Inicio > #oGov, alorza.net, Blogs, Colaboracion interadministrativa, Expertos, Factores de exito, Modelos > Por qué tarda en llegar la administración electrónica

Por qué tarda en llegar la administración electrónica

01/03/2007

Curva hype de GartnerLa reseña que publicamos ayer sobre Red Pública, el libro de Roc Fages, ha servido de acicate para iniciar una conversación transoceánica con el propio Roc, con Nacho Campos, con Rafael Chamorro y con Jorge S. King: una buena porción de la blogosfera hispana. Recojo los hilos y prolongo aquí la charla, con algún otro invitado.

Chamorro lo dice así: “se ve que la Administración Electrónica viene a lomos de caracol y que es pesimista el resultado, viendo lo poco que se avanza“. Aunque los caracoles pueden hacer maravillas, creo que todos compartimos el diagnóstico. Ahora quisiera saber cuáles pueden ser las causas. ¿Qué opináis?

Chamorro lo tiene muy claro: Los responsables de estos temas en general no son profesionales, son políticos, que son capaces de decir que lo verde es rojo si deja de gobernar su partido.” “Y lo que no pretenderá nadie es que se le respeten sus opiniones a alguien que se le nombra un viernes en el Consejo de Ministros y, el lunes siguiente, ya pontifica sobre temas complicados donde existen profesionales que llevan trabajando muchos años.”

En el libro de Roc también encontramos referencias al problema del liderazgo político. Recoge además otras causas: “Cuando falla la concepción estratégica, las implementaciones se centran en la e, y no en el gobierno“. “La colaboración interadministrativa y la interoperabilidad son absolutamente claves para el éxito. Sin embargo, son los aspectos donde más se falla”. “Las inversiones en eGobierno son muchas veces estrategias políticas para no salirse de la tendencia.”

El plan europeo i2010 es pragmático: hay que centrarse en el back-office y en los servicios a empresas, junto con unos pocos servicios de inmediato valor añadido para la ciudadanía.

Se nota que en Harvard leen a Roc Fages. Alexander Schellong (PDF) nos dice que la administración electrónica no llega porque, pese a los discursos grandilocuentes, todo el esfuerzo se ha puesto en la e de egovernment. Igualmente, reconoce que la clave está en la colaboración interadministrativa.

Schellong reelabora el ciclo hype de Gartner (ver imagen adjunta) y nos viene a decir que estamos en lo más hondo de la hondonada de la desilusión. No está tan mal: se supone que a partir de ahora todo mejora. Pero, desde luego, no va a mejorar solo. Para entrar en la época de madurez debemos empezar por reformular los objetivos.

Creo que Roc nos ha dado el lema: “Una persona no conectada debe poder obtener servicios de eGobierno. Una administración electrónica no implica que el ciudadano esté también digitalizado“. Los siguientes pasos a dar: interoperabilidad y una estrategia multicanal.

Anuncios
  1. 01/03/2007 en 23:23

    Las referencias que citas en tu post muestran bastante consenso en que la colaboración interadministrativa es una de las claves principales para el desarrollo de la Administración electrónica. Parece claro que si queremos ahorrarle al ciudadano la presentación de certificados y eliminar el papel será necesario que las Administraciones se entiendan entre sí y sean capaces de intercambiarse los datos. La interoperabilidad no deja de ser un resultado de la colaboración interadministrativa.
    Y, para mi, la otra clave es la estrategia (que también la citas), que en definitiva se trata de tener una idea, explicitada en un plan, y mantenerla en el tiempo, de forma que las actuaciones no sean champiñones que crecen azarosa y espontáneamente, sino que siguen un hilo conductor encaminado a unos objetivos concretos.
    La tercera pata del banco serían (seríamos) las personas, desde los políticos (que también citas) hasta los ciudadanos que deberían contar con un protagonismo mucho más claro, y pasando por los funcionarios que tenemos mucho que aportar, aunque a veces ni siquiera seamos conscientes de ello.
    Con estos ingredientes iríamos montados a lomos del caracol acróbata que nos has presentado y saldríamos rápidos de ese valle de la desilusión del hype ciclo en el que al parecer nos encontramos.

  2. 02/03/2007 en 08:02

    Bueno, Iñaki, veo que has saltado directamente a dar soluciones. Coincido contigo, pero yo aún estaba en el análisis de causas. ¿Nos hemos dejado alguna importante sin citar?

  3. 02/03/2007 en 08:53

    Yo querría ahondar en la responsabilidad de los políticos. Desde mi punto de vista, al problema de la legitimación del directivo electo y de la anteposición de la agenda política a la agenda (llamemosle así) operativa o técnica, se añade una cuestión vital que es la alfabetización digital del estratégico.
    Así, no se trata solamente que sepa liderar una estrategia de implantación de iniciativas de e-Gobierno o e-Administración, sino simple y llanamente que sea capaz, en términos prácticos, de crearla e, incluso, de comprender la que le puedan sugerir puestos técnicos que, como bien dice Chamorro, llevan años partiéndose la pana con el tema.
    Es como hablar de cibercrimen sin saber qué es una IP.
    En el próximo capítulo, esto mismo pero hablando del administrado/contribuyente.

  4. Roc
    02/03/2007 en 09:35

    Una de las causas principales del problema de la administración electrónica es que hay poco liderazgo político. Esto es algo obvio, pero real. Por lo tanto, o cambia eso, o gente como vosotros pasáis al mando, o esperamos que nuestros hijos estén en los centros de decisión.
    Cuando digo que “Una persona no conectada debe poder obtener servicios de eGobierno. Una administración electrónica no implica que el ciudadano esté también digitalizado” apuntaba, en el momento de escribirlo -la Web 2.0 aún no estaba en el aire-, a la necesidad de que fuesen las administraciones las que hiciesen el trabajo digital para la ciudadanía. De hecho, eso era lo que ahora se comenta sobre los ‘intermediarios’ -‘atractores’-, algo que desde la UE empiezan a proclamar como necesario.
    Finalmente, toda la teoría se te puede venir abajo cuando un mismo funcionario te dice que él es de la generación que se siente superada por lo que hay ahora, después de explicarle que precisamente el concepto de Web 2.0 y sus herramientas pueden servir para dar opciones a los que no se conectaban hace 5 años a Internet -lo diré siempre: a mi madre, enséñale a interactuar por el móvil con la administración, y lo hará; desde Internet, ni se lo comentes. POr lo tanto, ahora es el momento.
    Alorza, sobre el éxito de las targetas bancarias, lo decía el CEO de T-Systems España, Ginés Alarcón, en la entrevista que le hicimos en PropolisCLub: las tecnologías tienen éxito cuando el usuario les encuentra utilidad. Antes del éxito, comentaba, hace falta una buena estrategia de impulso. Hablaba de las azafatas que estaban en las sucursales bancarias cuando apareció el cajero automático. Ellas mismas ayudaban a los usuarios a sacar dinero desde los cajeros, a actualizarse automáticamente la libreta. Por lo tanto, el éxito del eGobierno puede conseguirse cuando la gente le vea utilidad real y cuando haya actores que ayuden a utilizarlo.

  5. Pepe Roldán
    02/03/2007 en 10:08

    Hola a todos:
    Soy nuevo en estos pagos. La calidad del público dle blog dice mucho del mismo. Enhorabuena a todos.
    A lo que vamos. yo creo que se ponen en marcha iniciaitivas de e-administración en instituciones donde no se han solucionado aún problemas de mera gestión de información. Por decisiones de interés de un político (no de interés político, que sería lo adecuado) se venden “motos” que se paran a los dos kilómetros porque el proyecto del que tiran carece en realidad del trabajo en el “back office” previo. Yo creo que hay infraestructuras, aplicaciones e iniciativas suficientes para que la e-administración ande por si sola, pero no llega a arrancar eficazmente porque el trabajo previo, el trabajo de modelo de información en la organización, no se ha hecho.
    Un saludo

  6. Federico
    02/03/2007 en 11:06

    Completamente de acuerdo con Roc. Las dos claves son por una parte ofrecer servicios que tengan utilidad real y, aunque esto depende en muchos casos de la suerte, encontrar la killer application. Pero la segunda clave es aun más importante: la gestión del cambio (divulgación, formación, soporte, dinamización) tanto puertas adentro de la administración como hacia los usuarios externos, además en ese orden. Los proyectos de AD tienden a olvidar la importancia del factor gestión del cambio y, a menudo, esta es la causa del fracaso. Este olvido viene motivado por motivos presupuestarios: la gestión del cambio es más costosa que el propio proyecto de desarrollo e implantación en sí mismo.

  7. 02/03/2007 en 12:28

    En mi municipio de residencia las convocatorias que realiza el Ayuntamiento solo llegan a “determinados” vecinos y vecinas. Solo se realizan de forma masiva cuando llegan épocas de elecciones. El alcalde lleva 28 años en el puesto y está considerado como un verdadero “cacique”. El Ayuntamiento dispone de página web, pero todos los trámites hay que hacerlos de forma presencial y para algunos de ellos el tiempo de respuesta es “eterno”. Conozco el libro de Roc gracias a su “detallazo” y ya me he puesto a leerlo. Coincido con Alorza en cuanto a sus opiniones sobre el contenido del mismo y con Roc en cuanto a la necesidad de fomentar las nuevas formas de participación ciudadana, porque estoy convencida que, sobre todo en los pequeños municipios, van a representar un gran avance hacia la sociedad del conocimiento. Además piendo que la utilización de estas nuevas tecnologías puestas al alcance de la ciudadanía van a suponer una eficacia en el gasto público. Yo soy optimista.
    Saludos

  8. 02/03/2007 en 14:33

    Quiero destacar lo del liderazgo político, es una de las patas en las que se debe asentar cualquier programa de implementación de la administración electrónica. Por estos rumbos es notable la falta de liderazgo político, si bien el gobierno ha implementado con éxito algunos programas, en materia de administración electrónica le falta mucho aún justamente por esa falencia.
    A los políticos “no les gusta lo que no conocen”, los pocos que hablan del tema son unos diletantes, y lo hacen sólo para quedar bien. Conceptos con integración, articulación, colaboración son sólo “adornos en un buen discurso” para ellos.
    Sencillo la administración electrónica atenta los intereses de este tipo de políticos. El beneficio general no está contemplado en sus intereses.

  9. Chica Gato
    02/03/2007 en 18:37

    No me puedo resistir al tema.
    Primero el análisis: todos tienen razón y no hay sólo 1 razón, quizás se cambian de orden.
    1- la falta de prioridad y compromiso de los políticos
    2- la falta de liderazgo
    3- por otro el desarrollo de la e en lugar de la b (back office)i y de la i (innovación)
    4- la dificultad en organizar y coordinar la Administración Central y las AAPP
    5- el desarrollo de servicio sin interés general (hay excepciones)
    6- la rigidez administrativa
    7- la escasa formación y el miedo.
    Cada una de estas razones se puede dividir en otras, pero como los mandamientos se resumen en dos:
    1- el compromiso: supone que no existan planes estratégicos a largo plazo sino lo suficiente para ponerse medallas en la legislatura y lo que implica a su vez que las iniciativas deban ser superficiales y visibles. El back office y la interoperabilidad como el archivo electrónico no se ven.
    No hace falta contar con profesionales para hacer ese trabajo… ergo se puede poner a cualquiera (si mediático mejor)
    2- la falta de liderazgo, (como intento de influencia para el logro de las metas. hay que tenr un líder con las características de líder que son, al menos 3:: pertenecer al grupo o que éste le consider sobresaliente, tener la autoridad para el liderazgo y buscar el bien común.
    Si el nombrado es ajeno al grupo y además no es sobresaliente ya tenemos el primer fallo: Será rechazado
    Si no tiene autoridad… (moral, organizativa, técnica…) le resultará difícil imponerse si desconoce cosas importantes, por tanto habra que conocer la organización, sus normas, su cultura, legislación, y tecnología. Segundo fallo, no basta con ocupar el puesto.
    Cada administración y Ministerio es muy dueña de su presupuesto y puede hacer sus planes. Hay que convencer y vencer. Como en todos los sitios hay chiringuitos, parcelitas de poder, corporativismos etc. Para convencer hay que tener un objetivo común con el cual todos ganen y gane también al sociedad. Tercer fallo pues ¿que se busca? el éxito político a costa de lo que sea, el propio, un puesto mejor o consolidar el nivel.
    Espero que el próximo post sea de las soluciones a las cuales creo que tampoco me voy a poder resistir. !lo siento!
    Mientras espero me compro una baba de caracol, por aquello de los beneficios.

  10. 02/03/2007 en 21:50

    ChicaGato, acabas de ganar el premio al mejor comentario del año.
    En cuanto al apartado de soluciones, delego en Iñaki, que se lo tiene más mirado. ¿Te animas, compañero?

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: