Inicio > Gestión pública, Inhabilitadores, Referentes > La jornada de un gobernante

La jornada de un gobernante


He recurrido a “La nueva organización del desgobierno” de Alejandro Nieto, para inspirarme sobre los elementos inhabilitadores del buen funcionamiento de la Administración Pública. El resultado ha sido una auténtica sobredosis. Iré comentando los que me parecen más relevantes.

Comienzo con la jornada del gobernante. Según Alejandro Nieto, a los gobernantes la jornada se les va en reuniones, visitas, llamadas telefónicas y comidas de trabajo, de forma que apenas les queda tiempo para la reflexión. En su opinión, se trata de una vida dura y sacrificada para él y para su familia, pero inútil para la Administración y la ciudadanía. Lo que le lleva a concluir: “En las áreas del poder no se piensa: se improvisa”.

Esta reflexión de Alejandro Nieto me ha recordado un comentario de Alfons Cornella en el que afirma: “No nos atreveríamos a decir, bajo ningún concepto, “no tengo tiempo para trabajar”, o “no tengo tiempo para reuniones”, o “no tengo tiempo para comidas largas”. Pero no tengo tiempo para leer, o para aprender, o para ver, está socialmente bien visto”. Y concluye: “Trabajo, luego no aprendo”.

Para Nieto el elemento sacrificado por la falta de tiempo es la reflexión, para Cornella el aprendizaje.

Juzgue el lector lo que haya de cierto en estas reflexiones y, de ser así, la importancia y consecuencias de estas actitudes.

Technorati tags > government egovernment civil servants time

  1. 20/06/2006 de 18:46

    Pues si, aprovechar el tiempo y gestionarlo con eficiencia es una asignatura pendiente para muchas personas!!Por cierto, que lo de la mano que mueve hilos negros, prefiero traducirlo por personas \”sare-managers\” que generan confianza, conectan a personas y tejen redes de colaboración \”inesperadas\” simplemente porque preguntan: ¿quieres ayudarme? o ¿te puedo ayudar?

  2. 20/06/2006 de 18:46

    Yo leí en el 85 la versión anterior del libro (La organización del desgobierno, 1984) y me encantó.Llevaba, por aquella época, 2 ó 3 años trabajando en el Gobierno Vasco y estaba en plena crisis de desencanto. El libro de Nieto racionalizaba todas las disfunciones que yo estaba sufriendo en mis carnes.Reconozco que exagera y que no deja el menor resquicio para la esperanza, pero la base todo lo que cuenta es cierta y, en todo caso, con el porcentaje que hay de realidad en el libro es más que suficiente para preocuparse o, mejor, para ocuparse.Con el tema del tiempo, en particular, yo si creo que la jornada de los \”gobernantes\” es bastante ineficiente y que les queda bastante poco tiempo para la reflexión. Y el poco que les queda no lo dedican a ello por falta de costumbre.Por eso, cuando en el imaginario popular se alude a esas manos negras que mueven los hilos, generalmente pienso que es una interpretación extremadamente benévola de la política y de la Administración. Creo que el factor casualidad suele tener más peso que el factor \”mano negra\”.De todas formas, la fungibilidad (?) del tiempo no es patrimonio exclusivo de los \”gobernantes\”.Así que habrá que cuidar de aprovechar el nuestro, ¿no te parece?

  3. 20/06/2006 de 18:46

    Leí ese libro en la carrera y me gustó aunque \”exagera\” bastante (o si no, menuda realidad la de nuestras queridas AAPP!!!).Como dice Silvio \”nadie está conforme con lo que le tocó\”. Quien tiene tiempo, no tiene dinero, y quien tiene dinero y responsabilidades no tiene tiempo.Mi catedrática del sentido común de la Universidad de la Vida (a.k.a. mi abuela Manoli) me dijo en una ocasión que tendré que pensar cómo me gustaría que fueran las cosas antes de tener responsabilidades en cualquier área. Porque si no has pensado/reflexionado/compartido ideas sobre ello previamente, es IMPOSIBLE que al ser elegida/o una persona tenga tiempo de leer, documentarse, reflexionar, etc… El tiempo se le va en reuniones y más reuniones (que en raras ocasiones utilizan las TIC -videoconferencias, IRC, etc… para desarrollarse). Todas incluyen largos viajes, largas comidas y agradables sobremesas (con dinero público generalmente).Tendremos que pensar en acondicionar \”fregonetas\” Vitos con mobiliario oficinístico para que nuestros responsables políticos/públicos aprovechen sus desplazamientos físicos para no perder el tiempo (ya que es un bien muy escaso) y puedan ir currando.En fin, que yo este veranito me he apuntado vía Internet a hacer Yoga en un centro cívico de Gasteiz, porque aunque no tengo mucho tiempo, no quiero que en la fase de enclaustramiento tesístico final me dé un \”yuyu\” neuronal!!! A ver si algún día compartimos yoga&aquagym 🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: