Inicio > Normativa, Noticias > No más fotocopias del DNI

No más fotocopias del DNI


Esta semana se han publicado en el Boletín Oficial del Estado dos reales decretos por los que se suprimen, en los procedimientos administrativos de la Administración General del Estado, la aportación de fotocopias de documentos de identidad y de certificados de empadronamiento, respectivamente.

De entrada, hay que felicitarse por esta manifestación de voluntad por parte, sobre todo, del Ministerio de Administraciones Públicas, en la línea de “hacer más sencilla y amable la relación del ciudadano con la Administración”, como bien se indica en la exposición de motivos de uno de los reales decretos.

Sin perjuicio de nuestra valoración global positiva de estas medidas legislativas, uno no puede evitar la duda de si no se estará poniendo el carro por delante de los bueyes, ya que la entrada en vigor efectiva de estas medidas, en los procedimientos en que sea imprescindible comprobar de manera fehaciente datos que constan en los documentos cuya presentación ahora se suprime, queda supeditada a la puesta en funcionamiento de un Sistema de Verificación de Datos cuya configuración, características, requisitos y procedimientos de acceso se remiten a la aprobación de una orden posterior.

En cualquier caso, la relevancia de estas medidas no podía pasar inadvertida en este blog, por lo que a continuación incluimos algunas reflexiones sobre ellas, necesariamente breves ateniéndonos al formato de este medio.

Los certificados en papel son el procedimiento que utilizan habitualmente las Administraciones públicas cuando necesitan comprobar datos de los interesados en la tramitación de los expedientes. Si los eliminamos, necesitaremos efectuar la comprobación por otros medios.

El más directo es la sustitución del papel por certificados electrónicos, que son ficheros firmados que pueden adjuntarse en la tramitación, sobre todo, cuando ésta es telemática. Estos certificados mantienen en el ciudadano la responsabilidad de la justificación de los datos y, a futuro, tendrán un ámbito de aplicación en determinados casos. Por ejemplo, en certificados académicos que podrán presentarse de forma telemática en tramitaciones tanto con Administraciones públicas, como con empresas o particulares.

Si eximimos al ciudadano de la responsabilidad de aportar el certificado, sea en formato papel o electrónico, será necesario obtener los datos por otra vía. Y, básicamente, podemos identificar las dos siguientes: mediante una actuación del funcionario que tramita el expediente o mediante el intercambio automático de datos entre las aplicaciones informáticas.

El primero de estos procedimientos, a su vez, se puede llevar a cabo por los métodos tradicionales (siendo el funcionario quién solicite el dato, al igual que antes lo hacía el ciudadano) o utilizando la tecnología (mediante un servicio web donde el funcionario puede comprobar el dato).

El intercambio automático de los datos entre las aplicaciones supone el procedimiento más sofisticado, el que aporta mayor comodidad para todas las personas que intervienen en el expediente (ciudadanos y funcionarios) y, también, el más fiable, en la medida que se elimina cualquier posibilidad de error humano. Esta opción requiere que las aplicaciones informáticas de origen (la que tiene el dato) y de destino (la que lo necesita) se entiendan entre sí (interoperabilidad) y puedan interconectarse.

En el siguiente cuadro se resumen las distintas formas enumeradas para la comprobación de los datos de los terceros interesados en la tramitación de los expedientes:


Efectuada esta tipología, cabe pensar que el Sistema de Verificación de Datos previsto en los reales decretos publicados esta semana, está pensando en la consulta por parte del funcionario tramitador mediante un servicio web que habilitarán el Ministerio de Interior, en el caso del DNI, y el Ministerio de Economía y Hacienda, seguramente a través del INE (Instituto Nacional de Estadística), en el caso de los documentos probatorios del domicilio o residencia.

Esta opción es la más posibilista, porque la puesta en marcha de estos servicios web no resulta especialmente complicada y sólo requiere actuar sobre el origen de los datos, ya que el destino (el órgano que necesita el dato) accede “manualmente” a la web a consultar la información que necesite.

La transmisión automática de datos entre las aplicaciones de origen y destino requiere definir unos criterios de interoperabilidad comunes a todos los sistemas de información que aspiren a utilizar el servicio de intercambio de datos, y a la aplicación de dichos criterios en todos ellos, lo cual es, evidentemente, bastante más complejo que la opción anterior.

Con todo, a la vista de lo dispuesto en los reales decretos, este Sistema de Verificación de Datos aun no está disponible, ya que supedita su puesta en funcionamiento a la aprobación de una orden posterior. Supongo, no obstante, que el sistema se encontrará en una fase avanzada de desarrollo e implementación, porque lo contrario sí que sería vender puro humo.

Hay que tener en cuenta, además, que no termina todo con la puesta en marcha del Servicio de Verificación, sino que, para que sea utilizado, se requiere llevar a cabo unas acciones de despliegue por todos los Ministerios y Organismos usuarios del mismo. Habrá que dar de alta permisos, formar a los funcionarios, etc.

Por otra parte, aunque el ámbito de aplicación de estas medidas se centra en la Administración General del Estado, sería bueno que pudiera extenderse la utilización de estos sistemas a las restantes Administraciones del Estado (básicamente, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos), mediante los correspondientes convenios o la figura legal que corresponda.

En definitiva, la aprobación de estos reales decretos no supone de ninguna forma el final del camino, pero constituye una manifestación clara de liderazgo y seguro que va a contribuir a que se den los siguientes pasos en el desarrollo de una administración “más sencilla y amable”.

Technorati tags >

Categorías:Normativa, Noticias Etiquetas: ,
  1. 13/05/2006 de 22:51

    No Iñaki, te equivocas. Yo no busco una plaza (en una Uni burrocrática) sino que las personas que llevan años \”esperando\” que mejoren las condiciones laborales, sigan \”teniendo esperanza\” y no se hundan porque son verdaderos/as profesionales sin silla mientras que muchos con silla en propiedad no se la merecen (pero como son funcionarios/as nadie les quita la silla).Yo sé que no tengo nada que hacer en la Uni (he nacido tarde como me dijeron el viernes pasado; y soy anti-burrocrática por naturaleza), pero creo que por mi perfil puedo \”dar el coñazo\” a la administración burrocrática para que ésta:a) monte una base de datos documental b)asista al curso de archivo electrónico del IVAP y monte un archivo electrónicoc) reinvente la Administración (ya no digo eAdministración, sino \”modernizar\” que ese peldaño aún no lo han subido)d) que devuelvan las tasas a quienes no han sido seleccionadose) que solo pidan renovar los méritos recientes porque los anteriores estarán perfectamente digitalizadosDios, las personas de Administración de la UPV-EHU esta mañana casi me dan un par de besos cuando les he dicho que iba a poner una queja. No sabéis lo absurdo y \”surrealista\” que es todo esto en la \”era de Internet\” tanto para nosotros/as como para la gente de administración.En fin, que toda esta información y experiencia vital la guardaré para cuando tenga que hablar de MODERNIZACIÓN administrativa en la UPV-EHU 😉

  2. 13/05/2006 de 22:51

    Me gustan los comentarios que se han publicado en este post porque nos ponen los pies en la tierra, nos situan en la cruda realidad de nuestras administraciones.Como dice Virginia: \”Muchas veces pedimos el DNI simplemente porque allí están los datos legibles\”. Supongo que ahora los servicios de atención ciudadana tendrán que comprobar el número del DNI y la legibilidad de los datos antes de que se marchen los ciudadanos, porque sino \”vete luego a buscar al interesado\”.También tiene razón chica gato cuando dice que \”el DNI es un documento que el ciudadano tiene y hacer una fotocopia no cuesta tanto\”. Estaríamos encantados de que nos expliques ese \”sistema normalizado de intercmabio de datos entre administraciones que se está extendiendo a todos los organismos\”. Estaremos atentos a tu blog para ponerle un enlace si lo publicas ;-).Comprendo el malestar de Mentxu teniendo que fotocopiar año tras año los mismos papeles para apuntarse a las listas de candidatas y candidatos a puestos de profesorado de la EHU/UPV – Universidad del País Vasco. La verdad es que la cuestión no parece tan difícil de solucionar. Suena más bien a cierta dejadez por parte de los responsables del tema. ¡Ojalá que al menos tu esfuerzo se vea compensado con alguna plaza!

  3. 13/05/2006 de 22:51

    Gracias por este post!!! Me viene de perlas para decir lo siguiente:* ¿Tan difícil sería que el magnífico DNI electrónico tuviera un código de barras como cualquier carnet de biblioteca o producto del supermercado que el profesional público pase y automáticamente le aparezca quién somos? Es que parece que los juristas que elaboran reales Decretos NO CONOCEN LOS SUPERMERCADOS NI HAN IDO A UNA BIBLIOTECA PÚBLICA EN SU VIDA!!! PARECE QUE NO SON SUFRIDORES DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS (y que utilizan servicios de salud, seguridad social, etc privados, porque lo \”público\” es para la \”masa\”).* Comprobaré en mis propias carnes la EFECTIVIDAD de la medida del DNI cuando tenga que ir en unos días mi carnet de conducir. Y si hace falta, pongo otra queja ante el Defensor del Pueblo español.*Porque ya me quejé hace dos semanas ante el Defensor del Pueblo vasco, porque me parece una BROMA que no haya una base de datos que digitalice los méritos de candidatas y candidatos a puestos de profesorado, que encima tengamos que pagar tasas por estar al servicio de la Universidad y \”atender\” en cualquier momento la baja que se haya generado; y porque TENEMOS HERRAMIENTAS TIC que permiten digitalizar, simplificar, ser más eficaces y eficientes, pero QUIENES TOMAN DECISIONES \”pasan\” olímpicamente del proceso burrocrático, porque encima pensarán \”que nos fastidiemos\” y que cuantas más trabas nos pongan (a la gente más preparada de la Historia) más difícil será que les echemos de sus sillas en las que muchos parece que solo la calientan… y no la utilizan para TOMAR DECISIONES que solucionen problemas.Siento la chapa, pero tenía que decirlo en este blog. Mi queja propone soluciones (de sentido común) que espero que se apliquen IPSO FACTO. Hasta yo podría hacerles la base de datos y la carpeta de usuarios!!! Wiki de la queja y su seguimiento:http://scratchpad.wikia.com/wiki/BolsaehuSi conocéis más gente en esta situación de \”precariedad\” (esa gente que no se manifestará en la Huelga por un \”Sueldo Digno\”, que se QUEJEN!!!!).Desgraciadamente he viajado un poquito y sé QUÉ ES UNA UNIVERSIDAD DE VERDAD. Así que me da una pena terrible que cada día la UPV-EHU esté más vacía por lo deprimente que puede llegar a ser encontrarse con trámites y procedimientos tan ABSURDOS. Al menos, yo siempre veo lo positivo: tengo muchísimo material para \”buenas prácticas\” de uso ineficiente de las TIC y de personas con sillas de responsabilidad que las utilizan para… no sé qué.

  4. 13/05/2006 de 22:51

    Me gustaria hacer un apunte sobre el tema: 1- Los certificados es un papel que el ciudadano pide a un organismos para entregarlo a otro.Los certificados en papel se pueden sustituir por certificados telemáticos o por transmisión de datos (como acertadamente apuntas). Los dos métodos están funcionando,ejem: en la Agencia Tributaria. También se está extendiendo a todos los organismos un sistema normalizado de intercmabio de datos entre administraciones (lo puedo contar en un post). 2- El DNI como dice Virginia se pide para comprobar datos, así que si no hay un sistema para comprobarlos, más que una mejora va a ser peor para el ciudadano. Por otra parte el DNI es un documento que el ciudadano tiene y hacer una fotocopia no cuesta tanto, lo que ahorramos es el papel. En los trámites por Internet el certificado digital o el e-DNI sustituye la fotocopia completamente, asi que creo que es una medida o bien encaminada a cambiar costumbres o bien es puro marketing.

  5. 13/05/2006 de 22:51

    Yo te cuento las cosas como a mí me pasan. Cuando alguien presenta una solicitud y pone mal su DNI, el sistema ya no te deja continuar, vete luego a buscar al interesado. Es imposible. Nadie rellena con mayúsculas o con máquina las solicitudes. Muchas veces pedimos el DNI simplemente porque allí están los datos legibles.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: