura de tiempo disponible. Con intereses cruzados y golpes por debajo del cinturón.

Leer más…