Inicio > Valores > participación = comunidad x discrepancia

participación = comunidad x discrepancia


Participación es, de los valores que propongo para la Administración en Red, el segundo que voy a desarrollar. Los valores suponen uno de los niveles de abstracción más altos y no se encarnan directamente. Su poder reside en la capacidad de movilizar y conducir los esfuerzos, de guiar las decisiones. Haciendo una metáfora a partir de la Física, los valores son energía, no materia. Por lo tanto, tomar la participación como valor abre diferentes reflexiones que cuando la tomamos como un objetivo planificable, ejecutable y medible.

Hecha esta advertencia, sigo el mismo método: caracterizar los valores por dialéctica entre dos conceptos. En este caso, propongo la siguiente fórmula:

participación = comunidad x discrepancia

La Administración es bien común: de todos, para todos, con todos… podemos seguir añadiendo preposiciones y usar los dos géneros. El principio de comunidad despliega dos consecuencias. La primera, que la toma de decisiones debe ser compartida. La segunda, que la ciudadanía que participa en la toma de decisiones, comparte la responsabilidad y asume compromisos. Por eso el valor participación quizá sea el que más contribuye a la que, para mí, es la madre de todos los valores de la Administración en red: la legitimación.

El principio discrepancia incorpora a la ecuación inestabilidad y dinamismo. La toma de decisiones en común viene acompañada de discusión, enfrentamiento dialéctico, presiones de los grupos claves, intentos de manipulación… Dicen que son turbulencias inevitables en la vida de la tribu. Yo voy más allá: son turbulencias necesarias para avanzar. Las decisiones tienen la oportunidad de enriquecerse cuando hay discusión apasionada y pluralismo en la generación de opciones.

La participación cabalga a lomos de la transparencia. La primera no es posible sin la segunda.

Espero que alguien (¡Mentxu!) se anime a hacer una reflexión de cómo y cuánto puede ayudar la tecnología a la participación. Por una parte, es claro que abre enormes oportunidades; por otra, atrae nuevos problemas. Un buen y breve resumen es éste de la wikipedia -en especial, el apartado “pros and cons“.

Technorati tags >

  1. 21/10/2005 de 19:23

    La tarea de cambiar la mentalidad de las personas, de tan ardua, parece imposible. Sin embargo, durante la Historia se han dado momentos en que esa mentalidad ha cambiado de forma brusca. Por ejemplo, la puritana actitud de ahorro y austeridad mayoritaria en los estadounidenses a principios del s.XX cambió a una cultura de endeudamiento familiar (¡compre hoy y pague mañana!) cuando la industria empezó a fabricar más de lo que podía vender. El crack del 29 fue una consecuencia directa.Moraleja: con perspectiva sistémica, es posible encontrar palancas para el cambio. Hace poco leí en el blog de Julen: \”A practicar judo. Utiliza la fuerza que hay dentro de algo para reconducirla de acuerdo con tus intereses. Ponerte frente a la fuerza es llevar una vida de perro\”.Gracias por las alabanzas: no soy insensible a la adulación. Me encantaría llamarte \”maestra\” a ti, Mentxu, pero el sexismo, que está en todas partes, quiere que esa expresión sólo sea elogiosa en masculino. Fiera, que eres una fiera.

  2. 21/10/2005 de 19:23

    Por alusiones intentaré responder. Pero la entrada de wikipedia que nos propone Alberto lo deja bastante clarito: la tecnología es una mera herramienta que solo puede funcionar si previamente hay \”voluntad política\” de integrar otras opiniones en la vida política o en la mejora de los servicios públicos. Creo que como buen \”maestro\” (más que gurú), Alberto propone una ecuación que si la clase política supiera resolver… evolucionaríamos hacia una nueva forma \”colaborativa\” de hacer política, donde la clase política se escuche y respete a sí misma; y tenga en cuenta la voz y demandas ciudadanas si lo consideran oportuno. Las soluciones no son \”tecnológicas\” sino \”políticas\”, de cambio de cultura y valores políticos y públicos. Y la solución óptima no creo que sea montar un wiki, sino que la \”filosofía colaborativa\” impregne la vida política/pública para \”construir entre tod@s\” más que generarnos nuevos problemas con nuestras riñas partidistas. Pero montar un wiki se hace en un rato, mientras que cambiar la mentalidad de las personas… es una tarea de largo recorrido. Lo importante es que siga existiendo gente optimista que crea en el cambio (-;

  3. 21/10/2005 de 19:23

    Alberto, alucino, como sigas así me voy a cambiar de guru (lo siento por Cornella).\”participacion=comunidad x discrepancia\” es brillante. Viernes por la tarde, vengo de la piscina, me encuentro con esto y flipo.La comunidad dede participar porque es la soberana (art. 1 de la Consti) y, también, porque ,para bien o para mal, es la destinataria (y la sufridora) de los servicios.Pero la discrepancia es la bomba, incorpora el elemento transgresor y provocativo de la ecuación, la realidad de la vida democrática: no hay libertad ni democracia sin discrepancia.Casi lamento no poder discrepar con este mensaje (post que dirían los cool).Ahora me voy a ver a \”La Fura dels Baus\” con otro cuerpo (a lo mejor, ni me duermo).Ánimo, Alberto, que ya van más de mil, y algunos no son nuestros.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: