Archive

Posts Tagged ‘transparencia’

Entrevista a Esther Arizmendi en CNIS

pleno.pngEl 23-F me di un baño de multitudes en CNIS, el evento que, gracias al empeño de Miguel de Bas, ha asumido el papel que tenía Tecnimap en la socialización del conocimiento entre administraciones españolas. Además de un día de intenso networking, tenía una misión concreta en CNIS: entrevistar a María Esther Arizmendi, presidenta del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

Aunque ya tenía buenas referencias de la presidenta del Consejo, he de decir que me sorprendió favorablemente. La conversación fue franca, cercana y no se eludieron aspectos espinosos. Como bien dijo Esther, ella es una funcionaria desligada de la vida partidista que ahora ejerce de autoridad independiente dentro de los no muy anchos márgenes de lo que le permite la ley. Bravo por el esfuerzo.

Recomiendo el visionado del vídeo, y dejo aquí algunos titulares:

Leer más…

Hoja de ruta para avanzar en transparencia

08/11/2015 8 comentarios

La fecha del 9 de diciembre pende como una espada de Damocles sobre los responsables públicos: en ese día deberán cumplir la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno. Pero también podemos ver ese día como la rampa de lanzamiento del Gobierno Abierto, el punto de partida de un camino que queremos recorrer juntos las Administraciones públicas y la ciudadanía.

En Alorza.net estamos asesorando a algunas instituciones acerca de la ruta a seguir. De aquí al 9 de diciembre, el objetivo es modesto: cumplir con las obligaciones que señala la Ley. Una vez en paz con la obligación legal, se abre un escenario mucho más atractivo, al tiempo que desprovisto de señales claras acerca de por dónde ir. El siguiente grafo pretende dibujar esas marcas, para guía de caminantes.

Hoja de ruta transparencia

Leer más…

Transparencia y lucha contra la corrupción: dos asignaturas diferentes

06/02/2014 10 comentarios

Empecemos con una definición:

El Gobierno abierto se define como un compuesto de tres elementos -transparencia, participación y colaboración- que instaura una manera de gobernar más dialogante, con mayor equilibrio entre el poder de los gobiernos y de los gobernados, al tiempo que otorga a la ciudadanía un papel corresponsable. Los fines pretendidos son la mejora en la toma de decisiones y la implicación de los ciudadanos en la gestión de lo público, a través de un aumento del conocimiento y de la puesta en marcha de innovación pública.

Y nada más. No es posible, ni interesante, añadir aún más ambición a este ambicioso desafío. Debemos mostrarnos sumamente escépticos ante las proclamas de que la transparencia acabará con la corrupción, ya que no lo hará. Y, asimismo, conviene no mezclar los códigos éticos, pensados para prevenir la corrupción, con las medidas de fomento de la transparencia. Son asignaturas diferentes y su impartición conjunta no mueve más que a confusión.

La razón de esta melancólica afirmación yace en el hecho de que la corrupción y la probidad, pese a que conceptualmente sean dos extremos de una dimensión continua, en la práctica no se pueden abordar con las mismas herramientas. Las medidas a tomar para favorecer la probidad pública no son las mismas, ni parecidas, que las encaminadas a luchar contra la corrupción.

Leer más…

Modelo PICA: datos relevantes para la transparencia

10/04/2013 3 comentarios

Como la ginebra y la tónica, transparencia y open data son dos elementos que ganan cuando se combinan. Sin embargo, ni son lo mismo, ni aparecen juntos necesariamente. Open data sirve a varios objetivos: la transparencia es sólo uno de ellos.

Ya nos avisaban de esto Yu y Robinson en su artículo de 2012 “The New Ambiguity of Open Government“. En él proponen que distingamos entre distintos conjuntos de datos que liberan las Administraciones públicas, a lo largo de un continuo cuyos polos son “prestación de servicios” y “rendición de cuentas“. Esto es, una parte de los datos que se liberan puede ser muy útil para generar servicios mediante su reutilización, mientras que otra parte se enfoca al control social de lo público. Sólo esta última forma parte de la transparencia.

En un contexto de defícit de legitimidad y falta de confianza en la probidad de cargos públicos y representantes políticos, hay que extender esta clasificación, de manera que abarque tanto a personas como a instituciones. Es importante comprender esto, para saber, como ciudadanos, qué información debemos exigir para cumplir con unos mínimos criterios de transparencia.

Yo propongo un esquema muy sencillo, al que llamo “modelo PICA“, por las siglas y porque creo que es exigente; esto es, que pica:

Modelo PICA: open data y transparencia

Modelo PICA: open data y transparencia

¿Cómo hay que entender este cuadro?
Leer más…

Transparencia y apertura de datos

05/02/2013 7 comentarios

Mañana, 6 de febrero madrugaré para impartir una charla acerca de transparencia y apertura de datos, en el marco de la Jornada Open Data Aragón, que organiza el Gobierno de Aragón. Coincide este evento con la campaña por la transparencia en las organizaciones políticas que estamos organizando algunos. Por cierto, ya hemos sobrepasado las mil firmas y ¡aún puedes firmar si no lo has hecho!

Tal como están las cosas, me ha parecido que no podía volver a usar una presentación anterior y he preparado una enteramente nueva, que ofrezco a vuestra consideración.

Leer más…

Tres tipos de transparencia

28/03/2012 11 comentarios

Por fin le ha llegado la hora de la transparencia a España. La transparencia es asunto de actualidad, que, por primera vez, ocupa espacio importante en los medios de comunicación. Tenemos varias administraciones en trance de aprobar distinta normativa en esta materia, empezando por la Ley de Transparencia y Buen Gobierno que propone el Gobierno de España.

En este pequeño post quería recordar que hay tres tipos de transparencia. Los tres son importantes y complementarios. Conviene distinguirlos, para poder reclamar todos, y para entender la lógica con que funciona cada uno de ellos:

1. Transparencia activa: Se caracteriza como una obligación de la Administración a publicar la información. Desde mi punto de vista, debería plantearse como una rutina del trabajo administrativo. Esto es, todo lo que va produciendo la Administración debería ser visible, fácilmente localizable y expresado con claridad. El lugar de la transparencia activa es internet, donde la abundancia no estorba, aunque habrá que encontrar además otros canales para que llegue la información relevante a ambos lados de la brecha digital.

2. Transparencia pasiva: Se caracteriza como un derecho de la ciudadanía a recibir la información pública que solicite. Es el famoso derecho de acceso a la información pública del que la ciudadanía española carece, a diferencia de la inmensa mayoría de la ciudadanía europea. La transparencia pasiva es costosa, ya que implica una solicitud, un tratamiento de información y una entrega, caso a caso, y por eso es especialmente importante diseñar un procedimiento ligero y eficiente.

3. Transparencia colaborativa: Se caracteriza como una obligación de la Administración a publicar los datos crudos y como un derecho de la ciudadanía a procesarlos para producir nueva información. De esa manera, la Administración publica su rendición de cuentas, mientras que la ciudadanía puede llevar a cabo su propia evaluación, que puede no ser coincidente. Introduce, por tanto los conceptos de corresponsabilidad y de control ciudadano.

La Ley de transparencia

transparenciaCuando esta mañana he leído en El País que el Consejo de Ministros va a aprobar el próximo viernes, en la primera reunión tras sus vacaciones, el anteproyecto de Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública me ha parecido una buena noticia.

Por fin, España puede dejar de ser el único país de Europa con más de un millón de habitantes que todavía no tiene una Ley de acceso a la información. Se regulará, así, un derecho reconocido en los tratados internacionales y en la propia Constitución española (artículo 105 b).

Y se podrá cumplir, también, el Convenio del Consejo de Europa sobre el Acceso a los Documentos Públicos.

Siendo una buena noticia, sobre este anteproyecto de Ley se ciernen algunas sombras que César Calderón ha reflejado muy acertadamente en su blog. La primera de ellas, la paradoja de que una Ley de transparencia se haya tramitado de forma opaca y, a fecha de hoy, aun no se haya hecho público su contenido. Comparto, también, las restantes observaciones de César en el sentido de que la Administración debe ser transparente de forma proactiva (no sólo a demanda de los ciudadanos), que una Ley del siglo XXI tendría que contemplar el uso de las TICs para hacer efectiva la transparencia y que sería bueno aprovechar esta Ley para promover la apertura de los datos públicos. Pero mientras no conozcamos el texto tampoco tenemos muchos elementos de juicio para saber cómo se resuelven todas estas cuestiones en el anteproyecto de Ley.

Quién desee una información más completa puede acudir al blog de Juan Varela, que ha publicado hoy un artículo muy documentado y con numerosos enlaces sobre este tema.

Estaremos atentos a conocer la letra de este anteproyecto de Ley que puede ayudar a la implantción y al despliegue del Gobierno Abierto en el conjunto de las administraciones públicas del Estado.

Categorías:Normativa, Open Government Etiquetas: