Inicio > #oGov, alorza.net, Modelos, Open Government, Sociedad del conocimiento > Social data: el papel de la Administración en la sociedad del dato

Social data: el papel de la Administración en la sociedad del dato

06/05/2013

Las políticas de apertura de datos públicos tienen dos vertientes:

  • open data: la tarea de las Administraciones públicas de abrir sus datos
  • reutilización: la tarea de la sociedad de generar valor a partir de los datos.

Se ha señalado (Yu,H. y Robinson,D., 2012) que, desde el punto de vista de la transparencia, sólo algunos datos sirven para la rendición de cuentas y, por lo tanto, sustentan políticas de Gobierno abierto.

A partir de estas dos reflexiones básicas, he dibujado un grafo que pretende sistematizar las políticas de apertura de datos; esto es, que recoge el papel de la Administración pública desde la generación de datos hasta la promoción de su reutilización, diferenciando la vertiente económica de la vertiente democrática.

open data: el papel de la Administración pública

open data: el papel de la Administración pública

Explico brevemente los elementos de este modelo, partiendo desde el centro del círculo:

Datos compartidos en el origen

Un servicio público de datos abiertos no es más que un paso adelante en las políticas de atención ciudadana. La base para producir datos abiertos de manera rutinaria consiste en compartir primero los datos de manera interna y producir así una reutilización entre departamentos de la institución. Dos aspectos:

  • Colaboración interna como valor, que inicia un cambio cultural hacia el Gobierno abierto
  • Sistemas de middle office que den soporte a la rutina de compartir información

Datos abiertos

Cuando contamos con un sistema de información que permite reutilizar datos internamente y hemos asentado cierta cultura del compartir, abrir datos puede ser una actividad sencilla de abordar. Dos aspectos:

  • Servicio público: hay que diseñar y llevar a efecto un nuevo servicio público, con una calidad de servicio suficiente y en mejora continua.
  • Front=portal: la manera mínima de compartir los datos es creando un catálogo que se hace disponible a través de un portal.

Datos interoperables

Los datos de una Administración aislada tienen una utilidad muy restringida, debido a la dificultad para construir servicios que transciendan las fronteras territoriales y organizativas. Es fundamental alcanzar acuerdos entre Administraciones para proporcionar una base de reutilización potencialmente aprovechable. Dos aspectos:

  • Armonización: se precisa un compromiso claro para liberar los datasets que se consideren importantes, sobre todo desde el punto de vista de la transparencia.
  • Formatos y metadatos: para facilitar la reutilización, se han de alcanzar acuerdos en el modelo de representación de los datasets importantes.

Datos reutilizables

Una vez que las Administraciones han liberado datos, entra en juego la distinción -no siempre excluyente- entre datos para la democracia y datos para la economía. Para que esos datos puedan ser aprovechados por la sociedad, hay que considerar dos aspectos:

  • Visualizaciones: los datos para la transparencia deben venir acompañados de explicación y contexto para que puedan ser entendidos por la ciudadanía de a pie.
  • Compromiso: la reutilización económica precisa de un contrato claro respecto de lo que se puede hacer, de la estabilidad del servicio y de la no competencia -desleal- por parte de la Administración.

Sociedad reutilizadora

El papel de la Administración pública no termina con la puesta en marcha de un servicio de datos abiertos; antes bien, debe dedicar importantes esfuerzos a la promoción de la reutilización, tanto en su apartado democrático como económico.

  • Empoderamiento social: la razón de liberar datos para la transparencia es rendir cuentas para que la ciudadanía pueda ejercer un papel de control social; esto precisa de una sociedad educada y corresponsable.
  • Promoción económica: los emprendedores, las investigadoras y las empresas no están todavía en la clave de la reutilización; son precisas políticas de promoción para empezar a sacar partido a los datos.

Contexto: democracia y economía

Las políticas de open data no saturan todo el campo del Gobierno abierto, pero asientan la base para la rendición de cuentas, las transparencia y la capacitación ciudadana. Sobre estos cimientos, la participación y la colaboración pueden alzarse firmes.

Un estado de apertura de datos no sólo facilita materia prima para la innovación y la puesta en marcha de nuevos servicios, sino que nivela el campo de juego, permitiendo una competencia más perfecta gracias a la igualdad de acceso a la información.

Parece que Europa se encamina hacia la consideración de la reutilización como un derecho de la ciudadanía. Es el momento de que todas las Administraciones públicas empiecen a caminar, de acuerdo entre ellas y siguiendo las necesidades de la ciudadanía.

About these ads
  1. 06/05/2013 en 22:48

    Me gusta el esquema, y yo que tiendo a sintetizarlo todo al máximo, lo resumiría en: “Generar valor” que puede ser democrático, social o económico.

    • 07/05/2013 en 07:00

      Javier, yo también soy hombre de síntesis, pero en este caso era importante trazar una distinción entre la generación de valor económico y democrático, para poder evaluar quiénes están haciendo algo por la transparencia y quiénes no.

      Quizá otro día tocará distinguir entre valor social y económico, o entre Administración y empresa, o entre… dependiendo de qué estemos analizando. Lo importante es no perder la visión de conjunto en el fragor del análisis :-)

  2. 07/05/2013 en 08:53

    Alberto, mejor que sintetizador eres un crac. ¡Vaya visión! El gráfico va a ser muy útil para explicar las dos vertientes en el open data / reutilización: la transparència en la acción de gobiernos y administraciones y, por otro lado, la generació de valor económico y en innovación.
    Me lo llevo directamente a mis presentaciones; me ahorrará buena parte de las explicaciones ;-)

    • 07/05/2013 en 09:04

      Muchas gracias, amigo. Es un pequeño homenaje a la labor didáctica de la XiP.

  3. 07/05/2013 en 11:00

    Está claro que el valor del Open Data no lo dá la Administración que expone sino el Ciudadano que aprovecha.

    Magnífico mapa para navegar. Sólo echo en falta los mecanismos para la medición del valor aprovechado por la sociedad, lo cual es la palanca para impulsar las políticas de Open Data.

    Es decir, de alguna forma tiene que haber un círculo virtuoso de los Datos Abiertos Administración->Sociedad->Administración que realimente y perfeccione estas políticas.

    • 07/05/2013 en 11:27

      Sí, he dibujado sólo la parte de la oferta – junto con la promoción de la demanda. Ahora hace falta dibujar la demanda, la reutilización. Félix, alguna idea?

      • 07/05/2013 en 11:52

        Qué listo, Alorza… ;-). Bueno, vamos a ello.

        Una primera medición podría ser sobre la “entrega del dato”, ya que está en nuestras manos, podemos saber qué datos se descargan más y cómo evoluciona la demanda.

        Podríamos decir que estamos midiendo los “inputs” del proceso de reutilización.

        Puesto que no cobramos por esa entrega (aunque podríamos) nos sirve para saber que es lo más demandado y cuánto, aunque no nos dá una estimación de valor directa.

        Para hacer una estimación de valor, tendríamos que medir también los “outputs” del proceso de reutilización, lo cual se puede lograr observando las salidas de los reutilizadores. Puesto que esa información está en sus manos, no nos queda más remedio que pedírsela, aunque sea como devolución del favor de habérsela dado.

        O como proceso de beneficio mutuo cooperativo: “Si tu me das información, yo te doy más información/garantía/QOS. Cooperamos juntos para beneficio de ambos”.

        No estaría de más que, en los casos en los que merezca la pena, esta cooperación se plasme en algún tipo de convenio o acuerdo escrito. Que incluya la entrega de la información del “valor” apreciado por el reutilizador de los datos recibidos.

        Utópico, quizá…

      • 07/05/2013 en 19:48

        Félix, me temo que tu propuesta se merece un post. Aunque bienintencionada, es muy peligrosa: para poder medir, hay que poner barreras a la reutilización. Si no se puede medir, habrá que estimar, pero nunca perjudicar la entrega de servicios. Me explicaré mejor, lo prometo.

  4. 07/05/2013 en 18:48

    Muy bueno. Claro, sencillo y riguroso. El arranque desde la colaboración interna en la Atención ciudadana me parece especialmente brillante. Dando las claves para pasar de la retórica a la práctica en Gobierno Abierto. !Enhorabuena Alberto!. Con tu permiso voy a usar el modelo hasta donde pueda y me dejen en la extensión del Gobierno Abierto en Alcobendas. Si se me ocurre como mejorarlo ya te diré algo.

    • 07/05/2013 en 19:44

      Gracias, Antonio. Si necesitáis mi ayuda, ya sabes dónde encontrarme.

  5. 08/05/2013 en 01:55

    La información es relevante pero se estima que los que mas tributan son lo que prestaran mayor atención a los datos que irán apareciendo día a día

  6. Antonio Mesa
    10/05/2013 en 13:39

    Muy aclarador sobre Open Data y la estrategia a seguir para los que trabajamos en la Administración Pública, como el resto daremos difusión de estos contenidos en nuestras presentaciones y como es de rigor citar la fuente.

  7. Miguel Solano Gadea
    10/05/2013 en 14:52

    Me falta algo….
    Los datos públicos no son personales. Dejadlo claro.
    Pero los datos personales hay veces que deseamos que sean ‘medio públicos’ para no tenerlos que re aportar. (el certificado de empadronamiento que nos pide un colegio, el título universitario que nos pide quien quiere saber que estamos preparados y cualificados para…,…).

    me parece que sin querer, os habéis deslizado hacia el dato como rendición de cuentas o de gestión. Y hay más datos y más funciones.

  8. 04/09/2013 en 12:10

    Muy bueno, claro y sintético. Si me lo permites utilizaré tu esquema para trasladar el concepto Open Data , por supuesto siempre citando la fuente.

  9. 04/09/2013 en 12:21

    Gracias, Amaranta. Por supuesto, este esquema está a disposición pública.

  1. 06/05/2013 en 10:40
  2. 06/05/2013 en 11:15
  3. 10/05/2013 en 20:04
  4. 13/09/2013 en 13:45
Los comentarios están cerrados.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 220 seguidores

%d personas les gusta esto: