Inicio > Gestión pública > Que la Administración electrónica no se pase de moda

Que la Administración electrónica no se pase de moda

25/03/2013

eadmon-1

Pronto cumplirá seis años la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos.

Aunque todavía está lejos de alcanzarse el pleno desarrollo de la Administración electrónica en los diferentes niveles administrativos del Estado, la Ley 11/2007 ha servido para dinamizar el avance en ese proceso, al menos durante un cierto tiempo.

Sin embargo, tengo la sensación de que, so pretexto de las restricciones presupuestarias, ese impulso está perdiendo fuelle.

Sería una pena que dejáramos pasar una vez más el tren de la modernización, porque la Administración electrónica es, sobre todo, una oportunidad para actualizar, simplificar y desburocratizar la Administración pública.

Pero no todo es cuestión de dinero, ni siquiera cuando hablamos de Administración electrónica, sino que hay muchas cosas que se pueden hacer sin una gran inversión de recursos. Y, seguramente, no son las menos importantes.

Por supuesto, el beneficio más directo de la Administración electrónica para la ciudadanía es la reducción de cargas administrativas, al facilitarle los trámites con la Administración y evitarle desplazamientos, con los consiguientes ahorros de tiempo y de dinero.

Pero la Administración electrónica es también una oportunidad para mejorar considerablemente los sistemas de gestión de la Administración pública.

En el caso del Gobierno Vasco el proceso de digitalización de los servicios va acompañado de la estandarización, simplificación y reingeniería de los procedimientos administrativos.

La estandarización de los procedimientos permite que todos los Departamentos del Gobierno Vasco puedan utilizar una misma herramienta informática para la gestión de sus expedientes, lo que supone un gran ahorro de costes de desarrollo informático, formación de usuarios y atención de incidencias.

Así mismo, la utilización de un gestor de expedientes común permite efectuar informes de gestión agregados a nivel corporativo que aportan una información muy valiosa para mejorar los sistemas y adoptar decisiones de carácter transversal a la organización.

En definitiva, el desarrollo de la Administración electrónica es una buena oportunidad para mejorar los sistemas de gestión, mediante la estandarización, sistematización y automatización, en todo lo posible, de la tramitación administrativa.

Todas estas cuestiones tienen más que ver con el trabajo organizativo y la gestión interna del cambio que con cuantiosas inversiones en tecnología, justo lo contrario de lo que ha sido la práctica habitual en nuestras administraciones públicas.

Hagamos pues de la necesidad virtud y aprovechemos este tiempo de vacas flacas para realizar el trabajo organizativo pendiente.

Los beneficios para la organización son, por tanto, tener la posibilidad de gestionar con datos, minimizar las tareas rutinarias y todo ello con un significativo ahorro de costes.

La Administración electrónica es una oportunidad que no podemos dejar pasar, ahora menos que nunca.

Anuncios
Categorías:Gestión pública
  1. 25/03/2013 en 21:21

    Felicidades por el artículo. Mi mitad pesimista y realista me dice que en la AGE no están por la labor (saldrían demasiados gur(ipaas)tels… Mi mitad optimista (la voluntad) os dice: ENDAVANT! (adelante, en catalán)

  2. e-civis
    25/03/2013 en 22:33

    Comparto plenamente tus sensaciones, Iñaki. Por supuesto que se pueden hacer cosas aunque las restricciones presupuestarias sean alarmantes, y me consta que así es. Pero más allá de gestionar la miseria y mirarnos al ombligo, se puede.

    Desde eCivis no obstante, y en nuestra aún corta andadura, estamos constatando que no se llega a percibir como una necesidad. Es decir, a ver si me explico. Son muchos los ayuntamientos que tienen su escaparate de servicios públicos electrónicos, en muchos casos con una inversión ingente, en otros, lo justo para salir en la foto y poco más. Pero se queda ahí, no hay un interés en dinamizar estos servicios, en obtener su rédito desde la ciudadanía que permita asimismo ese retorno en aras a una mejor organización y funcionamiento de la administración. Ya que si la ciudadanía no es conocedora de hasta dónde puede llegar con esta forma de prestar servicio, de mala forma se podrá mejorar en la forma de hacer administración, más que nada porque se seguirá haciendo como siempre.

    eCivis está desarrollando un programa de actividades orientadas en esa línea, procurando aportar nuestro granito de arena, para que todo este esfuerzo no se desvanezca, como tantas otras cosas en este extraño país.

    Por supuesto, estás invitado y nos encantará contártelo con detalle e interés.

  3. 26/03/2013 en 08:53

    Iñaki, estás poniendo de moda que la eAdministración no pase de moda 🙂 Por aquí, un buen ejemplo de Ricardo Cavero.

    Coincido con lo que decís Ricardo y tú. La Administración será electrónica, o no será.

    Ahora bien, creo que ha sido bueno que la eAdministración desapareciera de la lista de trending topics. Hubo un momento en que los proyectos de este ámbito eran desmesurados y poco sensatos, impulsados por el furor tecnológico y no por una prudente correlación entre fines y medios. Ahora que son otros los paradigmas de moda, es más fácil que hagamos buena Administración electrónica, eficiente y eficaz.

    Los derroches vendrán por otro lado. ¿Smart cities? Por ejemplo.

  4. 26/03/2013 en 09:42

    Espero que los importantes pasos que se han dado dejen su fruto y sean ejemplo de buenas prácticas para el resto de las administraciones, no se puede flaquear en estos importantes avances.

  5. 26/03/2013 en 10:11

    Saludos a los “Ortices” y demás opinadores.

    Cada vez que me pongo a opinar sobre la administración/contratación electrónica alguien me acaba llamando pesimista, pero para mi estamos tan lejos de la administración electrónica como de aprender el inglés y luego ser capaces de hablarlo.

    Me explico. Sigo creyendo que la administración electrónica es una cuestión de trabajo diario. Más o menos sería como estudiar inglés: se necesita un buen profesor, un buen manual y mucho trabajo del alumno; en la administración electrónica, se necesitaría un buen líder técnico, una buena herramienta (tecnológica) y mucho trabajo.

    Por lo que sé en pocos sitios se han dado estas tres variables; en casi todas se ha gastado en tecnología; algunas han contacto con liderazgo técnico y muy pocas han hecho los deberes (“el trabajo”, un ejemplo: en el Ayuntamiento de Avilés después de trabajar durante 10 años llevan uno con los expedientes electrónicos); en consecuencia, la administración electrónica, como estudiar inglés, sigue estando y estará, como el inglés de moda.

    Me acuerdo que hice un máster en el 2005 y la moda era la “governança”; luego llegó la “administración electrónica”; luego vino el “open government”; ahora lo que se estira son ponencias, jornadas y demás sobre las “smart cities”.

    Desde hace tiempo os llevo leyendo y compartiendo vuestras reflexiones. Leyendo aquí y allá intento estar bien informado y claro, estando bien informado se suele caer más en el realismo-pesimismo sobre la administración electrónica que en en lo que decía aquel otro de cuyo nombre no quiero ni acordarme, “antropológicamente optimista”.

    Un saludo a todos y buena mañana.

    • 26/03/2013 en 11:28

      guillermoyane, el inglés se habla bien cuando piensas en inglés. Los jóvenes como tu, pensáis en inglés. ¡Paso de una puñetera vez a los jóvenes, a la oposición! ¡al trabajo por el mérito, no por oposición y creernos propietarios de nuestro sillón! Totalmente de acuerdo con guillermoyane. CHAPEAU!

  6. Xanti Moriones
    26/03/2013 en 15:10

    Estoy de acuerdo con casi todo de lo aquí expuesto y soy optimista. Como ya se ha dicho es un camino sin retorno, el problema puede ser que el tiempo necesario para su implantanción, no ya al 100% de los procesos y procedimientos administrativos, si no ,sólamente, en aquellos que supongan un mayor valor añadido a los cuidadanos, puede ser tan largo que para cuando lleguemos sea ya demasiado tarde.Pero llegaremos!
    Por introducir una nueva derivada de la e-administración, para enero de 2014 se supone que las administraciones deben estar adaptadas al ENS, ¿se va a poner también de moda? O ¿ya es demasiado tarde?

  7. makgregory
    29/03/2013 en 19:17

    Reblogged this on Repitiendo contenido molón.

  8. 04/09/2013 en 09:19

    Hola de nuevo, me llevo algo de este post a otro blog. Un saludo Iñaki.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: