Inicio > Innovacion, Participacion, Valores > Valores para la innovación

Valores para la innovación


Banner de la Comunidad Vasca de Innovadores - Libro Verde de ValoresUn i-Talde (grupo de trabajo) de Innobasque ha elaborado una propuesta de valores innovadores, bajo el formato de “Libro Verde” (PDF, 847 KB), con el propósito de fomentar el espíritu emprendedor y la creatividad en la sociedad vasca.

En palabras de sus autores, “este documento es y debe ser entendido como una propuesta abierta para ser criticada y mejorada“. Se trata, por tanto, de provocar el debate y la participación de la sociedad en torno a esta propuesta de valores para la innovación.

“Nuestro objetivo es llegar al final de este proceso de debate con una propuesta inicial enriquecida, que se transforme en el compromiso de la sociedad vasca hacia los valores que van a guiar el cambio social para la innovación. Una suerte de gran «Pacto sobre los Valores» que quedaría recogido en «El Libro Blanco» de los valores de la innovación“.

El debate está abierto en la Comunidad Vasca de Innovadores. Estamos apuntados en este grupo de debate 32 personas, pero de momento no hay muchas aportaciones. ¿Algún voluntario para animar el debate?

Los valores propuestos en este “Libro Verde” son los siguientes:

  • El Conocimiento, como el recurso clave, la principal materia prima.
  • La Cooperación, filosofía sobre la que se asienta el trabajo y las relaciones entre los agentes sociales.
  • Apertura al cambio, como la actitud necesaria para aplicar el conocimiento adquirido y desarrollar nuevo conocimiento.
  • La Globalización, es decir, mentalidad y visión para actuar en un entorno global.

Comparto la importancia de estos cuatro elementos, pero me cuesta identificar el conocimiento y la globalización como valores.

Personalmente, destacaría la importancia de la cooperación. Supongo que será un valor clave en todos los ámbitos, pero al menos en mi entorno más próximo, el de la Administración pública, la cooperación es el gran reto que tenemos que afrontar. Y la cooperación no se produce sola, por generación espontánea. Es necesario establecer estructuras, mecanismos, métodos, recursos, etc. para que la cooperación se lleve a cabo de forma sistemática. La cooperación es la inversión más rentable que podemos hacer en la Administración pública. Como decíamos hace cuatro años en este blog, “la no colaboración tiene un coste demasiado alto para ser admisible“.

El “Libro Verde” tiene 58 páginas y buen numero de reflexiones interesantes, como este párrafo en el que se enlazan los tres primeros valores propuestos:

“La apertura al cambio es la actitud necesaria para aplicar el conocimiento adquirido. «El aprendizaje es el proceso que subyace e ilumina al cambio. El cambio es el hijo del aprendizaje». Y este cambio debe ser compartido, en cooperación con los demás en pro de una transformación social“.

En el documento, además de conceptualizar cada uno de estos valores, se identifican los comportamientos que se corresponderían con cada uno de ellos. Por ejemplo, en el caso de la cooperación los comportamientos clave serían los siguientes:

  • El liderazgo se convierte en liderazgo compartido, en equipo («equipos de líderes»), para un propósito común.
  • Claves para dirigir personas que son distintas (diversidad), piensan diferente y son sensibles.
  • Corresponsabilidad: trabajar como si el éxito dependiera del esfuerzo propio, sabiendo que en equipo 1+1 es más que 2.
  • Desarrollar la autoestima y la confianza en uno mismo y en los demás.
  • Comunicación y calidad en las conversaciones.
  • Ambientes de comprensión «hacia el otro» (razón-emoción), basados en la libertad. Cooperación entre distintos, que supone un alto nivel de convivencia.
  • Inteligencia emocional, aptitudes y capacidades de percepción, de pensamiento y razonamiento, empatía y control de las propias emociones.
  • Orientación a metas comunes y ambiciosas, pero alcanzables.
  • Formación de equipos ambiciosos, y construcción conjunta de comunidad.
  • Asunción de riesgos.

El documento dedica, también, un apartado a reflexionar sobre los factores que dificultan (frenos) y factores que favorecen (palancas) el desarrollo de estos valores.

En este apartado, que se asemeja bastante a un DAFO, se nos da un tirón de orejas a las administraciones públicas: “La Administración Pública ejerce un ejemplo negativo, al ser instituciones donde los cambios son muy escasos”. Y es verdad, las administraciones públicas somos organizaciones rígidas y poco innovadoras. Podemos y debemos dar mejor ejemplo a la sociedad y a sus organizaciones. Nos lo apuntamos, la Administración pública debe ser innovadora también para dar ejemplo.

Justo a continuación de este freno, se señala “la cultura empresarial jerárquica“. Vaya, pues este también nos vale para las administraciones públicas.

Pero más curiosa me resulta la crítica a la “cultura de indicadores“:

“En la actualidad medimos todo con indicadores que nos hacen exigir que siempre todo vaya «al alza», sin espacio para nuevas iniciativas de éxito a largo plazo”.

Y es que esto de los indicadores hay que hacerlo muy bien, porque si no, tienen mucho peligro.

En un apartado más breve se realiza un enfoque multinivel de la cultura de la innovación desde los planos de las personas, las organizaciones y el territorio.

Y, finalmente, el documento reflexiona sobre el camino a recorrer no sólo para la formulación definitiva de los valores innovadores, sino también para que estos valores sean difundidos y asumidos por la sociedad.

El objetivo último es actuar en el día a día, individualmente, según los valores definidos y consensuados colectivamente.

Anuncios
Categorías:Innovacion, Participacion, Valores Etiquetas:
  1. 29/07/2010 en 04:41

    Coincido en los valores propuestos y creo que lo que se podía decir ya lo han dicho los que escribieron antes que yo.
    Excelente artículo y ya me descargo el libro para leerlo.
    Saludos.

  2. 22/07/2010 en 15:27

    Comparto muchas de estas opiniones. Pienso que el conocimiento y globalizacion no son valores. La cooperación puede ser un valor (depende como se defina, pero en el libro se la define de manera clásica). En general creo que la tolerancia es el valor base de la colaboración. La cooperación esta asociada a los arreglos institucionales de la colaboracion (el networking es colaborativo pero no cooperativo). Se me ocurre que hay poca elaboración y distinciones entre networking, colaboracion, cooperacion, coordinacion. Son temas claves (claramente diferenciados) que tienen diferentes valores asociados.
    Lo segundo, los indicadores. El Gay index permite definir si una region, ciudad, comunidad es tolerante o no y la tolerancia (al error, a lo diverso, etc.) está asociada a la creatividad y la innovacion. Esos indicadores sirven mas que los indicadores de I+D. La crítica generica a los indicadores no sirve.
    Lo tercero, trabajamos en un proyecto de fomento de la cultura emprendedora en la educacion superior (Programa GAZE). Y os digo, el policy maker guipuzcoano es muy innovador. No toda la adminstracion pública es resistente al cambio.
    un saludo
    JCS.

  3. 28/06/2010 en 15:16

    Un pequeño apunte. Al igual que Iñaki, no veo como valor el conocimiento. Coincido con Gary Hammel en que en un mundo crecientemente dinámico, el conocimiento empieza a ser una commodity y la competencia consiste en ser diestro en adquirir nuevos conocimientos. Los valores asociados serían la curiosidad e inquietud por adquirir continuamente nuevos conocimientos. En realidad tiene que ver más con el valor apertura al cambio, aunque a mí éste me parece demasiado genérico.

  4. 28/06/2010 en 07:31

    Iñaki, ¿no resulta todo absolutamente previsible? Son análisis interesantes porque siempre hay alguna idea que despierta nuestras neuronas, pero de veras que leído todo seguido… parece ¡tan poco innovador!

  5. 28/06/2010 en 07:14

    Comparto los valores que propones. Sobre todo, la tolerancia al error, la perseverancia y el sentido del humor. Añadiría, aunque tenga un nombre un poco raro, la resilencia.
    Y felicidades por el segundo año del blog! Que cumplas muchos más!

  6. 27/06/2010 en 10:28

    Iñaki:
    Esto de los “valores para la innovación” me interesa mucho. Trabajo eso en la primera parte de mis talleres para innovadores, en la aCtitud y la aPtitud que se necesita para innovar.
    He visto a @jifamiliar en Twitter invitando a participar en el debate, así que aquí me paso para dejarte algunos de los valores que yo creo fundamentales para que tengamos más y mejores innovadores:
    1) Tolerancia al error (no temor al error, bajo sentido del ridículo) ¡¡éste es probablemente de los más importantes, y de los más olvidados!!
    2) Auto-motivación (motivación intrínseca, optimismo)
    3) Perseverancia (constancia, paciencia, tenacidad)
    4) Flexibilidad (abierto a cambiar de ideas, y de plan)
    5) Independencia (autoestima, capacidad crítica)
    6) Empatía (sensibilidad, percepción aguda, observador)
    7) Sentido del humor (siempre ayuda para sortear las dificultades, que serán muchas)
    Éstos son algunos de los más importantes.
    un saludo!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: