Inicio > #openSociety, alorza.net, Noticias, Sociedad del conocimiento, Tecnologia > Banda ancha en Euskadi: la brecha se estrecha

Banda ancha en Euskadi: la brecha se estrecha

03/02/2006

Apenas miro televisión, ni leo periódicos. Eso sí, según edans, parece que tengo una vida blended. Pues bien, esta semana he roto mi voto de castidad informativa y así he topado con esta buena noticia:

Euskadi se convertirá este año en la primera región europea que ofrecerá acceso rápido a Internet en todo su territorio.

Ha dado la buena nueva la vicepresidenta del Gobierno Vasco, Idoia Zenarruzabeitia, que ha destacado la incorporación de la tecnología inalámbrica wimax, como solución a la falta de iniciativa del sector privado para dotar de banda ancha a ese 40% de los municipios donde la inversión no es demostrablemente rentable. Las medidas tomadas por el Gobierno Vasco incluyen la subvención de la instalación de receptores wimax en hogares y PYMES. Más información, aquí.

Por otra parte, el proyecto KZGunea y sus derivados lleva un buen tiempo ayudando a estrechar la brecha digital, con notables resultados. El 100% de los municipios vascos cuenta con, al menos, un centro de acceso público a Internet.

Ésta es una de esas ocasiones en que me siento orgulloso de vivir en Euskadi. Claro que una vez deshinchado el orgulloso pecho, me da por pedir más. ¿Por qué no conectar toda Euskadi con wimax gratuito? ¿No provocaría una medida de ese tipo una explosión de la sociedad de la información con probables consecuencias positivas para la cultura y la economía? Soy insaciable.

En todo caso, las autopistas de la información están construidas. Ahora hace falta que la Administración ponga servicios en la red y que la ciudadanía quiera usarlos. La primera parte depende sólo de que los de la Administración seamos capaces de ponernos de acuerdo y trabajemos bien. Pero habrá que actuar además para seguir reduciendo la brecha digital y para aumentar las ganas de enredar en Internet.

Julen hablaba en su día de su tía Begoña y cómo la necesidad le llevó a integrarse rápidamente en la sociedad de la información. ¿Podemos crear necesidades tan acuciantes de forma general? No creo que sea ni posible ni deseable.

Una pista de cómo ir creando adicción a la cibercultura me ha venido por la televisión, ese electrodoméstico prepotente. En el capítulo 74 de “Aquí no hay quien viva”, Juan Cuesta, ex-presidente de la comunidad, pone banda ancha con wifi en su casa. El resto de los vecinos, encarnando ese espíritu nacional que nos lleva a hacer cola para obtener cualquier artículo que sea gratuito, se conecta al wifi de Cuesta. Algunos incluso se compran un portátil sólo para poder gorronear. El caso es que una vez que han empezado a disfrutar de distintas posibilidades de Internet, Juan Cuesta pone password para acceder y deja a todo el vecindario sin conexión, lo que provoca una terrible conmoción entre los aprovechados vecinos.

Tranquilos: no estoy incitando al gorroneo wifi, aunque sí recomiendo iniciativas como Fon o, de forma más sencilla, un acuerdo con tu vecino para usar ambos una conexión ADSL. La moraleja viene por otro lado. Tengo la impresión de que un capítulo de “Aquí no hay quien viva” donde se muestra a los distintos personajes disfrutando de la red posee una influencia sobre el deseo de usar Internet mucho mayor que cualquier campaña institucional que podamos lanzar.

Los que vamos para viejos recordamos que la gran palanca que consiguió que las mujeres acudieran a hacerse mamografías preventivas fue el cáncer de mama que sufrió, en la ficción, Miss Ellie y en la vida real, Barbara Bel Geddes, de la famosísima serie Dallas. Lo mismo que las compañías de cereales pagan para que en la mesa de desayuno de la familia Serrano aparezca su marca, tal vez haya que incorporar a las teleseries situaciones en que personajes de todo tipo realizan trámites con la Administración de forma telemática. ¿O ya está sucediendo? Tengo que ver más tele.

Technorati tags >

Anuncios
  1. 10/02/2006 en 07:51

    En el caso de \”Aquí no hay quien viva\”… igual deberían haber puesto un \”disclaimer\”: ¿Nunca has visto el cartel de una compañía de telecomunicaciones que hay en la azotea de Desengaño nº24? Disclaimer: este comentario no está motivado más que por la envidia de que en Andalucía no estamos reduciendo la brecha digital. (Y por la admiración por un post tan bien hecho como el de Alorza, por supuesto)

  2. 10/02/2006 en 07:51

    Gracias por el halago, Luis.Por cierto, ahora que lo pienso, otra compañía de telecomunicaciones (Euskaltel) hizo una campaña publcitaria basada en la serie Dallas.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: