Inicio > #oGov, alorza.net, Inhabilitadores > 10 causas de malestar con la Administración

10 causas de malestar con la Administración

11/03/2009

ineocivisA partir de un proyecto en curso con el Servicio de Innovación de la Diputación Foral de Bizkaia, Julen propone 10 causas de malestar provocadas por la empresa. El post es tan bueno que ha generado una secuela, igualmente brillante, en los sueños de la razón.

No ha quedado ahí. i-neocivis, recogiendo el testigo, ha traducido la lista de Julen al ámbito de la relación entre la Administración y la ciudadanía, en un post titulado “Insatisfacción de relación ciudadano-administración”.

Copio los titulares y recomiendo visitar el post original:

  1. Me tratas como habitante y como a un ignorante
  2. Tu poder es demasiado grande sobre mí
  3. En general, no vivo la realidad como un sistema democrático
  4. Ocultas demasiado lo que más interesa
  5. Me presionas demasiado
  6. Tus dádivas en dinero generan malestar
  7. No me dejas actuar con libertad
  8. En el fondo tu sistema está basado en la desconfianza y eso hace daño
  9. Estás agrediendo en exceso al planeta que habitamos
  10. La organización del tercer sector que has desarrollado me ha ninguneado

¡Se admiten nuevas formulaciones!

Anuncios
  1. 12/03/2009 en 07:10

    Ahora sólo queda empezar a currar para cambiar la situación. Casi nada 😉

  2. 12/03/2009 en 22:27

    Otras formulaciones (pensando en voz alta):
    1. Dices que estás a mi servicio, pero no me preguntas qué quiero.
    2. No te entiendo: no entiendo ni tu lenguaje, ni tu organización, ni tu forma de funcionar.
    3. No te percibo justa: eres fuerte con el débil y cedes ante el poderoso.
    4. No eres ejemplar en el uso de los recursos que pagamos entre todos.
    Que siga la bola.

  3. 13/03/2009 en 10:49

    Qué bueno… Por la parte que me toca, yo le daría otra vuelta para conjugar la lista en modo ‘medios de comunicación’ y el malestar que generan entre los ciudadanos:
    1. Me tratas como una cifra (que miden OJD, audímetros, Nielsen…) y como a un ignorante.
    2. Tu poder, al final, es demasiado grande sobre mí porque te arrogas la potestad de modelar y colocar el foco en una parte de la realidad que me resulta ajena.
    3. En general, has conseguido que reniegue de tu labor como uno de los pilares de un sistema democrático.
    4. Ocultas demasiado lo que más interesa: sí, ya lo sabemos, un periodista vale más por lo que calla, pero tanto…
    5. Me presionas demasiado. Y si hablamos de publicidad, ni te cuento
    6. Tus dádivas en forma de promociones generan malestar, antes, durante y más de lo que crees, después.
    7. No me dejas actuar con libertad, y más cuando quiero o necesito interactuar contigo.
    8. Eres fuerte con el débil y cedes ante el poderoso y/o anunciante.
    9. Estás agrediendo en exceso al planeta comunicación; es más, el ecosistema hace tiempo que ha sido definitivamente alterado y en él habitan hoy más mutantes que nunca.
    10. Las bases de una suerte de `tercer sector’ de la información -periodismo ciudadano- ya están puestas. Empezaste ninguneándolo y ahora quieres sacarle tajada… Te aprietan demasiado las costuras de tu negocio…

  4. 13/03/2009 en 14:15

    No me entiendo, no estoy de acuerdo con estos decálogos. Para empezar, no estoy molesto con el concepto empresa, sino con una minoría de las empresas con que me toca relacionarme, y no por los puntos que mencionais; tampoco me causa tanta zozobra la administración, y en cuanto a los medios de comunicación, paso tanto de ellos que no creo que pueda hablar de malestar. Será la primavera… Por cierto, algunos puntos no son directamente trasladables o generalizables (¿son insostebibles ecológicamente las empresas… de energías renovables, o las administraciones que sigue criterios ecológicos?). Venga, que hay muchos sitios que están haciendo cosas bien.

  5. 13/03/2009 en 20:42

    @M@k: ¡viva la primavera!, pero el polen te ha ofuscado los sentidos 🙂
    Nadie ha dicho “todo el mundo es malo”. Simplemente se pretende hacer el hit parade de las causas de malestar en la empresa, la administración, los medios… Nadie dice que todas provoquen malestar todo el rato.

  6. Gus
    16/03/2009 en 15:50

    @ Alorza: Gracias por leerme, en general no muchos lo hacen.. y saludos, desde ya mis inquietudes no cesan y se disparan como en este post..
    a M@k: Puede que no estés de acuerdo con el concepto de empresa. Muchos si lo están, y muchos creen que “la empresa como la conocemos” debe cambiar aunque se resista y haya hecho cultura con su adoctrinamiento. Hora de Innvoar.. y como dice Alorza, nadie dice que todo sea malo.. pero a valutar en una balanza “lo que hay” es evidente que nuestra civilización no ha hecho un jardín de rosas…
    Saludos!

  7. 17/03/2009 en 12:25

    Al final una conclusión puede ser que la Administración ´no distingue entre tratar igual al ciudadano cuando ejerce su rol de elemento de poder y autoridad, en el que éste efectivamente es un administrado y debe estar sometido al imperio de la ley que cuando es un ente prestador de servicios públicos o de gobierno de la sociedad en el que el ciudadano/usuario debe aquirir un papel totalmente diferente y no verse tratado de la manera que habéis sugerido en el post y en todos los comentarios.
    Mi juicio es éste, que la Administración no es capaz de actuar de forma diferente según las circunstancias

  8. 17/03/2009 en 21:46

    Bueno, hay que dar un voto de confianza al ciudadano, cuando es agradecido, es realmente agradecido; seguro que vosotros mismos habeis tenido múltiples ocasiones para comprobarlo. Lo curioso es que está agradecido por un derecho que tiene, pero aún y todo está agradecido…Supongo que tendremos que quitarnos de la cabeza tanto al funcionario malencarado y borde así como al ciudadano con ganas de gresca y peleón y cara de perro. Al fin y al cabo, la Administración Pública no es Telefónica o Esukaltel 🙂 . Saludos.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: