Inicio > Blogs, Dospuntocero > Vulgarización de la web 2.0: las invasiones bárbaras

Vulgarización de la web 2.0: las invasiones bárbaras

24/09/2008

El otro día mantuvimos una emocionante conversación sobre la inmaculada concepción de la web 2.0; esto es, sobre la resistencia de los pioneros a la adopción masiva de las herramientas de la web 2.0. Siguiendo la sugerencia de Ioannes Xabier, que nos remite a Arnold Toynbee, voy a llamar “vulgarización de la web 2.0” a este proceso.

Mi intento de hoy consiste en tratar de dar un barniz de respetabilidad a estas intuiciones. Para ello, remezclaré elementos del modelo de difusión de las innovaciones, de Rogers, con la curva hype, de Gartner, y con el último estudio de Technorati sobre el estado de la blogosfera, que se está publicando estos días por entregas.

Hype cycle

La curva hype de Gartner viene a dibujar el ciclo típico de vida de un producto nuevo, que pasa por un momento de sobreestimación antes de estabilizar su estima.

Atraviesa cinco fases:

  • Despegue tecnológico
  • Cima de expectativas infladas
  • Hondonada de la desilusión
  • Pendiente del entendimiento
  • Meseta de la productividad

El 1 de agosto de 2008, Gartner ha publicado un diagnóstico acerca de en qué punto de la curva se encuentran las herramientas de la web 2.0 y cuántos años faltan para su adopción generalizada.

gartner hype social soft

Como veis, los blogs figuran como una tecnología ya madura, a la que quedan menos de dos años para su adopción mayoritaria, seguidos de los wikis, los cuales, pese a haber bajado ya la montaña rusa, aún no parece que vayan a ser adoptados en breve. Mejores perspectivas ofrecen el blogueo corporativo y el etiquetado social que se han de popularizar en los próximos dos años.

Doy por hecho que Gartner refleja la realidad estadounidense, pero el dibujo nos puede valer como predicción de dónde estaremos dentro de un año o dos. Yo diría que por aquí, en cuanto a los blogs personales, estamos ahora cayendo hacia la hondonada de la desilusión, mientras que los blogs corporativos ascienden hacia la cima de las expectativas infladas.

Veamos ahora el modelo de Rogers de difusión de la tecnología.

Difusión tecnología Rogers

El modelo explica cómo las nuevas ideas y las tecnologías van siendo adoptadas por diferentes sectores sociales según una distribución normal. Clasifica cinco grupos:

  • Innovadores
  • Adoptadores tempranos
  • Mayoría temprana
  • Mayoría tardía
  • Perezosos

En el caso de los blogs, los innovadores tuvieron su ocasión de abrir el camino, y han alcanzado una dorada segunda vida como gurús de los early-adopters. Pero ahora estamos en el momento de entrada de la mayoría temprana, de la primera oleada de barbarización y vulgarización, para espanto de una parte de los innovadores y early-adopters.

Si mezclamos a Rogers con Gartner, podemos representar a cada uno de los grupos como un punto en la curva hype. El punto será más o menos gordo según el tamaño de la población representada y estará en un momento un otro de la curva, con los innovadores delante.

Aunque no cuento con ningún estudio que me respalde, me atrevo a decir que la adopción de los blogs en España a día de hoy se puede representar así:

alorza hype españa 08

Los innovadores están en la hondonada de la depresión y los early-adopters están cayendo hacia su posición a gran velocidad. Entre tanto, las masas comienzan a ser crédulas respecto al potencial de los blogs. A los primeros, el entusiasmo de los segundos les parece ingenuo. No recuerdan cómo de ingenuo era el suyo propio no hace tanto tiempo.

¿Qué preveo para el futuro? Algo así:

alorza hype barbaros

Las mayorías irán recorriendo las fases de manera secuencial hasta vulgarizar el uso de esta tecnología. Si el ciclo no se detiene, acabarán colisionando, de manera que innovadores y early-adopters se fusionarán y, una de dos, abandonarán los blogs o, más problemente, asciendan a la meseta de la productividad, donde conservarán cierta ventaja y, quizá, algún ascendente moral sobre los que les siguen.

Claro que este es sólo uno de los futuros posibles. Geoffrey Moore ha teorizado sobre la existencia de un abismo entre los early-adopters y las masas que van detrás. Según él, la adopción de la tecnología se parece frecuentemente a este dibujo:

el abismo de Moore

Nada garantiza que los blogs, u otras herramientas 2.0, vayan a ser adoptadas por la masa. Llevado esto a la curva hype, podemos encontrar que las mayorías abandonen antes de llegar a la cima, o una vez que lleguen a la hondonada.

Si ese es el riesgo, ¿acaso los sherpas no tenemos la responsabilidad de ayudar en los pasos más difíciles?

Y, de hecho, ¿qué está pasando? Nuestro sismógrafo de cabecera nos glosa el último estudio de Technorati sobre el estado de la blogosfera, que se está publicando estos días. Para mí, el dato más significativo es este:

“de los 133 millones de blogs indexados, que se dice pronto, resulta que apenas siete millones y medio han publicado en los últimos cuatro meses (…). Eso es sólo un 5,5%.”

Veámoslo dibujado:

Technorati 2008

La inmensa mayoría de los blogs se abren y jamás superan la primera media docena de artículos. Sólo uno de cada veinte persevera. Bien, no es nada trágico, el 5% de 133 millones es una cifra vasta.

Sería interesante conocer las razones de los que abandonan. Muchísimos serán blogs que se han abierto sólo por probar, o en el contexto de un curso, pero otra proporción serán blogs que nacieron con pretensión de continuidad, pero que se quedaron por el camino.

En fin, mis conclusiones son las de siempre: para escribir un blog te tiene que gustar escribir. Pero hay otras posibilidades de expresión en la web 2.0, mediante imagen o voz y, también, están el microblogging y las redes sociales, que se están llenando de gente. Mucha gente.

Nos queda un grupo fuera de todos los dibujos: el de los “perezosos”, que más bien es el de los “escépticos”. Siguiendo a Genís Roca, sospecho que buena parte de las personas con auténtico poder se engloban en este grupo, los que mandan en las empresas 4.5. No creo que consigamos atraer a muchos de estos a una conversación igualitaria, pero diría que están empezando a arrimar la oreja. Se ven en la necesidad de escuchar.

Para acabar, quiero meter en la conversación al amigo Óscar Cortés. En sus últimos posts ha reflejado, tal vez involuntariamente, el desconcierto del momento. Por una parte, hace una defensa de los valores 2.0 (en eso coincidimos) que le lleva a preocuparse por la mala utilización que puedan hacer los recién llegados. Óscar, eso es lo que siempre dicen los mayores de los jóvenes, generación tras generación. Que jueguen, que usen, que se equivoquen. así se estarán exponiendo al virus 2.0. Algo quedará.

En cambio, en su siguiente post nos cuenta sus esfuerzos para evangelizar a sus compañeros de proyecto. Esta es la frase que utiliza:

¡probadlo! que todo aquel que curiosea y lo prueba, acaba cayendo, y cuando cae no hay día que termine por descubrir un nuevo horizonte de oportunidades

Y ahí es donde brilla el mejor Óscar, donde pone emoción y ganas. Mi conclusión: tenemos un mejor papel como sherpas que como censores.

Anuncios
  1. 24/09/2008 en 23:22

    A este paso me tendré que dedicar a la arqueología de blogs. Mucho blog zombie hay por la red. No conocía los datos de Technorati, que aunque no es muy preciso midiendo, no cabe duda de que más o menos será así.

  2. 24/09/2008 en 23:57

    A mi de este estudio el de (Hype Cicle) me llama la atención que la adopción de los blogs sea más temprana que la de los Wikis. Los que llevamos un tiempo en esto siempre apostamos porque sería al reves. Quizás se deba a que si bien los wikis tienen una utilidad posible mayor la necesidad de coordinación y control inherente al trabajo colaborativo que supone un wiki los hace más difíciles de adoptar. No se,…

  3. mkl
    25/09/2008 en 00:10

    Un análisis impecable. Yo también me estaba mirando la curva de las innovaciones y comentaba (mucho menos rigurosamente) esa evolución con un amigo. Siguiendo con los símiles histórico-religiosos, podríamos decir que estamos en la travesía del desierto y que una vez nos han sido presentados los 10 mandamientos (los valores) nos queda un largo camino por delante para llegar a la tierra prometida… que quizá ninguno lleguemos a ver. Los early-adopters ¿Son los Moises de la historia? ¿No era Moises una especie de sherpa?
    Me parece que me he pasado con la analogía 😉 O no…
    En cualquier caso, el que los A-bloguers entren en la meseta, es una oportunidad de regeneración de la blogosfera. Auque tampoco deberíamos quedarnos en lo de los blogs ¿No deberíamos empezar a hablar de DOSCERosfera?
    (Anda que no nos gustan los juegos de palabros)

  4. 25/09/2008 en 00:10

    A mí esto de la Filosofía moderna no me acaba de convencer, pero si me dices que en realidad todo se reduce a la última parte de la fábula de la caverna de Platón, cuando el hombre sabio baja de nuevo a la caverna a iluminar a sus antiguos compis de prisión, me lo creo (es que “vulgarizar” es taaaan vulgar como verbo…).

  5. 25/09/2008 en 00:25

    Bueno, lo primero gracias por la referencia. Prometo leer con más detenimiento el post. Hay que que tener en cuenta cómo evolucionan las tecnologías (capa tecnología en el modelo OJO) toda tecnología o modelo está obsoleto para ayer, por eso creo que hay que entrar en la ‘vulgarización & barbarización’ de la capa valores. El ejemplo del sherpa que pones no tiene pérdida, un sherpa que quizás en ciertos momentos tenga que imponer un ritmo slow para asimilar valores y que en los inevitables designicidios , la capa valores quede como sustrato a la vez que se retroalimenta de los diferentes factores coyunturales, temporales, tecnológicos, fracasos, pre-éxitos o adversidades que se pueda encontrar en el camino.

  6. 25/09/2008 en 09:11

    @David: Si sigues el link al estudio de Technorati, verás buenas razones para que los wikis no triunfen: la gente escribe blogs personales y blogs profesionales, pero el uso corporativo sigue siendo muy bajo. Los blogs triunfan como canal de autoexpresión. A nadie se le ocurre emplear el wiki para eso. Así es la vida.

  7. 25/09/2008 en 12:04

    Genial esta agrupación de ideas y la reflexión que propones. Vulgarizar como objetivo. Esto abre la puerta hacia otro análisis asociado al papel del software libre en esta cadena como se introduce en el gráfico gartneriano. A vulgarizar que es un deporte muy sano.

  8. jesus
    25/09/2008 en 17:42

    Alorza, en los últimos dias me he enganchado a tus posts. He aprendido mas que en años de Master (hoy se aprende así). Yo soy de los que piensa que no va tan rápido el advenimiento masivo de los bloguers ( y menos en la administracion -y entre sus directivos, aun menos-). Te saludo en Cornella. Explico el programa Compartim.

  9. 25/09/2008 en 18:33

    Vaya posts que te sacas de dentro de la chistera. Magnífico !!! Gracias por la mención. Te doy réplica, (aunque no tan brillantemente, claro):
    http://i-publica.blogspot.com/2008/09/la-hermandad-del-nuestro-seor-cristo.html

  10. 27/09/2008 en 23:30

    alorza, muchas gracias por el post. De todas formas no veo peligro alguno en la “vulgarización” de los blogs. Tampoco en la vulgarización de otras cosas (cine, pintura, escultura, música, literatura, etc). Que mucha gente use un medio garantiza cantidad no calidad. La calidad deberá ser buscada, alabada y reverenciada. Asi lo veo yo.
    Un saludo,

  11. 28/09/2008 en 06:16

    @leolo: yo tampoco veo mayor peligro alguno en la “vulgarización”. Y aunque lo hubiera, es lo que viene, y habrá que vivir con ello. En cuanto a la calidad, creo, con Borges, que la calidad es una experiencia que cada lector atraviesa. El decía “ojalá seas el lector que este libro esperaba”. O, como dice el pueblo, “siempre hay un roto para un descosido”.

  12. 10/10/2008 en 10:56

    Sencillamente brillante. Espero que no te importe que utilice alguna de las gráficas que expones en alguna de mis ponencias, claro está, nombrando la fuente.
    Gracias por compartir el análisis con nosotros.

  13. 11/10/2008 en 03:47

    Increíble el análisis aunque lo veo con temor. Mi blog es de reciente creación y tengo todas las ganas de continuar con él, así que a Technorati le diremos con son 130.000.001 millones de blogs…
    Saludos y espero vuestra visita.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: