Inicio > Innovacion > ¿La innovación es cosa de todos?

¿La innovación es cosa de todos?


Allá por noviembre del año pasado (este blog va cogiendo veteranía) publicábamos un post sobre “información y conocimiento”, en el que citábamos un artículo de Itziar Ortega sobre “el perfil y los roles del gestor del conocimiento”.

En los comentarios al post se suscitó un debate sobre si la gestión del conocimiento era una función que debía descansar en especialistas o si, por el contrario, era algo en lo que se debían involucrar todas las personas de la organización.

Una de las utilidades del conocimiento es la innovación. ¿Os acordáis de aquella definición? Innovar: “Utilizar el conocimiento para cambiar y desarrollar nuevos productos, procesos, negocios y modelos organizativos“.

Pues bien, Alfons Cornella habla de dos instrumentos complementarios para la gestión de la innovación: el modelo participativo y la unidad de innovación.

Entonces, ¿es la innovación cosa de todos?

De acuerdo con la propuesta de Cornella, las empresas deben gestionar el mix entre el modelo participativo y la unidad de innovación.

Así, el modelo participativo promueve que todas las personas de la organización aporten ideas con respecto a lo que el cliente les pide, lo que ven en la competencia, cómo podríamos trabajar mejor, etc., mientras que la unidad de innovación sería la encargada de desarrollar nuevos negocios, a partir de las oportunidades que se detecten.

Juan José Goñi hila más fino. Así, en su artículo “¿Un innovador o muchos innovadores?” identifica, para un proyecto de innovación, las seis fases siguientes: 1. Preproyecto, 2. Estudio de viabilidad, 3. Iniciación, 4. Ejecución, 5. Evaluación del Resultado y 6. Transferencia.

Para Goñi, los roles en la gestión de la innovación son los siguientes: generación de ideas, actividad emprendedora, dirección del proyecto, función de enlace, y patrocinio o apoyo.

Con razón concluye que:

La innovación no es una carrera de 100 metros, de una persona con grandes dotes creativas. Es más bien una larga carrera de relevos donde la complementariedad y los relevos en equipo constituyen la clave del éxito”.

Por mi parte, me parece razonable separar entre la involucración de todos a la hora de aportar ideas y la especialización para convertir esas ideas en innovaciones en los productos o en los procesos.

Como de un tiempo a esta parte la innovación es el concepto de moda, os propongo las siguientes lecturas (además de las que ya he citado en este post):

¡Que las disfrutéis!

Technorati tags >

Categorías:Innovacion Etiquetas: , ,
  1. 07/07/2006 de 10:41

    Breve comentario para dar mi visión (similar a la comentada en el post):1. Implicación total de todos los empleados en la innovación, dentro de los límites de proponer ideas.2. Grupo de Innovación encargado de recoger esas propuestas y materializarlas.No obstante, añadiría un punto (o rol) 1b que es el puente entre el grupo de innovación y el resto de empleados: el catalizador y motivador de ideas innovadoras que fomente la participación de los empleados en la presentación de ideas.Salu2

  1. No trackbacks yet.

Responder a David Bartolomé Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: