Inicio > #oGov, #openSociety, alorza.net, Factores de exito, Open Government, Participacion, Tecnologia > Participación y tecnología: agitadas, pero no revueltas

Participación y tecnología: agitadas, pero no revueltas

17/07/2014

Cuando me piden que predique sobre participación ciudadana y tecnología, suelo advertir: “os voy a defraudar”. Y es que no hay plataformas mágicas que cuadren el círculo de la participación, no existe software que solucione la crisis del engagement y no hay sistema de voto que sirva para mucho. Mucho ojito con dejar la participación en manos de informáticos. Yo, por eso, me resisto a nombrar marcas de software y cachazudamente vuelvo al qué, el para qué y el quiénes.

En un taller que he impartido recientemente, dentro del programa Herritarrekin, he comenzado por jugar con las cuatro palabras: nueva, tecnología, participación, ciudadana, que permiten casi cualquier emparejamiento, desde la “nueva ciudadanía”, hasta la “tecnología de la participación”, para así desparejar términos demasiado oídos. Os dejo por aquí la presentación.

He tenido la fortuna de que, casi a la vez, Nacho Criado me haya pedido que responda a preguntas similares, en el marco de una investigación sobre participación ciudadana 2.0. A continuación os ofrezco mis respuestas, por si sirven para el debate.

Por cierto, veréis que en algún caso he tenido que manifestar mi desconocimiento. Disculpad y ayudadme a saber más, por favor.

1. A tu juicio, ¿cuáles son las líneas de acción y/o valores que deben desarrollar los gobiernos locales para profundizar en una Participación Ciudadana bajo una filosofía 2.0 o en red?

Las acciones que se emprendan deben considerar la participación ciudadana como un compuesto de 4 componentes, cada uno de los cuales se sustenta en el anterior, como en una escalera:

  • Transparencia: requisito para generar confianza y conocimiento
  • Participación interna: requisito para lograr coherencia y para implantar soluciones
  • Participación ciudadana institucional: promovida por la Administración
  • Participación social: la hace la ciudadanía, con o sin apoyo de la Administración

Sin transparencia, no se dan las condiciones para empezar con la participación. Sin haberla experimentado de manera interna, no sabremos y no podremos conseguirla con la ciudadanía. Sin enganchar con las redes ciudadanas ya existentes no tendremos relevancia. Así, debemos considerar a la participación institucional como el eslabón más débil.

Otra idea, en esta misma línea, es que los poderes públicos asuman una orientación subsidiaria de la participación ciudadana, con estos principios:

  • detectar las comunidades existentes y ayudarlas a crecer
  • ponerse al servicio de las iniciativas ciudadanas
  • actuar allí donde no han llegado los ciudadanos
  • ayudar a la inclusión de quienes no pueden participar
  • no capitalizar políticamente la participación
  • renunciar al control
  • participar en términos de igualdad en las iniciativas ciudadanas
  • proponer auténtica participación (no manipulación) en todas las fases de las políticas públicas

2. ¿Qué herramientas o tecnologías sociales consideras necesario promover por las administraciones locales para el desarrollo de la Participación Ciudadana en clave colaborativa?

Si es posible, ninguna nueva. Los proyectos de participación ciudadana no son (no deberían ser) proyectos tecnológicos, sino proyectos con tecnología. Las herramientas más pedestres pueden bastar cuando hay comunidades con personas que colaboran entre sí. Son importantes las necesidades, no los medios.

En todo caso, esta pregunta no tiene respuesta sin conocer los para qués. Cuando hablamos de participación, podemos distinguir 5 momentos, con estos retos y estas prioridades tecnológicas:CicloParticipacion

Evaluación: Participación entendida como control social de recursos y resultados.

Retos:

    • Detectar irregularidades y derroche de dinero público
    • Aumentar el conocimiento ciudadano

Uso de tecnología:

    • Abrir los datos públicos: relacionarlos y publicar visualizaciones interactivas
    • Contenidos generados por los usuarios
    • Sistemas de rating colaborativo
    • Captura de datos en entorno local

Agenda: Deliberación para establecer los problemas y necesidades a abordar

Retos:

    • Detectar y entender problemas antes de que se vuelvan insolubles
    • Emerger lo que “desconocemos que desconocemos”
    • Asentar el pensamiento a largo plazo

Tecnología:

    • Abrir los datos públicos: relacionarlos y publicar visualizaciones interactivas
    • Aplicaciones 2.0 para promover la implicación
    • Escucha activa de redes sociales para entender las opiniones
    • Modelizar las políticas para entenderlas de manera visual

Diseño: Cocreación de políticas públicas

Retos:

    • Orientación a la adopción de cambios
    • Identificar buenas ideas y soluciones innovadoras
    • Generar involucración hacia las políticas públicas

Uso de tecnología:

    • Ideágoras: plataformas para recoger ideas
    • Espacios de debate de soluciones alternativas
    • Sistemas de prototipado y experimentación (p.e., vía ludificación)

Implantación: Voluntariado (digital) y otras formas de crear valor social

Retos

    • Pasar de la conversación a la acción
    • Reducir la incertidumbre sobre el impacto de las políticas

Uso de tecnología

    • Reutilización de datos públicos
    • Para feedback continuo
    • Crowdfunding de innovación social
    • Beta-testers

Comunicación: Diálogo multidimensional abierto

Retos:

    • Reglas de juego claras
    • Compartir el conocimiento que se genera localmente
    • Integrar en un sistema de atención ciudadana que responde

Uso de tecnología:

    • Integración de canales de atención ciudadana
    • Redes sociales
    • Plataformas para comentar
    • Volcado web de la conversación presencial

3. ¿Podrías mencionar algunos casos o buenas prácticas de gobiernos locales a nivel internacional que consideres referentes en cuanto a la promoción de la Participación Ciudadana en entornos 2.0?

No, no conozco ningún caso que pueda servir de referente. Hasta donde sé, en Reino Unido se están haciendo bien muchas cosas y seguro que hay municipios que servirán de buena práctica, pero no los he estudiado ni los conozco de cerca.

En España lo que predomina es el despiste. Hay buenas prácticas de uso de las redes sociales, pero considero que no las hay de una verdadera participación ciudadana CON uso de las redes sociales. Seguro que hay buenas experiencias parciales que no estoy tomando en cuenta. Me disculpo por mi desconocimiento.

4. ¿Qué principios y/o dimensiones piensas que debería incorporar un reglamento de Participación Ciudadana orientado a una filosofía 2.0 o colaborativa?

A manera de desordenado decálogo:

1. Democratización interna: para poder colaborar fuera, hay que haber aprendido a colaborar dentro.

2. Participación para lograr impactos en destinatarios. La participación en sí misma no es nada: debe ponerse al servicio de proyectos de desarrollo (comunitario, local, económico, de salud, educativo…)

3. Comenzar por la transparencia, como prerrequisito.

4. Detectar la participación ya existente y ponerse a su servicio, antes que lanzar campañas de participación desde el poder

5. La Administración siempre responde. En concreto responden las personas responsables de las áreas de que se esté tratando, por el mismo canal por el que se reciba la pregunta/propuesta, en un tiempo corto.

6. Reglas de juego claras. No todo se puede dejar a la decisión colectiva (wicked problems). Hay que dejar claro cuál es el grado de devolución de poder que se de en cada caso.

7. Dejar espacio a la colaboración, a que la ciudadanía genere valor público,

8. Dar pasos (desde la escuela) para apoyar el crecimiento de una nueva ciudadanía que incorpore de serie los valores “colaboración” y “apertura”.

9. Orientación a la innovación. La experimentación como método.

10. La cocreación como construcción colectiva de soluciones, en vez de los referendos como polarización de opciones.

Presentación con Herritarrekin:

Anuncios
  1. 18/07/2014 en 09:28

    Hola Alberto,

    Una vez más, felicidades por tus interesantes aportaciones.
    Suscribo todos tus comentarios.
    Sin embargo en tu última respuesta a la pregunta sobre principios y dimensiones de un reglamento de participación ciudadana hablas de un decálogo desordenado. Desordenado? Desde mi punto de vista el primero es para mí, sin duda alguna, el punto más importante y quizás demasiado olvidado: la democratización interna ¡
    Como podemos pedir colaboración y participación ciudadana si no la hemos practicado ni promovido a nivel interno?
    Creo que si realmente se trabaja bien en ese punto, el resto son mucho más fáciles de conseguir.

    • 18/07/2014 en 09:30

      Gracias, Carles. Estoy de acuerdo: el primer punto del decálogo sigue siendo el primero una vez ordenado. ¿O el segundo? Quizá todo comienza con la transparencia.

  2. Félix Jiménez
    26/07/2014 en 16:22

    Estoy de acuerdo totalmente con Carles. Todos los problemas no resueltos históricamente de la izquierda política, y de la izquierda social ,viene derivados fundamentalmente de no haber conseguido un método democrático que responda a las exigencias de la sociedad en el transcurso del tiempo. Ya Lenin, Trotsky y la Rosa Luxemburgo tuvieron discusiones acaloradas sobre este problema después del triunfo de la Revolución Rusa. discusiones que hoy siguen latentes en el PSOE, IU, PODEMOS, SINDICATOS, MOVIMIENTOS SOCIALES..etc.. Siempre hay una élite que se hace con el poder en todo tipo de organizaciones, y cuando alguien intenta democratizarlo más, se produce de inmediato el conflicto interpersonal o grupal. Es como si el ser humano necesitásemos “ser más ser” para colmar nuestra incompletud, como dice Fabricio de Potestad, Siquiatra jubilado de la S.S, en su libro CRISIS DE LARAZÖN POLÏTICA. En fin solo mejorando continuamente el método democrático podemos ir avanzando en este tema tan fundamental para el crédito de todo tipo de organización.

  3. 26/07/2014 en 16:51

    Pues sí, pero estamos en un punto en el que están faltando los primeros eslabones. Si al menos hubiera una buena comunicación interna.

  4. 28/07/2014 en 10:06

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Tenemos un conflicto social delante en varios bandos y podemos solucionarlo y cambiar las cosas, pero parece que alguien no quiere que esto suceda…

  1. 18/07/2014 en 09:50
  2. 18/07/2014 en 14:00
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: