Inicio > #openSociety, alorza.net, Blogs, Dospuntocero, Sociedad del conocimiento, Valores > la inmaculada concepción de lo 2.0

la inmaculada concepción de lo 2.0

20/09/2008

the blog B seriesCon los buenos propósitos que acompañan la vuelta de las vacaciones, están floreciendo conversaciones en torno a la propia esencia de lo dospuntocero. Miquel, nuestro sismógrafo de cabecera, fue el primero en detectar que hay en marcha un debate que él llamó, al más puro estilo de la serie B, “la conjura de los blogs”. En este contexto, formuló incluso una profecía, tal vez una maldición:

“en breve, las administraciones se van a llenar de blogs y wikis estériles”

El debate ya ha desbordado al mundo de la Administración y se está peleando en los terrenos de la empresa y la política, enconado en torno a dos posiciones: la de los puristas y la de los posibilistas. Permitidme que haga equilibrios en el fiel de la balanza: tras algunas contribuciones sobre lo-que-debe-ser-lo-2.0, hoy vengo a defender una visión posibilista, incluso populista.

Este es el resumen de mi opinión:

Percibo un miedo a que nos manchen la pureza del dospuntocerismo genuino. Pero así es la vida. Cuando un movimiento triunfa, los early adopters se retiran asqueados y pasa a ser propiedad de la gran masa. Remezclando a Castells: “las utopías llevan al poder para ser traicionadas”.

Genís Roca y el pensamiento impuro

En la presentación del Manual de uso del blog en la empresa en el Guggenheim, hicimos un teatrillo cómico en el que el Agorante aberraba de arquetípico empresario tradicional (“Corto Maltés, Sociedad Filibustera”). La gracia de los gags estaba en que Don Corto, presidente de la compañía, pretendía entrar en el mundo de los blogs sin modificar sus valores tradicionales.

Una frase, dirigida a su secretaria: “he decidido que, tú Matilde, me vas a escribir un blog. Todas las mañanas me contarás qué he escrito en mi blog y lo que los trabajadores opinan”.

El teatrillo actuaba de contrapunto de las tres ponencias que hicimos: “escuchar”, “enlazar” y “compartir”. Esos tres verbos pretender ser la secuencia mágica para convertirse en blogger con fundamento. Con razón dice Miquel que mi libro es “un manual de urbanidad acerca de cómo conducirse en la blogosfera”.

Pero en nuestro equipo de fervientes moralistas se nos coló un elemento subversivo: Genís Roca. Este tipo vino a decir que lo dospuntocero está siendo una aventura de elites intelectuales, pero que será estéril si no consigue una aceptación masiva. Su idea central fue algo así:

“Tenemos que llegar todos juntos. Si lo dospuntocero está demasiado lejos, habrá que quedarse en el unopuntocinco, porque no tiene interés lo dospuntocero si se reduce a un grupo de vanguardistas”.

Posteriormente, tuvo ocasión de refinar sus argumentos en el iCities de Candelaria, donde nos sorprendió con este acrónimo:

Intentar Cambiar las Instituciones Tiene Implícito Evitar la Soberbia

Allí acuñó también el término “empresa 4.5”, en referencia al IPC del año 2007. Traducido: las empresas tradicionales son las que tienen el poder. Sólo podemos cambiarlas con mucha humildad y haciendo evidentes los beneficios del cambio.

Cink. | pensamiento impuro en acción

El verano de 2008 trajo una nueva idea de negocio: Cink. Sus fundadores son superhéroes de barrio en la blogosfera: Roc Fages, César Calderón, Marc Vidal, Sergio Cortés, Albert Rius y Pol Fages. Se trata de una idea desvergonzada, gozosamente impura: venden servicios de agitación 2.0 para empresas.

Esta idea ha hecho que algunos ilustres dospuntoceristas se remuevan incómodamente en sus sillones. El hecho de que no haya muchas críticas directas hay que achacarlo al prestigio de los fundadores y a que nadie desea un enfrentamiento dialéctico con Netoratón, siempre tan hipermineralizado. Pero se siente en muchos comentarios: “no me fío”, “me mosquea”, “interesante experimento”

Los blogueros somos un poco los masones del siglo XXI (¿escribiré ese post algún día?) y nos sentimos aterrados ante la idea de que legos en la materia penetren en nuestros secretos sin haber pasado por el ritual de iniciación. Cink promete desvelar todos nuestros secretos a los siempre malvados empresarios. ¿Traición u Open Business?

En mi opinión, un paso adelante imprescindible. Y debemos felicitarnos de que lo den “unos de los nuestros”. ¿Poco auténtico? Sin duda. Pero real.

Blogs a cascoporro

Llega la nueva invasión de los ultracuerpos. Así lo expresa la ironía de Miquel:

“Se avecinan blogs a mogollón, gobernados por una nueva casta de blogueros automatizados y corporativos, promocionados por organizaciones que se han hartado de que nos metamos con ellas y les repitamos una y otra vez que no se enteran, que esto de lo 2.0 no les va a entrar nunca en el tarro, que son más antiguas que un retablo, torpes, más que torpes, cerriles y casposas. Si, señores, las organizaciones se han cansado y han elegido a sus más notorios representantes del control y la opacidad para responsabilizarse de darnos respuesta ejemplar.”

Parece que yo mismo soy algo culpable de que se extienda esta visión, gracias al post “Administración 2.0: no basta con tener un blog”. La tesis que expresaba es “estamos dando demasiada importancia a las herramientas, cuando lo que define el dospuntocerismo son los valores”. De ahí la doscerización del modelo OJO de la web 2.0.

Otro de nuestros superhéroes de barrio está ejerciendo de gruñón esta temporada: Julen Iturbe. Ya en el Congreso de QEPEA daba esta recomendación radical: “no escribas un blog”. Y es que Julen, ese fan de Extremoduro, desconfía de la utilización de la web social por parte de los que siempre han tenido el poder: las empresas, los políticos… ¿Cuál es la alternativa, cerrar las puertas y que se queden fuera? El debate es apasionante

Politika 2.0

El debate de la pureza se ha planteado más abiertamente con ocasión del evento Politika2.0. Los que asistimos al Parlamento Vasco aquel día nos vimos infectados por lo que Gato Pérez llamaría el virus del amor y salimos encantados, creo que sin excepción.

Sin embargo, entre los no asistentes hubo numerosas llamadas al escepticismo. Tengo presentes las de Txetxu Barandiaran (secundada por Loretahur), Julen Iturbe, J.R. Mora y Arabatik, pero ahora me interesan sobre todo las dos primeras, porque traslucen la desconfianza de los blogueros pata negra ante el previsible mal uso que los políticos profesionales pueden hacer de los blogs.

Bien, reconozco que yo soy el primero en lamentar la pobreza de la mayor parte de los blogs de políticos, aunque también hay brillantes excepciones, de las que ahora, para no entrar en otro debate, sólo mencionaré al gran Donaire. Y también que soy el primero en sermonearles con aquello de que los valores son lo que definen a la web 2.0. Y ya, de paso, sermoneo a la población en su conjunto cuando digo “no hay buen gobierno sin buenos ciudadanos”.

Dicho esto, vamos a diferenciar entre la utopía (realizable) de cambiar de sistema político y la más pedestre idea de animar a los políticos a escuchar y participar de la conversación. Hay más probabilidades de que eso se traduzca en mejoras de la actual democracia que en graves riesgos. Ser un nodo influyente en la red cuesta trabajo y hay que ofrecer algo valioso. Los que no lo hagan así, simplemente perderán el tiempo.

¿Por qué, pues, tanta reticencia? Dadles cuerda. Algunos harán una polea y otros se ahorcarán solos.

La pureza de los early-adopters

En fin, tengo la impresión de que en estos lares estamos en un punto de inflexión en cuanto a la sociología de la blogosfera. Los inmaculados early-adopters, que llevamos en esto dos, tres o más años, asistimos al inicio de la adopción masiva de la web 2.0 por el conjunto de la sociedad. Y el conjunto de la sociedad es cutre y salchichero, por definición. Mancha.

Algunos están blogueando mucho menos y se refugian en twitter o buscan otras playas de la web 2.0 donde todavía no hayan plantado sus sombrillas las familias con niños y abuela. Algunos, como Arturo Paniagua se preguntan si se está perdiendo la frescura.

Por mi parte, me declaro favorable a que el grueso de nuestra sociedad tome las herramientas 2.0 (no sólo la hoz y el martillo), se lance a la gran conversación y disfrute en esta verbena. Claro que, a los que no les gustan las verbenas, se les va a poner la cabeza como un bombo. O quizá no, porque la blogosfera se constituye en barrios y cada quien frecuenta el que más le va.

Como decía un personaje de Vázquez Montalbán, cuando aún hacía literatura de vanguardia: “no eres la muchacha dorada, pero te cambiaría por la muchacha dorada”. Claro, porque la muchacha dorada nunca acaba de llegar. Eso sí no dejaremos el soniquete: “hay que comenzar por escuchar”, “compartir es la clave”, “aporta valor a la comunidad”. Etcétera. Es nuestro papel.

Anuncios
  1. 20/09/2008 en 21:40

    ¡Viva!
    Viva la impureza, la mezcla, la disolución y la decantación de los valores. Viva la multitud enfervorizada, el apelotonamiento y la popularización de los blogs. Que viva todo eso. Los puristas ya nos buscarán nuevos paraísos utópicos a los individualistas que nos agobiemos, o los buscaremos nosotros directamente.

  2. mkl
    21/09/2008 en 00:13

    Eres el number one, digo el number 2.0 de blogolandia. Este post es para disecarlo y mostrarlo a las generaciones futuras. Lo digo en serio, agradecimiento aparte por las citas. SI la conversación es explorar puntos de vista y hacerlos danzar, este post es todo un ejemplo. De verdad, qué bueno. Y el título muy bien hallado.
    Hay que seguir con este tema, pero tu argumentación es impecable. Si yo fui critico con la nueva casta de blogs (y creo que hay que serlo), tu lo eres con los viejos blogueros (y también estamos obligados). Sabe mal que el niño crezca, pero es lo que hay. De acuerdo, aunque me pese un poquitillo, de acuerdo.
    Además ¿qué más da? Si somos earliadapters de esos, pues nada a llegar alllá donde nadie ha llegado, como la Enterprise ¿Qué es lo que tenemos que probar ahora?
    A ver cómo sigue todo esto. Está apasionante.
    Y no puedo dejar de apreciar eso de “sismógrafo”. Me encanta.
    (buf, comentario de altas horas, ya me disculparéis)

  3. 21/09/2008 en 09:44

    Las ideologías siempre tienden a meter en un esquema simple una realidad compleja. Y los movimientos emergentes suelen llevar anejos algún tipo de ideología que permite destacar sus atractivos. Yo me considero empirico. Creo que uno puede elegir en la impureza, en lo que hay y que esto es una bendición. Esto precisamente permite defender los valores de cada uno. El gueto sirve para la autoafirmación, para tener fuerzas y lanzarse al mundo. Si uno se queda en el gueto ha perdido.

  4. 21/09/2008 en 09:59

    Bueno, bueno, bueno…Felicidades elevado al milcuadrado!!! Es de los mejores post que he leído en los últimos meses!!!
    Sobre lo que dices, siempre hay quien hace la revolución y quien, posteriormente, extiende la revolución. Cuando esta se extiende, debe adaptarse a las realidades. Entonces es cuando empieza el debate entre los puristas y los ‘adaptistas’.
    Felicidades otra vez!

  5. 21/09/2008 en 10:12

    Mi sombrero!!

  6. 21/09/2008 en 12:28

    Excelente síntesis de la situación. 2.0 ha venido para quedarse, cuanta más gente y empresas lo usen más social será y más se alejará del riesgo individualista y del culto al ego. Si es cierto que vales en la medida que das ( vales porque tienes algo que dar que es bien recibido), todas las iniciativas para difundirlo son necesarias. Seamos prácticos, tiene razón Genis – web 4.5 – y tiene razón la gente de Cink.

  7. 21/09/2008 en 13:10

    Gracias por los exagerados elogios. Esta mañana me siento más alto 🙂
    @mkl: no sabía si eras crítico con la nueva casta de blogs o si tu discurso era irónico. En todo caso, me reafirmo en eso de que eres el sismógrafo de la blogosfera. Al menos, de la de mi barrio.
    @thooby: ¡coincidimos! Después de lo de politika2.0, voy a tener que hacerte un lugar en mi altar.

  8. 21/09/2008 en 15:57

    Hermano Alorza,
    Como siempre, profundamente de acuerdo y en total sintonía. La fuerza de lo 2.0 se basa en la actitud de compartir, y por lo tanto debemos estar contentos de que cada vez llegue más y más gente a estos lares, y dispuestos a aceptar que los recién llegados modifiquen el paisaje con sus aportaciones y estilo. De lo contrario, estaríamos retrocediendo en el tiempo, cuando siglos atrás las monarquías europeas aplicaban su perverso despotismo ilustrado: “Todo para el pueblo pero sin el pueblo” (que será tema de mi próximo post, que ya sé que me prodigo poco).
    Una noticia que confirma que las cosas se mueven: el suplemento de negocios de hoy domingo en La Vanguardia tiene un artículo de página entera (pág. 16) titulado: “La Web 2.0 desembarca en la empresa”, y de subtítulo “Las compañías empiezan a captar el potencial que encierra esta nueva combinación de herramientas”.
    Como diría Galileo: “Eppur si muove”.

  9. 21/09/2008 en 17:20

    Lo has bordado, compañero. Has escrito un post redondo, inmaculado (con perdón) ;-).
    Tu pronóstico es irrefutable, lo 2.0 está abocado a sucumbir al uso “salchichero” de las masas o, al menos, de una inmensa minoría. Y entonces podremos dedicarnos a hablar de otras cosas, tranquilamente.
    Mientras tanto, no estará de más intentar responder a las preguntas y dudas que planteaba Odilas (no se me han olvidado):

    “Si la naturaleza era la respuesta. Cual era la pregunta?”. Un libro de Wagensberg del que aquí sólo me sirve el título para explicar que no podemos llegar con las respuestas, antes de que nuestros clientes se hayan hecho las preguntas (y las preguntas correctas!)”. Leer post completo.

    “En qué ayuda la conversación a un político?, para qué le sirve la colaboración a un director de proyectos?, qué obtiene un comercial desarrollando su identidad digital?
    Tengo la sensación de que estamos ofreciendo respuestas antes de que muchos hayan podido aún hacerse las preguntas. Tenemos las soluciones antes de ser conscientes de las necesidades”. Leer comentario completo.

    Ella misma ha comenzado a responder, proponiendo un catálogo de acciones para la adopción de la cultura y herramientas 2.0 en las empresas.
    También Alorza dio unas cuantas respuestas en su libro: “Manual de uso del blog en la empresa“.
    Hay quienes se han dado cuenta de que esto de los blogs y la web 2.0 va de conversar, de compartir y de hacer comunidad, y con eso les basta para entrar al trapo. Les gusta y le ven una potencia enorme. Otros, sin embargo, necesitan hacer balance de los costes y los beneficios, poder estimar de forma fiable como afecta todo esto a la cuenta de resultados o al escrutinio electoral. Y, mientras tanto, permanecen a la expectativa. Terminarán llegando, sólo que más tarde. Son los que justifican su actitud con aquella frase de que “a los pioneros les cortaron la cabellera los indios“.
    No se siempre es fácil ver las ventajas de lo nuevo. Incluso, cuando se inventó el teléfono tampoco se le veía una utilidad comercial. Algún directivo de IBM también vaticinó que los ordenadores nunca tendrían un uso doméstico. Yo tampoco me creía que terminaría llevando un teléfono en el bolsillo. A lo mejor por eso ya me creo (casi) cualquier cosa.
    Llegarán las masas salchicheras. Y estará bien que así sea.
    Tal vez se pueda aplicar a los blogs lo que nuestro paisano Gabriel Celaya dijo sobre la poesía:

    “La poesía no es un fin en sí. La poesía es un instrumento, entre otros, para transformar el mundo. No busca una posteridad de admiradores. Busca un porvenir en el que, consumada, dejará de ser lo que hoy es”.

  10. 21/09/2008 en 21:18

    El debate (fascinante), quizás no está tanto entre los puristas y los expansionistas, entre el uso restringido de unas supuestas élites y la adopción masiva.
    La desazón está en que el precio de la popularización no debería ser la banalidad, la monetarización o la apropiación por las tradicionales esferas y conductas del poder…
    No podemos alarmarnos porque la multitud entre a nuestro jardín, eso está bien lo que hay que intentar es que “el apelotonamiento” no destroce las flores.
    Siguiendo la descripción clarificadora de Roc, yo no puedo considerarme una revolucionaria, muchos llevabais años trazando caminos cuando yo me torcí del mío (y encantada de encontraros), pero en el eslabón que somos todos entre pioneros y “adaptistas” tenemos la oportunidad de hacer perdurar “la frescura”, las flores, los valores; no por afán de adoctrinamiento moral, ni por elitismo, sino porque son lo fundamental de toda esta fiesta.
    Gracias Iñaki, sé que no se te han olvidado.
    Que siga la fiesta.

  11. 21/09/2008 en 22:20

    @genís Pues sí que se mueve. Y será divertido asistir a los cambios que se avecinan.
    @Iñaki Hermosa, la cita de Gabriel Celaya (¿paisano?, si era giputxi 😉
    @Odilas: tranquila, que lo bueno de Internet es que no habrá escasez de jardines, por lo que no hay miedo de que nos pisen las flores. Algunos plantarán dalias y otros coles. Otros, rastrillarán guijarros. Habrá para elegir. Y nuestros jardines seguirán estando contiguos. Podremos visitarnos tan a menudo como ahora 🙂

  12. 21/09/2008 en 23:19

    @alorza: dando en el clavo! Era lo que le faltaba a la pobre Web2.0. Su paradoja: lo que le aporta su auténtico valor, popularizarse, se lo quita a ojos de sus evangelistas. (@genis lo de la ilustración viene al pelo que ni pintado).
    Con Facebook, Wikipedia, YouTube, MySpace o Blogger entre el Top10 de los sitios con mayor tráfico del mundo, yo creo que no hay lugar para un debate sobre purismo acerca del fenómeno (a no ser que el concepto early adopter de para caracterizar a los cientos de millones de internautas que conversan a diario desde hace unos años).
    Y hablando de empresas, ya Lee en los años 20 trataba de que entendieran lo de que la comunicación “es una calle con dos aceras”. Hablar y escuchar.
    Las técnicas del blogging corporativo se enfrentan al mismo reto que el padre de las relaciones públicas: trascender las dimensiones estratégica y táctica. La predisposición a interactuar con los stakeholders debe ser un principio estructural. Después de casi 100 años el mensaje ha ido calando poco a poco. Y en ese largo proceso, los del mundo Online somos unos recién llegados.
    Gran post. Muy oportuno.

  13. 22/09/2008 en 00:17

    De verdad chaval, que sólo se puede escribir esto con una dieta en la que las alubias de Tolosa formen parte de la misma.
    De verdad que sólo hay que felicitarte y sumarme a lo que han dicho los anteriores. Si Odilas hablaba de sombrero, yo me postro ( es que acabo de ver El Rey Pasmado)
    Felicidades.

  14. 22/09/2008 en 07:49

    Si uno de los valores del dospuntocerismo es el “beta-perpetuo”, el término “pureza”, yo creo que no tiene sentido, sino el de la continua evolución, que yo creo una vez más podría ir en el sentido de evolución de la blogosfera en noosfera . ¿ ¿ ¿Pureza? ¿ Principios? Hay un relato de ciencia ficción, “The Toynbee Convector”, que precisamente me lleva a hibridar tu post con la idea de Vulgarización y Barbarización” de Toynbee Los “early adopters” que citas no pueden ser la minoría dominante : “La Vulgarización y barbarización dentro de las ideas históricas de Arnold J. Toynbee, son procesos homólogos que tienden a liquidar espiritualmente a las minorías dominantes.” Ecuación Blogo-noosférica : Toynbee Convector x Caleidoscopio Ortiz

  15. Edu
    22/09/2008 en 12:32

    Me ha gustado lo de “Blogs a cascoporro”. ¡Viva la revolución 2.0. y el funcionario online! ¡Ya basta de estar desconectados! ¡Los compañeros unidos jamás serán jodidos!
    Perdón…..

  16. 22/09/2008 en 13:02

    Sobre los ilustrados, early adopters y demás, me quedo con esta frase “Algunos están blogueando mucho menos y se refugian en twitter o buscan otras playas de la web 2.0” a la que pienso hacer un comentario devastador y con la peor de las intenciones:
    Muchos de estos inmaculados nunca fueron 2.0. Únicamente llegaron antes. Hablaron de blogs desde blogs, igual que ahora twittean sobre twitter o iphonean desde su iPhone. Endogamia de lo peor. De lo más rancio. De lo menos 2.0 que uno se pueda echar en cara.
    Se van no porque se les haya ensuciado el encalado, sino porque ya no hay más que regurgitar sobre el invento. Y darle utilidad real, eso cuesta mucho.
    (siento el tono agrio: es que hoy uno está teniendo un mal día)

  17. 22/09/2008 en 17:28

    Como siempre Alorza aportando ideas brillantes y creando opinión en estos temas. La masificación del 2.0 debe ser el camino; el problema estaría en que dicha masificación introdujera una perversión en los valores que cimentan el sistema y lo hacen tan atractivo e innovador.

  18. 22/09/2008 en 17:38

    Gracias, una vez más.
    @Adolfo: me gusta tu punto de vista: es la misma vieja pelea de siempre, con nuevos instrumentos.
    @Nacho: lo peor de las alubias de Tolosa es el día después 😛
    @Ioannes: desde luego, eres un pozo de sabiduría. Vulgarización y barbarización, términos a retener.
    @Edu: bienvenido a la blogosfera pública. Seguiré tus lecciones.
    @ismael: te veo vitríólico esta mañana… y certero. Qué peligro.
    @ocortes: yo no veo peligro de perversión. Lo mismo que no estoy subscrito a blogs sobre trash-metal o sobre lacanismo, seguiré sin frecuentar los barrios de la blogosfera que no me gusten. Y viceversa. No creo que la adopción masiva de la web 2.0 vaya a cambiar nuestras creencias y, en cambio, los que entren se arriesgan a cambiar las suyas.

  19. 22/09/2008 en 21:55

    El hecho de que los puristas cuestionen la bondad de la popularización del efecto 2.0 pone de manifiesto la poca confianza que le tienen a eso que ellos mismos se jactan de defender y que es la esencia de la web: “escuchar”, “enlazar” y “compartir”. Conversar en resumidas cuentas.
    A mi me mosquea cualquier afán de convertir algo en exclusivo. Percibo que detrás de tales intenciones suele esconderse un miedo generalmente infundado y casi siempre paralizante. Además no conozco nada en este mundo a lo que no le venga bien un poco de aire fresco.
    Supongo que las empresas y los políticos tendrán que aprender, como hemos tenido que hacer y aún hacemos todos. Y no hay por qué temerle a eso si los códigos de supervivencia son los mismos para todos.
    Aunque yo no soy ningún gurú de esto, claro.

  20. 22/09/2008 en 23:44

    Me gusta el debate planteado. El truco creo que está en que los que no saben aprendan y que los que saben enseñen, con una actitud abierta y sin soberbia. El diálogo, la conversación, es buena manera de aprender y de enseñar, de compartir, desde la Grecia clásica, sólo que ahora tenemos los instrumentos para que la conversación sea universal. O en el barrio que le guste más a cada uno, claro. ¿Miedo al otro? ¿Miedo a lo lo desconocido? Para nada.

  21. 23/09/2008 en 06:57

    Mucha tela que cortar hay por aquí. Quizá es tan sencillo como decir que es un reto a la inteligencia: cómo cambiar las cosas sin abrumar y rascando algo del fondo de las conciencias. Nosotros siempre estamos diciendo que de por medio hay modelos mentales y eso complica el asunto. Pero también lo convierte en un reto encantador.

  22. 25/09/2008 en 13:41

    Yo veo donde nace el gran Satán.
    Está claro que el culpable de todo esto fue el que escribió ese libro del Blog y la empresa. Y no hablo sólo del autor. Hablo, de todas las personas que aglutina ese libro y que están referenciadas. Herejes todas de popularizar el pan y el vino para el deleite de la chusma en la verbena.
    Bendito el día que decidimos cruzar la raya de lo intelectualoide hacia el infinito y mucho más. Como dice M@k viva el mestizaje y la impureza. Que todo fluya.

  23. 25/09/2008 en 23:41

    Disculpe el retraso pero un comentario en este post no se merece menos reflexión.
    Como papá de la criatura (cink) y “nou vingut” al dospuntocerismo como quien dice, no puedo estar más de acuerdo con tu razonamiento y exposición.
    La idea de cink surge del pensamiento lateral. Vino desde fuera para quedarse. Cuando diseñamos este posicionamiento y este servicio sólo pensamos desde fuera, con nuestro único objetivo el de crear un nuevo modelo útil para las empresas e instituciones con estas herramientas y sobretodo con estos valores.
    DE aquí salió la criatura: del más genuino “cink out of the box”.. salimos de la caja, miramos las expectivas y nacimos.. y parece que para bien.
    Por eso nunca supimos de dogmas ni de santos griales.. sólo de innovar y hacer las cosas de una manera diferente.
    Enhorabuena!!
    genial post!! lo guardaremos en la memoria…
    y cuando hayamos llevado esto a la utopía… nos iremos a pervertir a otra parte!! 🙂
    saludos

  24. 28/09/2008 en 13:02

    es genial hacer un comentario después de Sergio Cortés… hay quien se pregunta si soy un cruce entre él i Marc Vidal…. 😉
    en fin ya era hora que la 2.0 empezara a llegar más allà de los circulos “mafiosos” que se han creido con el poder y el control. como dice Genis Roca, que sentido tiene ir a un sitio si no hay nadie… La 2.0, la conversación, la nueva wen… llameses como sea sólo tiene sentido con gente, sólo tiene sentido con participación… y ya será el “mercado” el que determinará quien tiene sentido ser escuchado y quien no… y el que tenga miedo o le molestemos puede ir a por la 3.0… pero cuidado que detrás venimos todos.
    Genial post de alguien que ha hecho un genial libro…felicidades.
    Aprendemos compartiendo en http://www.interactividad.org

  25. 06/10/2008 en 01:08

    Posteando sobre la radicalización de la blogosfera, tuve un hueco para mencionar (y agradecerte) esta entrada
    http://jaimecuesta.blogspot.com/2008/10/radicalizacin-en-la-blogosfera.html

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: