Inicio > Blogs, Eventos > Taller de Aprendices: mis trucos de escritor

Taller de Aprendices: mis trucos de escritor

21/05/2007

aprendices - logoEl próximo 15 de junio, los Aprendices vamos a juntarnos para compartir conocimientos acerca de asuntos menos tecnológicos que en otras ocasiones: diseño y buena escritura del blog.

Espero que contemos con algunas personas que sepan orientarnos en el apartado de diseño, donde mi ignorancia es oceánica. Una de las pocas cosas que he leído es que las tipografías serif (como la Times) ayudan a la lectura en papel, pero que en la pantalla son más legibles las sans-serif (como la Arial). Por lo visto, la diferencia tiene que ver con el hecho de que en pantalla no seguimos el texto, sino que lo escaneamos. También me han dicho que, en pantalla, es preferible no justificar los párrafos.

En cuanto a lo de la buena escritura del blog, algunos diréis que el estilo es personal y que sobre gustos no hay nada escrito. Pues yo os digo: “si sobre gustos no hay nada escrito, ya es hora de que se escriba”. Con esta arenga quiero significar que no todas las opciones estilísticas son igual de eficaces, sin que por ello abogue por reducir la diversidad.

Mi aportación a esta edición va a ser confesar algunos de mis trucos de escritor. Un problema: no sé cuáles son, así que lo que aquí diga será tan nuevo para vosotros como para mí.

Empecemos por el título del post. Cuando empecé con el blog, procuraba buscar encabezados misteriosos y sugerentes, como hacen los literatos de medio pelo. Por ejemplo: “atravesada por la luz”. ¿De qué trataba ese post? Sobre la transparencia en la administración pública. ¿Qué título le pondría hoy? “Sobre la transparencia en la administración pública”.

En un universo infoxicado y googlizado los títulos misteriosos sólo conducen a que no entren al blog quienes querríamos que entrasen y a que entren quienes no tienen interés en entrar. Abogo, pues, por sacrificar la belleza a la precisión.

¿Qué hago con los dos o tres primeros párrafos? Bien, esto depende de si estoy escribiendo una entrada corta o larga. Si el post es corto, es corto, y punto. Si es largo, tengo que tener presente que, cuando alguien entre a la raíz del blog, sólo va a ver los primeros párrafos. Tienen que despertarle suficiente interés como para que pinche en “seguir leyendo”.

No tengo una solución perfecta. En esos párrafos suelo colocar:

  • un resumen del post, o una introducción que lo enmarque (como hacen los periodistas),
  • una presentación en tono autobiográfico o humorístico (pero, ¿por qué pienso que os va a interesar mi vida?),
  • una invitación a seguir, por ejemplo, mediante una pregunta del estilo de “¿qué opináis vosotros de esto?”,
  • o también, puedo dejar un párrafo inconcluso, como “las tres leyes del éxito son:”, que induzca a continuar.

A partir del “seguir leyendo”, todo vale. Pero tengo mis manías de escritor, de las cuales os puedo contar algo.

Manía 1: Me repugna el énfasis. Como soy un tipo entusiasta y un tanto naïf, puedo ponerme relativamente hiperbólico, pero intento huir del pleonasmo y de otorgar el número uno a todo. Por ejemplo, salvo que me estalle el cinturón de bombas, no diré “estoy totalmente destrozado”. Me parece más expresivo decir: “estoy mal”, y más preciso “estoy cansado”, o “estoy triste”.

Manía 2: No empleo emoticonos. Vale, a veces los uso en los comentarios, pero lo hago para no parecer un bicho raro. En estos últimos tres mil años, los escritores no han necesitado dibujar sonrisas ni guiños de ojos para hacernos saber qué emociones procuraban despertar. Debo reconocer que he tenido algún problemilla cuando he querido ponerme irónico.

Manía 3: Dejar algo para los comentarios. Procuro no ser exhaustivo y dejar algo para que lo completen los lectores. A veces lo hago de forma explícita, “¿qué más factores añadiríais vosotros?” y otras simplemente confío en que se produzca una conversación. Mi criterio de éxito de un post es que produzca comentarios, u otros posts.

Manía 4: Frases cortas. Aunque no sea uno de mis autores favoritos, soy de la escuela de Hemingway. Frases cortas. Frases simples, encadenadas por simple yuxtaposición. Ritmo sincopado, como el del cante gaditano.

Manía 5: Humor. Siempre. Pase lo que pase. No puedo evitarlo. Pero no siempre es evidente, creo.

Manía 6: Enlazar. Me sorprende que algunos enlacen menos. Si deseo que una persona concreta participe en la conversación, buscaré la ocasión de enlazarle y, Technorati mediante, probablemente lo conseguiré.

Manía 7: Listar. Prefiero dividir un párrafo en puntos “a, b, c…” que redactarlo. Me ayuda a estructurar las ideas.

Manía 8: Tender puentes con disciplinas muy alejadas. Aunque no sé si lo encontráis interesante, para mí es muy satisfactorio. Una de las disciplinas que más me tiran es la biología. Así, he comparado al político 2.0 con el lirón careto y a la diversidad organizacional con la reproducción sexual (y con la ensalada).

Manía 9: Juegos literarios. Además de citas evidentes, a veces camuflo en el texto frases tomadas o adaptadas de escritores o de músicos, dando por hecho que (casi) nadie las va a detectar. Otro juego literario consiste en el uso festivo de efectos como, por ejemplo, la aliteración: “los funcionarios de Forges se han forjado en esta fragua”. Sólo son juegos.

Manía 10: Publicar sin revisar. Revisarlo un millón de veces después de publicado. Corregir los errores. Lamentar no haberlo pensado más. Aceptar que no hay tiempo para más.

Anuncios
Categorías:Blogs, Eventos Etiquetas: , , ,
  1. 21/05/2007 en 23:31

    Sobre gustos hay mucho escrito, pero poco leído.
    Gracias por esctibir mi decálogo. En algún rincón de mi poblada inconsciencia sabía que tenía un decálogo así, como éste, de cómo bienescribir un blog (éste, precisamente éste, que es mío, te lo juro por Snoopy, a pesar de que lo hayas escrito tú) aunque no lo haya transcrito yo directamente. No sé si me has leído el pensamiento o lo habíamos hablado en otra vida.

  2. 22/05/2007 en 02:31

    Genial, me ha gustado mucho este post. Tienes razón en lo de enlazar. Creo que lo debería hacer mucho más…

  3. 22/05/2007 en 08:33

    ¿Dónde hay que firmar para suscribir íntegra la lista de manías?
    La única en la que no coincidimos es la 7, y sólo por motivos de contenido del blog, porque mis escritos profesionales-funcionariales son un listado permanente, por el mismo motivo: buscar claridad en los planteamientos y en la lectura.
    Enlazar es un placer.

  4. 22/05/2007 en 09:24

    Yo también comparto casi todos tus trucos, a pesar de que el resultado sea bastante diferente, como corresponde a nuestros estilos. ¡Un blog diverso en lo pequeño!
    Y digo casi todos, porque tenemos algunas diferencias. Por ejemplo, con la “manía” de los emoticonos. Yo los uso a veces, aunque en los posts pocas, la verdad. Pero es que tengo la sensación (real, por otra parte) de que muchas veces no se me pillan las ironías (en presencial) y aprovecho la muletilla de los emoticonos para que, al menos en lo escrito, no queden dudas.
    Puestos a elegir, me quedo con el humor, enlazar y dejar algo para los comentarios. ¡Que sería la vida sin humor! Y los otros dos son la sal y la pimienta de la blogosfera, porque como bien explicaste un día: “No son los blogs, sino las blogosferas“.

  5. 22/05/2007 en 13:20

    Como veis, funciona el truco nº 6: ¡gracias, Fernando!
    A los demás: no seáis vagos. Esta es mi lista de manías y es intransferible. ¿Por qué no escribís cada uno la vuestra? (ahora debería colocar un emoticoño).

  6. 22/05/2007 en 15:59

    Ya veo que algunos van a ir con los deberes muy bien hechos… 😉
    Yo coincido con tus manías excepto con la de los emoticonos. Con lo frías que son las palabras (y lo susceptibles que son las personas), no podría expresar mi ironía en los posts si no fuese por esas caritas 🙂

  7. alvizlo
    22/05/2007 en 19:51

    Jo, que envidia. Me pasa como a fernando mh, pero él también se adelantó publicando mi comentario. Como siempre, seguiré el taller en la red, me queda mucho que aprender. Entre otras, me pierde la 10, lo de escribir impulsivamente hace que los resultados sean, como mínimo, mejorables. Poco a poco…

  8. 22/05/2007 en 20:13

    Me parece bien que uses emoticonos, Lorena, pero ¡no me digas que son frías las palabras! Me apuesto lo que quieras a que soy capaz de hacerte ruborizar sólo con palabras.

  9. 23/05/2007 en 16:48

    Esto es lo más parecido que podías haber escrito como meme… Un día de estos trataré de sumar manías. Gracias, porque ayuda lo suyo.

  10. 24/05/2007 en 13:41

    Excelente Alorza. Muy buen post. Tomo nota de esta muy buena lección que compartes con tus lectores.
    Saludos Santiagueños.

  11. 24/05/2007 en 13:56

    Jo, voy a tener que empezar de nuevo. Me aprenderé las impares y asumiré las pares.
    Jijiji, en serio: PERFECTO. Ya no tengo que ir a la sesión.

  12. 24/05/2007 en 16:44

    ¿Se puede amenazar en este blog? Lo haré: Jaio, como faltes a la sesión, te buscaré en tu guarida y te traeré arrastrándote por los pelos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: